Borrar
Juan Martín del Boca, entrenador del BM Salamanca, en las calles de Buenos Aires durante la celebración del Mundial. FOTOS Y VÍDEO CEDIDOS POR JUAN MARTÍN DEL BOCA
Fútbol - Mundial de Qatar

La celebración más salmantina en Buenos Aires del Mundial de la Argentina de Messi

Juan Martín del Boca, entrenador argentino del BM Ciudad de Salamanca, regresó este lunes a su país y pudo presenciar en directo el recibimiento a los recientes campeones del mundo

Juanjo González

Salamanca

Jueves, 22 de diciembre 2022, 17:31

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

¿Se imaginan ser argentino, residir en Salamanca por motivos profesionales y poder acudir y vivir en directo la celebración de la selección de su país de fútbol como campeona del mundo en Buenos Aires? Pues todo ello le ha sucedido al entrenador del Congesa XXI BM Ciudad de Salamanca. Es Juan Martín del Boca, técnico argentino que llegó en 2021 con 34 años a Salamanca para dirigir al equipo charro de la Primera División Nacional.

Decidió dar el salto a Europa para hacerse un hueco en el balonmano: «Hay mucha diferencia, se nota que aquí hay un trabajo profesional. En Argentina faltan recursos para todo lamentablemente y eso nos hace estar en desventaja, por eso jugadores y técnicos venimos a España. Nuestra escuela es española», dijo en El Norte de Castilla al poco de tomar las riendas del BM Ciudad de Salamanca.

Juan Martín Manuel Del Boca tenía ya programado viajar a su tierra para ver a la familia estas Navidades. Le apasiona el fútbol, es hincha «desde que nací», asegura, de San Lorenzo de Almagro. Su deporte es el balonmano pero como todo 'buen' argentino, el fútbol es su pasión. Nadie como un argentino siente tanto el fútbol. Eso dicen ellos... y seguramente sea cierto. Para muchos futboleros Messi ya se ha puesto al menos a la altura del gran Diego o incluso le ha superado. Para el técnico del BM Salamanca, todavía no. Quizá nunca le alcance. Para Del Boca es el personaje de Maradona el que se lleva la palma en este sentido. Como El Pelusa, ninguno.

Pero antes de viajar a su país, acudió el domingo a Madrid para presenciar la gran final ante Francia junto a muchos de sus compatriotas de la capital. «La final del Mundial la pude ver en Madrid en la Sala Cats, que se cerró para todos los argentinos, pagamos una entrada y se agotaron en media hora. Fue una locura, espectacular vivirlo todos juntos en España», explica el técnico del Congesa XXI BM Ciudad de Salamanca: «Luego ya me vine para Argentina el lunes por la mañana, unas horas antes de que llegaran los jugadores».

Así estaban las calles de Buenos Aires a la llegada de la selección de Argentina y, a la derecha, Juan Martín del Boca junto al Obelisco, monumento histórico de 67,5 metros de altura, considerado un ícono de la Ciudad de Buenos Aires.
Imagen principal - Así estaban las calles de Buenos Aires a la llegada de la selección de Argentina y, a la derecha, Juan Martín del Boca junto al Obelisco, monumento histórico de 67,5 metros de altura, considerado un ícono de la Ciudad de Buenos Aires.
Imagen secundaria 1 - Así estaban las calles de Buenos Aires a la llegada de la selección de Argentina y, a la derecha, Juan Martín del Boca junto al Obelisco, monumento histórico de 67,5 metros de altura, considerado un ícono de la Ciudad de Buenos Aires.
Imagen secundaria 2 - Así estaban las calles de Buenos Aires a la llegada de la selección de Argentina y, a la derecha, Juan Martín del Boca junto al Obelisco, monumento histórico de 67,5 metros de altura, considerado un ícono de la Ciudad de Buenos Aires.

El entrenador del BM Salamanca llegó a tiempo a Buenos Aires para ver in situ la celebración del ansiado título mundialista de la Argentina de Messi por las calles de la capital, calles abarrotadas con hasta cinco millones de argentinos invadiendo todos los rincones que obligaron a hacer más corta de lo esperado la celebración de los campeones. «Este Mundial ha sido una locura, diferente a los demás, en primer lugar porque no estoy en mi país y los sentimientos se exacerban. Lo he vivido de otra manera, más enfervorizado, diferente... tanto mi pareja como yo somos los únicos que podemos festejar juntos y ha sido muy especial más allá de que he podido compartirlo con mis jugadores del BM Salamanca o con gente de la directiva con la que he hecho una relación a lo largo de este tiempo. Ha sido una experiencia muy especial», apunta Juan Martín del Boca a Salamancahoy.

Messi-Maradona

«Ganar este Mundial es algo que Messi tenía súper merecido. Todos los argentinos deseábamos que se le concediera este torneo. En este equipo de la selección se ve reflejado lo que es el pueblo argentino. Creo que no había sucedido antes, ni siquiera en 2014 y es lo que ha hecho que tanta gente salga a la calle, que se festeje no solo en Argentina sino en todo el mundo. Creo que la figura de Messi es la que ha hecho que el Mundial sea tan especial, que sea como esa final que necesitaban todos los argentinos a través de la figura de Messi para cerrar una historia de amor, por decirlo de alguna manera, una leyenda. Todos teníamos en la cabeza la imagen de Maradona en el 86 y ahora la buscábamos con Messi», argumenta el preparador del conjunto salmantino.

Eso sí, de lo que no hay duda para él es quién se impone el debate mundial sobre la comparación entre Messi y Maradona, los dos genios del fútbol nacidos en su patria. «Es muy especial ese debate. Y sobre todo decirlo hoy. En lo que a mí respecta, yo a Diego lo viví poco, casi en el final de su carrera. Mi familia y amigos son futboleros sí y lo han podido vivir más. El 'personaje Maradona' ha sido increíble, un personaje entrañable con sus controversias sobre todo a nivel de su vida personal. He tenido la posibilidad de estar en los últimos años en lugares del mundo 'extraños', digamos así, y lo primero que conocían de Argentina era Maradona. Si preguntas en cualquier lugar del mundo la Argentina es Maradona y ahora también es Messi. Para nosotros el fútbol es muy importante, es nuestra pasión, nuestro ADN. Messi y Maradona jugaron en dos épocas diferentes, cuentan con personalidades totalmente diferentes. Con la final del domingo Messi se ha puesto no sé si a la altura de Maradona (duda). El personaje de Maradona es muy difícil de explicar con palabras... yo siempre digo que Messi es el mejor de los humanos y Maradona es el mejor de los dioses».

Su pasión por el fútbol le viene al entrenador del BM Salamanca desde 'chico' como dicen los argentinos. «Soy hincha del club Atlético San Lorenzo de Almagro. Desde que nací. Es el club del Papa Francisco, por ejemplo. Una de la cosas, quizá la cosa que más extraño de Argentina cuando estoy en España es estar en la cancha de San Lorenzo, ir a alentar a San Lorenzo... Sigo los partidos a diario, la información gracias a las redes sociales y eso me hace sentir un poco más cerca de la Argentina. Formó parte De la Peña de Madrid de San Lorenzo. Es un equipo muy especial allí. No es ni Boca ni River. Gracias a Dios no somos ellos y eso es lo que nos hace muy diferentes a cómo vivimos el fútbol. Es la hinchada más ingeniosa de Argentina, reconocida por todos y muchas de las canciones que tiene la selección son de esta hinchada», relata Juan Martín, que añade sobre la importancia del fútbol en su vida que «es algo que vivo muy apasionado. De las experiencias más locas en las que he estado fue ver en Marrakech el Mundial de clubes de 2014 contra el Real Madrid con San Lorenzo. Perdimos por una diferencia de calidad es enorme y de poderío. Pero ha sido increíble poder estar ahí y jugar contra esos jugadores. Ganar la primera y única Libertadores que tenemos en el 2014, una final que vi en el estadio junto a mi padre también fue increíble. También pude estar en la cancha en el primer título internacional en el 2001 y 2002, en títulos nacionales... lo he seguido por muchos estadios hasta que me vine a vivir a España. Es una de las cosas que más extraño», concluye Juan Martín del Boca, que estos días vivirá en Argentina con los suyos unas horas muy especiales. Tanto por reencontrarse con sus familiares y, cómo no, por poder vivir en primera persona cómo se celebra un Mundial de fútbol con Messi de cuerpo presente maravillando al mundo a sus 35 años y con Maradona imborrable en la mente de todos. Dos genios y un mismo balón que les une para siempre.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios