Borrar
Portu celebra su doblete al Barça Reuters
Jornada 34

Un Girona de Champions da el 'sorpasso' al Barça y hace campeón al Madrid

Portu salió a tiempo para sacar los colores a los culés y sellar una remontada histórica con dos goles y una asistencia

Ignacio Tylko

Madrid

Sábado, 4 de mayo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Tras un derbi catalán disputado en la montaña rusa de Montilivi, con constantes alternativas que sacaron a relucir las costuras defensivas del Barça, resulta que el Real Madrid es campeón de Liga y el Girona sella una temporada histórica con la clasificación para la Champions a falta de cuatro jornadas y da el 'sorpasso' al Barça, relegado a la tercera posición, más lejos de la Supercopa de los millones y la vergüenza en Arabia Saudí.

Tarde inolvidable para el brillante, versátil y dinámico equipo de Míchel, aciaga para Xavi y su tropa, que se hundió cuando mejor estaba, e involidable para Cristian Portugués, Portu, un jornalero del fútbol que dinamitó el duelo. Entró al campo a los 65 minutos, con 2-3, el Barça gustándose y el Girona aparentemente sin oxígeno, y en un visto y no visto el murciano empató, asistió a Miguel Gutiérrez y dibujó un disparo antológico que sorprendió a Ter Stegen.

Difícil imaginar ya un comienzo tan movido. Son dos equipos valientes que arriesgan, pero no tanto como para disfrutar de dos goles en cuatro minutos y sentir máximo peligro en cada ataque. Bendita locura en Montilivi, pero cierto malestar en Xavi y Míchel. El primero introdujo como principales sorpresas en el once a Fermín y Sergi Roberto en lugar de Raphinha y Pedri, quizá para reforzar más el centro del campo, y el preparador madrileño se decantó por Tsygankov en vez de Yan Couto. Cuatro en el fondo y Eric García de lateral derecho.

Girona

Gazzaniga, Eric García, David López (Yan Couto, min. 65), Blind, Miguel Gutiérrez Aleix García, Yangel Herrera, Iván Martín, Tsygankov (Portu, min. 65), Savinho (Valery, min. 86) y Dovbyk.

4

-

2

Barcelona

Ter Stegen, Koundé, Araujo, Cubarsí, Cancelo, Christensen (Raphinha, min. 68), Sergi Roberto (Oriol Romeu, min. 79), Gündogan, Fermín (Pedri, min. 68), Lamine Yamal (Joao Félix, min. 84) y Lewandowski (Ferran, min. 79).

  • Goles: 0-1: min. 3, Christensen. 1-1: min, 4, Dovbyk. 1-2: min. 45+1, Lewandowski, de penalti. 2-2: min. 65, Portu. 3-2: min. 67, Miguel Gutiérrez. 4-2: min. 75, Portu.

  • Árbitro: Hernández Hernández (Comité Las Palmas). Amarilla a Koundé, Araujo, Sergi Roberto.

  • Incidencias: Partido de la 34ª jornada de Liga, disputado en Montilivi.

El Barça se adelantó en un pispás, frutó de una acción de manual. Lamine Yamal se retrasó, sacó de posición a los zagueros y filtró un pase enorme que Christensen definió como si fuese un delantero de alto nivel. Perfecto control con el pecho y disparo cruzado sin dejar caer el balón. Nada más sacar de centro, igualó el Girona, que aprovechó la caraja defensiva de los culés. Iván Martín volvió a dejar muy señalado a Araujo, que se fue enseguida al césped, y su caramelo lo saboreó Dovbyk.

Pichichi Dovbyk

Artem es un ariete enorme en todos los sentidos. Se elevó y cruzó de cabeza a contrapié de Ter Stegen. 20 goles ya del gigante ucraniano, seis en los últimos cuatro partidos, en su lucha por el Pichichi. Sería el primero de un jugador de su país en una gran Liga desde Shevchenko.

El Rock & Roll se prolongó un ratito más. Gazzaniga salvó casi sobre la línea un cabezazo de Christensen a la salida de un córner y Gündogan remató al travesaño tras un gran centro de Cancelo. El Barça era más dominante, disfrutaba más de la posesión de balón, lo que como anticipó Xavi en la víspera hace sufrir a los gerundenses, pero el versátil y dinámico equipo local era capaz de cambiar el ritmo en los contragolpes y de crear incertidumbre en los dominios de Ter Stegen. Savinho, un extremo que se desenvuelve de maravilla trazando diagonales, era un incordio para Koundé y Dovbyk causaba dolor de cabeza a Araujo. Ambos defensores azulgranas se cargaron demisiado pronto con sendas amarillas condicionantes.

Bajó el ritmo, cosa lógica porque semejante tralla era inasumible, y en la pausa se maneja mejor el Barça. Empero, su mayor control no se tradujo en más ocasiones hasta que llegó la polémica cuando moría el primer acto. Hernández Hernández ordenó seguir el juego tras una caída de Lamine en la frontal del área e incluso amonestó a Sergi Roberto por protestar. Pero Martínez Munuera le llamó a la pantallita dichosa y el grancanario indicó penalti por un derribo sobre la línea de Miguel a Yamal. En medio de la polémica, con esa 'paradinha' y saltito característicos, Lewandowski desniveló la riña el añadido.

Regresó de los vestuarios el Barça ordenado, moviendo bien el balón a base de triangulaciones para cansar a sus adversarios. Pero le faltó ser más contundente en ataque. Mediado el segundo acto, Míchel hizo un doble cambio y acertó de pleno. Entraron Yan Couto y Portu, que fue salir y besar el santo. Error de Sergi Roberto, asistencia de Dovbyk y definición del exrealista. Y en pleno desbarajuste visitante, otro balón recuperado, Portu que habilita a Miguel, el canterano del Madrid que define con la ayuda de Koundé. Aún no había dicho su última palabra Portu. A un cuarto de hora del final, soltó una volea imposible. Fiesta grande en Girona. El Barça vuelve al diván.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios