Borrar
Sofía, Nicolás, Flor y Francisco.
Siervos de sus satánicas majestades

Siervos de sus satánicas majestades

Miles de seguidores de Los Rolling Stones disfrutan del último show de los británicos en el Wanda Metropolitano de Madrid

Iker Cortés

Madrid

Miércoles, 1 de junio 2022

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Manda bemoles que en la primera aproximación a un concierto de Los Rolling Stones encontremos a un devoto de Los Beatles acercándose a las líneas 'enemigas', pero así es el rock, no distingue amigos, ni tampoco enemigos. Su nombre es Álvaro Tarifa, tiene 42 años, y lleva tres meses «quemando los discos» de sus satánicas majestades. Ojo, cosnfirma que lo suyo es ir a conciertos como si no hubiera un mañana, pero que este es el primero de los Stones. «A mí se me quedó la espinita la última vez que vinieron y pensaba que no los iba a ver, pero nos han dado esta última sorpresa», afirma. A su lado, asiente Adrián Herrero, de 42 años. Echan de menos a Charlie Watts, pero como dice Iván de Rosa, de 48 años, es «ley de vida».

Marisa Ramírez dice ser Miss Sixty, como el nombre de la gira de los Stones, y viene con Sheila Morales, de 33 años. Para Sheila es la primera vez que disfruta de un concierto de los Stones, para Marisa, la séptima. Las dos son de Córdoba. «Para mí es algo mítico, algo que hay que ver una vez en la vida. Es la emoción de la primera vez», dice Sheila. Para Marisa es «un reencuentro. Hace 31 años que los vi por primera vez». «Para mí -continúa- son la música de mi adolescencia y espero un reencuentro muy nostálgico». Y confirma que lleva años escuchando eso de que es el último concierto de los Stones, «desde el 91». «Van a morirse cantando, bailando y tocando porque es lo suyo», dice.

Emilio y Elena.
Emilio y Elena. I. C. R.

Emilio González García, de 60 años, se jacta de tener una camiseta distinta a la del resto de los presentes. Es verdad. Ha ido a cinco o seis conciertos por todo el mundo. «Es como hablar de cualquier inventor», dice, quien reconoce que Ron Wood es «un poco diablete». «Llevan diciendo que se acaba desde hace 40 años, pero te respondo cuando lo vea saltar», apuntala.

Echan las últimas bebidas Flor Arce, de 43 años; Francisco Platero, de 48, y sus hijos Sofía y Nicolás, de 21 y 14. Los cuatro vienen de Benidorm, aunque Flor es de Argentina y vio a los Stones cinco veces en su país. «Para mí -dice Sofía-, es toda mi vida porque es la banda favorita de mi madre y desde que tengo uso de razón sé que son un a leyenda y es increíble». Amén, Sofía, amén.

Sheila Morales y Miss Sixty.
Sheila Morales y Miss Sixty.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios