Borrar
José María Enríquez Negreira en su etapa de árbitro. R C.
Imputado el hijo de Negreira por los pagos millonarios del Barcelona
Corrupción

Imputado el hijo de Negreira por los pagos millonarios del Barcelona

La jueza decide la citación como investigado de Javier Enríquez a petición de LaLiga, a pesar de que la Fiscalía le dejó fuera de las pesquisas

Cristian Reino

Barcelona

Viernes, 2 de junio 2023, 13:56

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La jueza de Barcelona que instruye el 'caso Negreira', que investiga pagos millonarios del Barça al exvicepresidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA) José María Enriquez Negreira, en el marco de posibles de delitos de corrupción deportiva, administración desleal y falsedad documental, ha decidido imputar también en la causa a Javier Enríquez, el hijo de quien fuera número dos del estamento de colegiados, por supuesto blanqueo de capitales.

La Fiscalía, sin embargo, no le incluyó en la lista de investigados en la denuncia inicial que abrió el caso. El Ministerio Público presentó una denuncia, admitida a trámite por el juzgado de instrucción 1 de Barcelona, contra Sandro Rosell, Josep Maria Bartomeu, el FC Barcelona, Enríquez Negreira y los exdirectivos del club Óscar Grau y Albert Soler, además de la empresa de Negreira, Dasnil 95 SL.

A petición de LaLiga, sin embargo, la jueza ha ampliado ahora la lista de investigados a Javier Enríquez, quien formó parte del entramado empresarial que ideó su padre para cobrar 7,2 millones del Barça durante 18 años, mientras era vicepresidente de los árbitros. En el auto que imputa a Javier Negreira, la magistrada amplía además la larga lista de delitos atribuidos y suma un presunto blanqueo de capitales.

Aunque tras escuchar su versión se le desvinculó en un principio de las actividades de su progenitor, ahora la magistrada Silvia López Mejía decidido finalmente cambiar su condición de testigo a investigado en la causa y será citado para comparecer en sede judicial durante los próximos meses. Javier Enríquez llevó a cabo numerosos informes sobre los árbitros que dirigían partidos del Barça en diferentes categorías y también trabajó para la Federación Española de Fútbol (FEF).

Ampliada la investigación

En la misma providencia, el juzgado barcelones decidió este viernes el secreto de sus actuaciones durante un mes, «sin perjuicio de que pueda alzarse» para posibilitar el derecho de defensa, y ampliar el período investigado hasta el año 2001 como mínimo. En un principio, la causa abierta comprendía de los años 2016 a 2020, lo que equivale básicamente a la presidencia de Josep Maria Bartomeu. Posteriormente, se decidió una primera ampliación investigando también el mandato de Sandro Rosell y ahora se analizará lo ocurrido desde 2001 hasta la actualidad, lo que incluye también las presidencias del club azulgrana por parte de Joan Gaspart y Joan Laporta.

La Fiscalía denunció a Negreira padre y al Barça y sostiene que el club azulgrana recurrió a los servicios del ex número dos de los árbitros para alterar a su favor los resultados deportivos. «Los hechos investigados indiciariamente se refieren a determinadas actuaciones de personas vinculadas al Barça tendentes a favorecer al club en la toma de decisiones de los árbitros y en los resultados de la competición», según la resolución judicial. La jueza recordó en autos anteriores que el delito de corrupción en el deporte se consuma con el mero ofrecimiento o solicitud y que, por tanto, no necesita que se produzca el resultado para su consumación.

La instructora aún tiene que pronunciarse sobre la petición del Barça, que solicitó ejercer como acusación particular en el 'caso Negreira'. En su escrito, el club azulgrana apuntó que tanto la querella que presentó el árbitro Xavier Estrada Fernández, como la denuncia de la Fiscalía, dan a entender que la entidad azulgrana es la «ofendida» y «perjudicada».

A expensas de la UEFA

De momento, la Fiscalía ya se ha mostrado contraria a que la juez admita al club como acusación. Sí la ejercerá el Real Madrid, al considerar la magistrada que la entidad merengue sería parte «perjudicada» si se confirman «determinadas actuaciones» para favorecer al Barça «en la toma de decisiones de los árbitros». En cambio, el juzgado rechazó la petición del Consejo Superior de Deportes (CSD).

Además de todo esto, y quizá es lo que más inquieta sobre todo a los aficionados culés, el Barça sigue a la espera de la decisión deportiva de la UEFA, organismo que podría no invitarle a participar en la próxima edición de la Champions, con el varapalo institucional, deportivo y económico que ello acarrearía.

Aunque Laporta ya se ha reunido con Aleksander Ceferin, mandamás del fútbol europeo, para intentar persuadirle de que su club no ha delinquido, y el Barça debe responder todavía a un formulario de la UEFA con 70 cuestiones relacionadas con este escándalo, ya hay dos inspectores que se muestran partidarios de una sanción ejemplar.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios