Borrar
Thibaut Courtois, durante el Mundial de Catar. Chandan Khanna (Afp)
Courtois se baja de la Eurocopa
Alemania 2024

Courtois se baja de la Eurocopa

El cancerbero belga del Real Madrid renuncia a disputar el gran torneo continental del próximo verano para recuperarse al cien por cien de la rotura del cruzado que sufrió en agosto

Óscar Bellot

Madrid

Martes, 19 de diciembre 2023, 16:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Thibaut Courtois quiere ser cauto con el proceso de rehabilitación que está llevando a cabo después de que el pasado mes de agosto sufriese una rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda mientras preparaba el inicio de la presente campaña. De ahí que el cancerbero del Real Madrid haya anunciado en una entrevista con el medio belga Sporza su decisión de no acudir a la Eurocopa de Alemania, que se disputará entre el 14 de junio y el 14 de julio del próximo año.

«Debido a la lesión, para mí no habrá ningún Campeonato de Europa. Primero tengo que recuperar el cien por cien completo y luego mejor no ponerle fecha. Si tengo suerte, puedo jugar otro partido en mayo. Pero nunca puedes estar cien por cien preparado para un gran torneo», ha señalado el guardameta de Bree, una pieza fundamental en los últimos años para los diablos rojos.

Courtois se lesionó el pasado 10 de agosto mientras entrenaba en la Ciudad Deportiva de Valdebebas. Desde entonces, lleva a cabo un complicado proceso de recuperación que le mantendrá en el dique seco previsiblemente durante todo lo que queda de campaña. Para el arquero, es fundamental no marcarse plazos ni precipitar su vuelta. Por ello, ha optado por renunciar al Europeo, pese a que sus sensaciones son positivas. «Todo va según lo planeado, incluso un poco mejor de lo esperado. Por ejemplo, normalmente solo podría empezar a caminar a los cuatro meses, pero ya llevo una semana haciéndolo. Desde la operación no he tenido ningún contratiempo», comenta a Sporza.

Enfrentamiento con Tedesco

Su baja, aunque predecible, supone un duro golpe para Domenico Tedesco, quien tomó el testigo del español Roberto Martínez tras el fiasco de Bélgica en el Mundial de Catar y con el que Courtois mantiene una relación distante. El motivo no es otro que una discusión que sostuvo con el técnico italo-germano en vísperas del duelo que midió a Bélgica con Estonia el pasado mes de junio, valedero dentro de la fase de clasificación para la Eurocopa.

De acuerdo con el relato que efectuó la prensa belga, Courtois se enfadó después de que Tedesco no le entregase el brazalete de capitán para el partido que los diablos rojos disputaron contra Austria y trasladó al seleccionador que no estaba en condiciones de enfrentarse a Estonia. «Juntos decidimos que Romelu (Lukaku) sería el capitán contra Austria y Thibaut mañana contra Estonia. Eso estuvo bien para todos, pero después del partido (ante Austria) de repente quiso hablar conmigo y dijo que se iba a casa porque estaba decepcionado y se sintió ofendido», explicó Tedesco.

El entorno de Courtois argumentó que el de Bree sufría molestias, pero Tedesco salió al paso en rueda de prensa. «Desearía poder decir que es una lesión, como ha dicho su padre, pero no puedo mentir. Realmente no puedo hacer eso. Tuvo algunos problemas después del partido, pero eran los mismos que antes del partido contra Austria. Efectivamente, necesitaba tratamiento en la rodilla, pero el médico le había dado luz verde. Siempre trato de proteger a los jugadores, pero aquí es imposible», arguyó.

Meses después de aquel desencuentro, Courtois pide perdón por su comportamiento. «Me gustaría disculparme por eso. Fue una decisión equivocada marcharse después del partido contra Austria. Me gustaría pedir disculpas al equipo y especialmente a la afición», señala. Con todo, está lejos de hacer las paces con Tedesco y con ciertos compañeros que le afearon la conducta en público, caso de Yannick Carrasco. «Quiero dejar claro que no tuvo nada que ver con la capitanía. Toda la historia tiene muchos más matices que eso. Muchos hablaron de tener su minuto de gloria, pero pocos estaban interesados en mi versión de la historia», manifiesta Courtois.

«El sábado del partido, unas horas antes del inicio, Tedesco nos llamó a Lukaku y a mí. Cuando dijo que Romelu era capitán contra Austria y yo era capitán contra Estonia el martes, algo se rompió dentro de mí. Ya no funcionó. El hecho de que ya no sentía el aprecio de la federación ni del entrenador hizo que algo explotara dentro de mí», explica el arquero. «En realidad, Tedesco me explicó en siete versiones diferentes por qué Romelu era capitán. Cada vez fue diferente», continúa Courtois, reprochando a Tedesco que le pusiese a los pies de los caballos.

«El entrenador no hizo ningún esfuerzo por encontrar una solución, simplemente dijo que le contaría todo a la prensa. Quería presionarme para que no me fuera y amenazarme. Eso simplemente no es posible, porque fue una conversación privada. Hubo un abuso de confianza entre el jugador y el entrenador», recalca. Miembro de la generación dorada del fútbol belga y 102 veces internacional con los diablos rojos, Courtois no renuncia a seguir defendiendo los colores de su patria, pero la relación con Tedesco parece muerta.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios