Borrar
Freddie Mercury y Montserrat Caballé, juntos en 1988. R. C.
'Barcelona', el himno olímpico de Freddie Mercury y Montserrat Caballé, a subasta

'Barcelona', el himno olímpico de Freddie Mercury y Montserrat Caballé, a subasta

Con un precio estimado de casi 6.000 euros, Sotheby's pondrá a la venta el manuscrito de la canción junto a 1.500 objetos personales del legendario líder de Queen

Jueves, 24 de agosto 2023, 15:29

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Montserrat Caballé y Freddie Mercury hicieron historia gracias a su mutua admiración y cantando al alimón 'Barcelona', el himno de la cita olímpica en la capital catalana en 1992. Estrenado de forma oficial en 1988, cuatro años antes de los Juegos Olímpicos, 35 años después el manuscrito con la letra del tema saldrá a subasta el próximo 7 de septiembre, junto a 1.500 objetos personales del legendario cantante, compositor británico y líder de Queen, la no menos mítica banda de rock.

La casa de subastas Sotheby's pondrá a la venta el manuscrito con un precio estimado entre 3.000 y 5.000 libras esterlinas (de 3.500 a 5.800 euros), cifras que a buen seguro se multiplicará en una puja que ya está abierta por vía electrónica. Se subastará en la misma sesión en la que se pondrá a la venta una extensa colección de objetos y documentos personales de Freddie Mercury, fallecido en 1991, entre los que hay cartas autografiadas, trajes, discos, joyas o pinturas.

Partitura de 'Barcelona', manuscritos y otros objetos personales de Freddie Mercury

En el manuscrito original de 'Barcelona' figura la letra de la canción en inglés y en español. En el lote aparecen copias de una versión del tema con variaciones y manuscritos originales de los otros temas que formaron parte del álbum que grabaron la soprano catalana y el cantante británico. Sotheby's pone también a la venta algunos de los llamativos trajes que Mercury utilizó para la publicidad del álbum y los vestía en los conciertos, borradores de conocidas canciones que compuso para Queen o la famosa corona que llevó en la última gira de la banda en 1986.

Manuscrito de 'Barcelona'

Pasión por la ópera

Apasionado de la ópera desde su juventud, Mercury se enamoró aún más del género lírico en los últimos años de su vida, obsesionado con la voces de grandes divas como Maria Callas, Joan Sutherland y la propia Caballé. Durante la gira de 'A Kind of Magic' (1986), el cantante de Queen dijo en una entrevista en una televisión española que Caballé era dueña de la mejor voz del mundo «Tiene la mejor voz de todos los seres humanos vivos», aseguró Mercury según su biógrafa Lesley-Ann Jones.

Su gran y antigua admiración por la soprano barcelonesa había cristalizado en 1983 cuando la vio cantar 'Un baile de máscaras' de Verdi en la Royal Opera House de Londres. Mercury se juró entonces que tenía que unir su voz con la de la portentosa soprano. El equipo del cantante se puso en contacto con el representante de la española, su hermano Carlos Caballé, insistiendo en el deseo del rockero en colaborar con la soprano. Solo quedaba buscar la ocasión adecuada.

«Creo que Montserrat tiene una voz maravillosa, y en la televisión española se me ocurrió un día comentarlo [...] Lo siguiente que supe es que me llamó y me dijo: 'Hagamos algo juntos'. Yo estaba completamente estupefacto...», puede leerse en 'Freddie Mercury: Su vida contada por él mismo'.

El encuentro inicial entre Mercury y Caballé en Barcelona en marzo de 1987 pronto se convirtió en una amistad entre «mi Súper Diva» y «mi Número Uno». Durante una velada de vino y canciones en el Garden Lodge, Caballé le sugirió a Mercury que escribiera algunas canciones para una posible colaboración. El primer fruto fue 'Barcelona', una celebración triunfal de la amistad entre los cantantes y la capital catalana. «Freddie Mercury desarrolló el álbum con Michael Moran -dueño de la formación clásica necesaria- entre 1987 y 1988, con sesiones de grabación adaptadas al calendario de actuaciones de Caballé. La letra de 'The Golden Boy' fue escrita por Tim Rice. Mercury estaba muy orgulloso de su colaboración con la gran diva de la ópera», se lee en el libro memorialístico del cantante. Mercury fue un ávido coleccionista, pero desde su fallecimiento en noviembre de 1991 por complicaciones médicas relacionadas con el VIH, su patrimonio ha sido custodiado por su expareja e íntima amiga Mary Austin.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios