Borrar
Contraste entre la celebración del Athletic y el lamento del Atlético. Ander Gillenea / AFP
El Atlético vuelve a naufragar a domicilio
Jornada 17

El Atlético vuelve a naufragar a domicilio

Victoria justa de un gran Athletic, que fue un vendaval y superó claramente a la gris versión colchonera con goles de Guruzeta y Nico Williams

Sábado, 16 de diciembre 2023, 18:28

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Atlético es otro lejos del Metropolitano. De nuevo a domicilio apareció la versión colchonera de míster Hyde, como ya ocurrió en Valencia, Las Palmas o Barcelona, y el equipo de Simeone se dejó tres puntos con los que mantener el paso del Girona y el Real Madrid en lo más alto de la Liga. Muy superior el Athletic, un vendaval durante más de una hora que superó a su rival con los goles de Guruzeta y Nico Williams y que con un poco más de puntería podría incluso haber goleado a un adversario irreconocible, sin noticias de Griezmann ni Morata y sostenido por las paradas de Oblak, los palos y un penalti fallado por Sancet.

Y es que el inicio intenso del Athletic fue un anuncio de lo que estaba por llegar en una tarde festiva en San Mamés, con el epílogo a los actos del 125 aniversario del club y una victoria local incuestionable. Pronto Iñaki Williams, pletórico de forma, percutió por la derecha, encontrando el desmarque de Sancet, que la puso atrás para que Guruzeta se topase con una estirada felina de Oblak. El toque de corneta de los leones, a la carrera desde el mismo pitido inicial, sorprendió al Atlético, que volvió a eludir la quema en un disparo del mayor de los Williams al poste.

Había pasado ya un cuarto de hora de juego cuando el conjunto colchonero entró en calor con un remate lejano de Griezmann, que Unai Simón se quitó de en medio con ciertos apuros. Fue un respiro para los hombres del Cholo, pero duró poco y fue aislado, pues las bandas del Athletic siguieron siendo una pesadilla atlética. Sancet golpeó a las manos de Oblak y también Nico Williams se topó con el guardameta esloveno en un mano a mano en pleno aluvión vasco.

Athletic

Unai Simón, Lekue, Vivian, Paredes, Yuri, Prados (Vesga, min. 77), Herrera, Iñaki Williams (Jauregizar, min. 85), Sancet (Unai Gómez, min. 85), Nico Williams (Berenguer, min. 90) y Guruzeta.

2

-

0

Atlético

Oblak, Molina (De Paul, min. 46), Soyuncu (Giménez, min. 46), Witsel, Hermoso, Lino, Llorente, Koke, Saúl (Memphis, min. 59), Griezmann (Correa, min. 59) y Morata (Azpilicueta, min. 67).

  • Goles: 1-0: min. 51, Guruzeta. 2-0: min. 64, Nico Williams.

  • Árbitro: Gil Manzano (Comité extremeño). Amonestó a De Paul.

  • Incidencias: Partido de la jornada 17 en Primera disputado en San Mamés ante 48.781 espectadores.

Muchos problemas para el Atlético en la sala de máquinas, con dificultades para superar la primera línea de presión del Athletic y así hacer llegar el balón a Griezmann y Morata, sus grandes amenazas ofensivas. Los dos atacantes colchoneros estaban pasando desapercibidos en San Mamés, un mal síntoma en los planes del Cholo.

Guruzeta volvió a probarlo con un disparo ligeramente desviado y los méritos del Athletic para el gol ya eran cuantiosos cuando Soyuncu, que volvía a tener una oportunidad tras disputar la segunda parte ante la Lazio, derribó a Nico Williams en el área colchonera. Sancet dejó escapar la oportunidad con una ejecución arriesgada, demasiado alto, y abrió con esta ocasión marrada la traca final de los leones antes del descanso, con otra intentona de Nico Williams que se topó con la madera y el disparo de Sancet muy cerca del arco visitante.

Simeone enfiló el camino a los vestuarios con mucho trabajo por delante y un empate sin goles que a tenor de lo visto era la mejor noticia para el Atlético. El argentino, estaba cantado, agitó el árbol con Giménez y De Paul y un cambio de dibujo con Marcos Llorente por el carril derecho. Soyuncu y Nahuel Molina, en un bache importante de rendimiento, fueron los señalados por una primera parte muy decepcionante.

Premio al dominio

Ni mucho menos dio resultado el giro de timón colchonero, pues un buen centro de Ander Herrera y el error de marca garrafal en la zaga atlética permitieron a Guruzeta rematar con total placidez y rubricar ese gol del Athletic que tanto se había hecho esperar. 

El Cholo quemó sus naves con Memphis y Correa sobre el verde, y retiró a Griezmann en una de las tardes más grises que se le recuerdan al francés en los últimos tiempos. Sin embargo, cualquier intento de reacción colchonera quedó definitivamente derrotado por Nico Williams, que ante Witsel y Hermoso la puso de zurda, con rosca, en la misma escuadra de la portería de Oblak.

Con el duelo prácticamente perdido Simeone regresó a su esquema habitual mediante la entrada de Azpilicueta y lo cierto es que el Atlético mejoró en el tramo final. Tiró de orgullo, dio un paso al frente y pudo meterse en el encuentro con un disparo de Lino al lateral de la red y un remate de Marcos Llorente rechazado por Unai Simón con los pies. Reacción demasiado tardía, ni mucho menos suficiente para cambiar el destino de un partido en el que el Athletic fue muy superior. Al Atlético al menos le queda el consuelo de cerrar el año ante el Getafe y el Sevilla en el Metropolitano, donde es otro y esta temporada solo conoce la victoria.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios