Borrar
Ben McLemore salta por encima de Shaquille O'Neal en un concurso de mates de la NBA. NBA.com
McLemore, el matador bendecido por Shaquille O'Neal que se enfrenta a 20 años de cárcel por violación

McLemore, el matador bendecido por Shaquille O'Neal que se enfrenta a 20 años de cárcel por violación

El escolta del Rio Breogán de la ACB, ex compañero de estrellas como James Harden o LeBron James, niega las acusaciones que pesan sobre él y el club gallego lo mantiene en su plantilla

Isaac Asenjo

Madrid

Viernes, 12 de abril 2024, 12:20

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Una década atrás la leyenda de la NBA Shaquille O'Neal le colocó una corona antes de ver cómo le saltaba por encima un novato en el concurso de mates de la considerada mejor competición del mundo. Ben McLemore (Misuri, Estados Unidos, 1993) aterrizó en Lugo a finales de diciembre para incorporarse a las filas del Rio Breogán, que actualmente ocupa el decimoquinto puesto de la Liga Endesa ACB.

Con más de quinientos partidos a sus espaldas, el escolta de 1,91 metros de altura se erigió nada más llegar en la estrella del conjunto gallego, en donde cuentas con unos promedios de 13,7 puntos, 2,8 rebotes y 1,5 asistencias por duelo. Vital para que el cuadro lucence permanezca un año más en la principal liga de baloncesto profesional de nuestro país, al que se le han torcido las cosas tras un viaje del jugador que ha opacado sus grandes actuaciones en el parquet.

McLemore se fue a su país con permiso de la entidad a la que rodea una muralla que es Patrimonio de la Humanidad y terminó detenido en el estado federal de Oregón por violación y diversos delitos sexuales. Los hechos por los que se acusa al deportista, que podrían llevar al jugador a ser condenado a hasta 20 años de prisión ocurrieron en 2022, cuando formaba parte de los Portland Trail Blazers, en una fiesta en casa de un compañero de equipo. Tras declarar por vía telemática ante la jueza, en una causa en la que también han comparecido otros integrantes de aquella plantilla, quedó en libertad a cambio del pago de una fianza de cerca de 50.000 euros - el 10% del medio millón en el que está fijada - y que le permitirá viajar de regreso a España. Debe volver a presentarse ante la justicia estadounidense el próximo 1 de julio.

«La verdad saldrá a la luz y mi nombre quedará limpio», dijo el jugador a través de un comunicado en el que negó las acusaciones que pesan sobre él y asegura que colaboró durante todo el proceso. «No me acusan de usar fuerza física para violar a alguien. Más bien, se me acusa de participar en actividades sexuales con alguien que ahora afirma que no dio su consentimiento», apunta.

El Breogán mientras tanto se toma su tiempo para decidir sobre el futuro de un jugador que se codeó con los mejores jugadores del planeta y que puede ver cómo termina su carrera por cuestiones extradeportivas. Escolta con gran capacidad anotadora, buen tirador atlético y rápido en la cancha, fue elegido siete del Draft por los Sacramento Kings en 2013, primera parada de las varias que hizo en la mejor liga del planeta, y en la que pasó por equipos como Memphis Grizzlies, Houston Rockets, Portland Trail Blazers o Los Angeles Lakers. Damian Lillard, Anthony Davis, James Harden o LeBron James son algunos de los 208 compañeros que tuvo en sus nueve campañas en la NBA, competición que abandonó para viajar a China y posteriormente recalar en Grecia, antes de su llegada a Galicia.

El club de baloncesto lucense asegura estar «a la espera» de recibir la información legal «detallada» por parte de los representantes del alero norteamericano, antes de realizar «cualquier juicio de valor con garantías». Desde el Breogán expresan su «más enérgica condena» frente a los actos de violencia de cualquier tipo y, aunque «siempre» respetan la presunción de inocencia, muestran su «compromiso con la prevención, educación y sanción de estas conductas inaceptables».

Recientemente el estadounidense ya se vio obligado a pedir perdón a los aficionados del Río Breogán después de ser denunciado por conducir ebrio y enfrentarse a los agentes de la Policía Local de Lugo. «He cometido un error del que no me siento orgulloso. Ahora, más que nunca, mi deseo es seguir ayudando a mis compañeros y al club», aseguró en un comunicado. El jugador fue denunciado por los agentes por conducir su vehículo con «evidentes síntomas de embriaguez», negarse a realizar la prueba de alcoholemia y mostrar una actitud agresiva con los agentes, según el acta policial.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios