Borrar
Jordi Cruz, Samantha Vallejo-Nágera y Pepe Rodríguez, junto a los concursantes de esta edición. EP
«Pensábamos que Jesulín no iba a cocinar ni un pimiento»

«Pensábamos que Jesulín no iba a cocinar ni un pimiento»

Blanca Romero, Jorge Sanz, Eduardo Casanova, Tania Llasera y Toñi Moreno, entre otros, se enfrentarán hoy en la nueva entrega de 'MasterChef Celebrity'

Iker Cortés

Madrid

Jueves, 7 de septiembre 2023, 00:04

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Cuenta Jordi Cruz, con cierta sorna, que este año el escepticismo reinaba entre los miembros del jurado de 'MasterChef Celebrity'. «Pensábamos que Jesulín no iba a cocinar ni un pimiento, que Los Morancos iban a ser los graciosos... Terrorífico», admite. Sin embargo, los primeros minutos de la octava edición del 'talent-show' gastronómico, que comienza hoy en La 1 a las 22:35 horas, dieron al traste con los prejuicios. «Son muy buena gente, cero problemáticos, muy divertidos, encajan las críticas y son trabajadores. Además se han hecho muy buenos amigos», explica desde el Festval de Vitoria en el que ayer se presentó la nueva edición.

La relación de concursantes, como siempre, abruma. Junto a Jorge y César Cadaval, de Los Morancos, y al diestro Jesulín de Ubrique, participan en el espacio la esposa de Feliciano López, Sandra Gago; el director de cine Eduardo Casanova, las periodistas Toñi Moreno y Tania Llasera, los modelos Daniel Illescas y Palito Dominguín, hermana de Bimba Bosé; el jinete y concursante de realities Álvaro Escassi, y los actores Blanca Romero, Laura Londoño, Jorge Sanz, Miguel Diosdado y Genoveva Casanova, exesposa de Cayetano Martínez de Irujo.

Los quince famosos se enfrentarán al reto de conquistar el paladar de Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo-Nágera y Jordi Cruz en una edición en la que, dice el último, «nos hemos reído mucho. Es para disfrutarla porque ha quedado muy sana y muy bonita».

A su lado Vallejo-Nágera lo corrobora. «No es que haya habido otros castings más problemáticos, es que era eran menos divertidos», comenta. Y pone un ejemplo: «Hay veces que grabar programas se te hace pesado, pero este año no queríamos acabar, estábamos encantados».

Las 'celebrities' se enfrentarán a a las habituales pruebas del formato, como los robos, las batallas o seguir al chef, y a nuevos retos: preparar una auténtica masa de pizza utilizando la técnica italiana del boleo, replicar un plato típico de otro país haciendo 'match' con los ingredientes que forman parte de la cultura gastronómica de dicho lugar o enfrentarse a la centralita 'MasterChef', con unos telefonistas de lo más cómicos que tendrán las claves de las recetas a preparar. Y no faltará un bingo para cocinar con los ingredientes que estén en sus cartones.

En las pruebas de exteriores, 'MasterChef Celebrity' viajará por primera vez a Ceuta para cocinar en el Parque Marítimo del Mediterráneo. Además, los participantes prepararán un menú integrado por platos tradicionales del Siglo de Oro diseñado por el chef Carlos Maldonado en Puy Du Fou, en Toledo, y visitarán el palacio de los Marqueses de Luján para ofrecer un festín gastronómico al equipo de 'La promesa', la serie de La 1. También visitarán La Pérgola del Mediterráneo, el restaurante fundado por Antonio Banderas, con el actor de invitado.

El ganador recibirá un premio de 75.000 euros, que destinará a una causa solidaria. Además, tanto el primer como el segundo clasificado disfrutarán de un curso de cocina en el Basque Culinary Center de San Sebastián. Mientras tanto, en el transcurso del concurso, los espectadores irán adentrándose en la personalidad de los concursantes. «Es sencillo poner etiquetas, pero lo bonito que tiene 'MasterChef' es que desnuda mucho a la gente y muestra cómo son realmente las personas y sirve para conocerlos de forma más abierta», apunta Cruz.

En esta ocasión, todos parecen habérselo tomado en serio. «Ni el mismísimo Jorge Sanz ha venido de paseo. Aquí no se puede escurrir el bulto», dice Pepe Rodríguez, consciente de la fama que le precede al actor. «Es que el que viene de paseo nos dura tres minutos», contesta Cruz.

Dos meses remunerados

Entre las curiosidades de esta edición está la preparación a la que se ha sometido Jesulín. «Todos se han arruinado con sus clases de cocina -cuenta Vallejo-Nágera-, pero Jesulín se fue dos meses a trabajar con nómina a un restaurante». «Pero a currar, ¿eh? A fregar platos y lo que hiciera falta», confirma Jordi que reconoce que, antes de tener un bebé, grabar 'MasterChef' le parecía «durísimo». «Ahora me parece un paseo por las nubes», dice entre risas.

Las mismas risas que provocó el beso que la actriz Anabel Alonso plantó a Cruz en uno de los programas y que estos días se ha viralizado a raíz del «piquito» de Luis Rubiales a Jenni Hermoso. «Se ha hablado demasiado del beso de Anabel y poco del que me dio Tamara (Falcó)», advierte divertido Cruz. «¿Ese era deseado?», le pregunta Vallejo-Nágera. «A mí no me pidió permiso Tamara», sigue la broma Cruz. «¿Y no lo has denunciado?», inquiere con ironía Pepe.

Preguntados por cuánto hay de guión y cuánto de espontaneidad en casos como ese, Rodríguez responde que «es imposible guionizar a Anabel». «Eso lo hacemos porque lo estamos pasando bien, nos queremos divertir y lo hacemos de cachondeo y con cariño», explica Cruz. «Eh -dice entonces Rodríguez-, tenemos miedo por esta temporada porque nos hemos dado cien mil picos... Con la que ha caído. Ni hecho aposta. La que nos va a caer». De hecho en esta temporada «Jesulín estaba muy besucón», adelanta Cruz, mientras Vallejo-Nágera bromea con que «quieren llamar a Rubiales para el año que viene». Finalmente Cruz zanja la polémica dejando claro que la imagen de Rubiales y la de Anabel no son comparables. «No se puede mezclar un momento de entretenimiento y de pasarlo bien, donde surgen estas cosas, con lo otro. No tiene nada que ver, aunque estéticamente lo parezca».

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios