Borrar
Unai Simón se hace un balón por alto en el partido ante el Rayo.
Unai Simón atrapa el Zamora para el Athletic 54 años después

Unai Simón atrapa el Zamora para el Athletic 54 años después

El vitoriano es el primer portero del equipo que gana el trofeo de menos goleado de la Liga tras Iribar

Julen Ensunza

Bilbao

Sábado, 25 de mayo 2024, 20:54

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

¡Sí, sí sí, el Zamora ya está aquí! Es el nuevo grito de guerra del Athletic en honor a Unai Simón tras alzarse este sábado -fue sustituido en el minuto 60 frente al Rayo para no poner en peligro el galardón- con el trofeo en un mano a mano con el portero del Barcelona Ter Stegen. Ha tenido que pasar más de medio siglo, concretamente 54 años, para que un portero del Athletic vuelva a conseguir el galardón que le acredita como el cancerbero menos goleado del campeonato. José Ángel Iribar, quién sino, fue el último que lo consiguió la temporada 1969-70. El 'Chopo' encajó aquel curso 20 goles en 30 partidos. Simón, su discípulo más aventajado por su parte, ha recibido esta campaña 33 tantos en 36 encuentros, lo que le da una media de 0,94. Supera el 0,96 que ha logrado el meta del alemán del Barça, que aspiraba a alzarse con el premio por segunda campaña consecutiva.

Con el título de Liga decidido desde hace tiempo a favor del Real Madrid, así como las plazas de Champions, Europa League y Conference League y también el descenso; la pugna por el Zamora era, aparte del Pichichi, el único aliciente que presentaba esta última jornada. Unai Simón, al contrario que la semana anterior, en la que Valverde le dejó fuera de la convocatoria para intentar que se llevara el galardón sin tener que apurar hasta el último momento, tuvo que salir de inicio este sábado en Vallecas dado que los rojiblancos jugaban antes que el Barcelona. Si el vitoriano no hubiera sido de la partida y Ter Stegen hubiera dejado su portería a cero ante el Sevilla este domingo en el Sánchez Pizjuán –los culés cierran la jornada– el Zamora hubiera recaído en el meta alemán.

El cancerbero del Athletic cierra así un curso de matrícula de honor. Campeón de Copa, renovación el viernes hasta 2029 y ahora Zamora. Simón ha liderado durante gran parte de la temporada la clasificación fruto también de la sobriedad defensiva del equipo. Hasta la final de La Cartuja, el meta alavés solo se había perdido un encuentro, el del Santiago Bernabéu justo antes de conseguir el título copero. Ernesto Valverde decidió que jugará Julen Agirrezabala en Madrid para que llegara rodado a Sevilla.

Simón, indiscutible también en la selección española con la que conquistó la Liga de las Naciones el año pasado y en breve disputará también la Eurocopa de Alemania, se suma así a una selecta lista de porteros rojiblancos –cuatro– que consiguieron este preciado trofeo, como Gregorio Blasco (1930, 34 y 36), José María Echevarria (1941), Raimundo Pérez Lezama (1947) y el 'Chopo' en 1970. Zubizarreta se quedó a las puertas de alcanzarlo como jugador del Athletic en 1985 –se sacó la espina una campaña después defendiendo la portería del Barcelona–. Con el Zamora de Simón, la entidad rojiblanca iguala a siete galardones con el Deportivo. Barcelona (21), Real Madrid (18), Atlético (14) y Valencia (9) se encuentran por delante.

La pugna por el trofeo ha sido apasionante. El portero que quiera aspirar a ganarlo debe jugar un mínimo de sesenta minutos en cada uno de los 28 partidos exigidos. Esa es una de las razones por las que, por ejemplo, Ernesto Valverde sustituyó a Simón en el minuto 61 del choque de Balaídos. De esa manera, el de Murgia mantuvo su puerta a cero una jornada más dado que dos goles que recibió el Athletic fueron con Julen Agirrezabala bajo palos.

El técnico de Viandar de la Vera, que en las últimas jornadas había reiterado que «pondré todo de mi parte para que los jugadores consigan los objetivos», volvió a repetir la jugada en Vallecas. Sustituyó a Simón en el minuto 61 con la portería a cero asegurando así el trofeo para el hombre que la víspera había ampliado su contrato con la entidad bilbaína hasta 2029. Un regalo añadido en el que todos han aportado: Unai Simón con su eficacia bajo palos –ha detenido tres penaltis esta campaña–, el equipo por su gran labor defensiva y el técnico por manejar los tiempos a la perfección cuando la ocasión lo requería en el tramo final.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios