Borrar
Ricky Rubio, de vuelta al Barça doce años después

Ricky Rubio, de vuelta al Barça doce años después

El jugador, que se apartó de la competición de élite hace siete meses para cuidar su salud mental, es dado de alta por el club azulgrana y podrá disputar la Euroliga

Isaac Asenjo

Madrid

Martes, 6 de febrero 2024, 19:05

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

En un movimiento que recuerda al que hiciera con Pau Gasol en 2021, el Barcelona dio de alta a Ricky Rubio con un contrato para lo que resta de temporada y según anunció oficialmente, inscribió al jugador en la Euroliga, competición que cierra el mercado de fichajes hoy. De ahí la necesidad de acelerar los trámites para, al menos, tener esa vía abierta a corto o medio plazo. Sus sensaciones marcarán los siguientes pasos a seguir por el base catalán, y el club azulgrana esperará su decisión respetando los tiempos que marque el jugador, alejado de la competición de élite el pasado verano por decisión propia para cuidar la salud mental y recuperar su bienestar.

A nadie se le escapaba que después de verse «con ganas y fuerzas» para volver a entrenar y pedir al Barça, equipo del que fue jugador entre 2009 y 2011, poder volver a pisar con ellos un parqué y vestirse de corto, el jugador podría incorporarse al conjunto que dirige desde el banquillo Roger Grimau, compañero y capitán en su etapa blaugrana. Se une así a un grupo que se encuentra en plena renovación, tercero en la Liga Endesa y segundo en la Euroliga tras el Real Madrid.

Algo similar le ocurrió a Pau Gasol en 2021, al que el Barça fichó a tiempo para participar en la máxima competición continental 20 años después de que el pívot se marchara a la NBA, cuando éste optó por terminar en la Ciudad Condal un complicado proceso de recuperación física. Otra similitud entre ambos es el regreso al Viejo Continente en año olímpico. El de Sant Boi acabó participando en los Juegos de Tokio, donde España quedó fuera de la lucha por las medallas tras ser apeada en cuartos por Estados Unidos. Sergio Scariolo, seleccionador español de baloncesto, bendeciría su regreso para estar en París el próximo verano. Si todo va bien podría reclutarle para el Preolímpico que disputará España del 2 al 7 de julio en Valencia.

712 partidos y doce años después de su aterrizaje en la NBA, el jugador dio por cerrada su etapa en la mejor liga de baloncesto del mundo a principios de año con un comunicado en el que se vislumbraba el duro proceso por el que estaba pasando el base catalán, que ya se sumió en una profunda depresión tras la pérdida en 2016 de su madre, Tona, por un cáncer, y que el pasado verano decidió abandonar la concentración de la selección española previa al Mundial para alejarse de la competición de élite.

El jugador vuelve a disfrutar desde el pasado 30 de enero de las canchas de baloncesto tras el adiós a su aventura americana con los Cleveland Cavaliers, después de haber pasado previamente por Minnesota Timberwolves, franquicia que lo eligió en el quinto puesto del draft de 2009, Utah Jazz y Phoenix Suns. Siete meses después de detener su carrera para cuidar su salud mental, el base del Masnou, que no disputa un partido desde el 23 de abril, puede dar otro paso más en su recuperación tras un largo proceso de terapia, reflexión y vida en familia.

Un palmarés envidiable

El base, formado en las categorías inferiores del Joventut y que hizo su debut con la Penya en la ACB a los 14 años, disputó 140 partidos oficiales con el Barça (84 de ACB, 42 de Euroliga, 6 de Copa del Rey, 4 de Supercopa y 4 de Liga Catalana). Con la selección española ha disputado 157 encuentros y celebrado siete medallas: dos oros europeos y uno mundial, una plata olímpica en 2008 y dos bronces europeos y otro olímpico, en 2012, además de un gran número de distinciones individuales.

Tras confesar en una carta en sus redes sociales los duros momentos que le obligaron a parar, el deportista regresa a la cancha con optimismo al grito de 'Nankurunaisa', una palabra japonesa con una larga definición que refleja el actual estado de ánimo del base: «Nunca olvides quién eres y vive por hoy y por el mañana. Que jamás se te olvide sonreír y, por terrible que haya sido tu día, recuerda que el próximo sol te recibirá con una gran sonrisa. Tú haz lo mismo».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios