Borrar
Pedri celebra el segundo de sus dos goles a Irlanda del Norte. AFP
Pedri vuelve a escena para ilusionar a España
Amistoso

Pedri vuelve a escena para ilusionar a España

El bigoleador canario, Morata y los desequilibrantes Nico y Lamine lideran una reacción notable tras un inicio inquietante ante la limitada Irlanda del Norte

Ignacio Tylko

Madrid

Sábado, 8 de junio 2024, 23:32

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Más allá de un inicio inquietante y de ciertos desajustes defensivos pensando en la Eurocopa que asoma, España completó un amistoso feliz ante la fogosa Irlanda del Norte por varias razones. Las de más peso, su capacidad para sobreponerse en un pispás al gol encajado al comienzo, su peligro permanente por las bandas gracias al desequilibrio de Nico y Lamine, su rapidez en las combinaciones, alejadas del toque insulso, y una pegada notable. Mención especial para el bigoleador Pedri, un soplo de aire fresco, y dichoso Morata al reencontrarse con ese remate de cabeza privilegiado.

A diferencia del ensayo gaseoso ante los vecinos andorranos, esta vez De la Fuente probó con un elenco mucho más reconocible. Solo repitieron precisamente Pedri y Morata, todo un acierto porque ambos están necesitados de minutos y goles como los que sellaron para reconocerse y recuperar la autoestima. De medio del campo hacia adelante, podrían ser los elegidos para el estreno ante Croacia, el próximo sábado en Berlín.

España

Unai Simón, Navas (Carvajal, min. 46), Le Normand, Nacho (Laporte, min. 53), Cucurella (Grimaldo, min. 46), Rodri, Pedri (Merino, min. 61), Fabián, Nico Williams, Lamine Yamal (Joselu, min, 72) y Morata (Oyarzabal, min 53).

5

-

1

Irlanda del Norte

Peacock-Farrell, Hume (Spencer, min. 78), Ballard, Evans, Toal (Thompson, min. 46), Reid (Taylor, min. 66), Lewis, Bradley (McCausland, min. 66) Charles, Price (McMenamin, min. 83) y Boyd Munce (Evans, min. 46).

  • Goles: 0-1: min. 2, Ballard. 1-1: min. 12, Pedri. 2-1: min. 18, Morata. 3-1: min. 29, Pedri. 4-1: min. 35, Fabián. 5-1: min. 60, Oyarzabal.

  • Árbitro: Bastien Dechepy (Francia). Amarilla a Le Normand, Thompson, Price.

  • Incidencias: Partido amistoso de preparación para la Eurocopa 2024 disputado en Son Moix, lejos del lleno pero con unos 1.000 norirlandeses.

Ojo porque tampoco conviene sacar pecho. Para nada. Se trataba de un rival tan abnegado como rudimientario, con una técnica deficiente, ubicado en el puesto 73 del escalafón FIFA y con la mayor parte de sus jugadores procedentes de la segunda y tercera categorías en Inglaterra. Un adversario que completó una pobre clasificación para la Eurocopa al quedar penúltimo en un grupo, solo por delante de San Marino y detrás de Kazajistán. Es cierto que fue capaz de derrotar a Dinamarca (2-0), pero fue en la última jornada, con los escandinavos ya clasificados para el torneo continental. Lejos de sus irreductibles, sabido es que todos los británicos reducen sus prestaciones.

Tras los himnos, que en Palma sí sonaron, la riña no pudo empezar peor para los españoles, sorprendidos por una presión alta de sus animosos oponentes. Recién cumplido el primer minuto, Daniel Ballard, esforzado militante del Sunderland, sacó los colores a la destensada zaga local en una acción estrategia. Enorme espacio entre Nacho y Le Normand y todos mirándose. Instantes después, amarilla a Le Normand por medir mal y otra pérdida de balón que anticipó un centro pasado que no blocó Unai Simón.

Sobrevolaron por unos instantes algunos recuerdos deprimentes ante los norirlandeses, aquel ridículo de Belfast (3-2) tras el Mundial de Alemania 2006. Allí, en las faldas de la colina que inspiró la novela de Jonathan Swift, 'Los viajes de Gulliver', la España de Luis Aragonés tocó fondo. Ese cita, con asombroso triplete de un tal David Healy, obligó a tomar medidas al Sabio de Hortaleza para despegar hacia el período histórico y anticipó el final de Raúl González Blanco.

Respuesta fulgurante

De vuelta al presente, el tanto encajado provocó una fulgurante respuesta de España con grandes goles, anotados por los dos hombres que todos querían. Pedri marcó su primer tanto con la absoluta de tiro lejano y luego Morata aprovechó un centro enorme de Navas para rematar junto al palo como él sabe, pero en los últimos meses no acostumbraba. Con 35 goles, ya iguala el madrileño a David Silva como quinto máximo artillero de la selección.

Al filo de la media hora, combinación rápida, profunda y al primer toque entre Cucurella, Nico y Pedri, definida por el canario del Barça. España ya jugaba a placer. El cuarto lo fabricó Lamine Yamal, que trazó una de las diagonales hacia dentro que le caracterizan para asistir a Fabián. Los norirlandeses llegaron tambaleándose al entreacto y los españoles mostraban una pegada inusitada, digna de un púgil de los pesos pesados.

El ritmo y la diversión decayeron en la segunda mitad. Normal porque el pleito estaba resuelto, el carrusel de cambios evita la continuidad y, sobre todo, porque a estas alturas nadie quiere asumir riesgos y todos prefieren contemporizar. Cambió el preparador riojano los laterales, entrando Carvajal y Grimaldo en escena, Laporte disfrutó de sus primeros minutos en esta minipretemporada, igual que Joselu, y Oyarzabal se sumó a la fiesta. El eibarrés completó su semana grande y la manita. Cuando uno está en racha, marca casi sin querer.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios