Borrar
Lorenzo Milá vuelve a ver la entrevista que hizo a George Bush en 2004. R.C.
TVE saca del cajón una entrevista inédita a George Bush tras el 11-M

TVE saca del cajón una entrevista inédita a George Bush tras el 11-M

El 'Telediario' emite la conversación que mantuvo Lorenzo Milá con el expresidente de EE UU y explica por qué no se emitió íntegramente

J. Moreno

Martes, 5 de marzo 2024, 00:32

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Un día después del 11 de marzo de 2004, tras el mayor atentado terrorista ocurrido en España, la Casa Blanca, en un gesto sin precedentes, contactó con la corresponsalía de RTVE en Estados Unidos para concertar una entrevista exclusiva. El entonces presidente norteamericano George W. Bush, junto a la primera dama, Laura Bush, quería transmitir al pueblo español sus condolencias y una advertencia a los terroristas. La conversación se grabó además en la Embajada de España en Washington, lo que se consideró entonces un éxito diplomático de primer orden, ante una excepcionalidad nunca antes vista en un mandatario de la primera potencia mundial. Sin embargo, aquellas declaraciones no se ofrecieron íntegramente en los servicios informativos de la cadena pública. El mensaje se perdió.

Dos décadas después RTVE recupera aquella entrevista con el testimonio del periodista Lorenzo Milá, entonces corresponsal en la capital estadounidense, y el exembajador de España en Estados Unidos (2000-2004), Javier Rupérez, en la que explican cómo se fraguó la cita y se intenta dar explicación a uno de los casos más polémicos de desinformación en la historia de la radiotelevisión pública y el periodismo español. ¿Cómo es posible que las declaraciones exclusivas de Bush para España no tuvieran el hueco en los informativos de TVE que la ocasión informativa merece? ¿Por qué nunca llegó a emitirse íntegramente?

«No he vuelto a verla. Ni siquiera sabía que estaba en el archivo. Y está. Aquello fue muy 'heavy' y alucinante», recuerda Lorenzo Milá en este reportaje especial, que se emitirá este martes a las 21:25 horas dentro de la segunda edición del 'Telediario' (la entrevista está ya disponible en RTVE Play), donde vuelve a ver unas imágenes de las que nunca más supo. Cuenta el periodista que la petición llegó desde la Casa Blanca y enseguida se trasladaron a la Embajada española. Entre los nervios del momento, al excorresponsal se le olvidó ponerse una corbata, que se la dejó después el propio embajador. Comenzó una entrevista en la que, según rememora, no hubo ninguna condición: «Me pusieron una silla y me dijeron: tienes estos minutos, haz lo que te dé la gana. Nunca nadie me dijo qué tenía que preguntar».

Mientras que en España el Gobierno de José María Aznar insistía en ETA como la autora de los atentados de Madrid, la prensa internacional ya ponía el foco en Al Qaeda. La contundencia de Bush en la entrevista lo dejaba ver entre líneas. «El pueblo de España se negará a ser intimidado. No va a permitir que asesinos de sangre fría intimiden al país. Estas personas matan porque odian la libertad y lo que representa España», afirmó el presidente estadounidense.

Cuestionado por el propio Milá por la autoría del atentado, Bush aseguró: «La gente no debería especular ahora quién lo hizo. Va a llevar un tiempo. Fueron atentados muy coordinados y va a hacer falta un buen trabajo forense para conocer los hechos». Fuera de cámaras, el embajador Rupérez cuenta que Bush le comentó que sus servicios de Inteligencia apuntaban a que los responsables del 11-M eran otros y no ETA, tal y como sostenía la versión oficial del Gobierno. Él comunicó inmediatamente esta información a Moncloa.

Extrañeza de la Casa Blanca

Tras la grabación de la entrevista, los informativos de TVE dirigidos por Alfredo Urdaci pidieron a Milá una versión de la misma para el 'Telediario 2'. Sin embargo, desde la Administración estadounidense se quejaron de que no se había emitido. Entonces la transcripción de la conversación se publicó en la web de la Casa Blanca. En aquellas jornadas, la cadena pública fue acusada de manipulación y de hacer un exagerado seguidismo a la versión oficial del Gobierno de Aznar, pese a que ya había fuentes policiales y medios extranjeros que apuntaban hacia el terrorismo yihadista.

«Éramos conscientes de la que se estaba liando en España. La versión del islamismo radical iba creciendo contra el enrocamiento cada vez más evidente del Gobierno. En ese contexto, ser amigo de Bush, que asociaba esto a Irak, no les gustaba», explica el periodista de TVE. La no emisión de la entrevista también molestó al embajador. «Era insólito. Una entrevista, que es rarísima en cualquier tipo de contexto, contiene una manifestación de afecto al pueblo español verdaderamente emocionante. ¿Cómo es posible que no se haya emitido?», cuestiona el diplomático.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios