Borrar
Luis Rubiales. Foto: Reuters | Vídeo: EP

El Gobierno no podrá suspender a Rubiales al dejar el TAD en «grave» su beso

El Ejecutivo pedirá al 'Supremo' del deporte español que sancione al presidente de la FEF, cuyo futuro queda a expensas de la FIFA

Amador Gómez

Madrid

Viernes, 1 de septiembre 2023, 10:10

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Consejo Superior de Deportes (CSD) no podrá suspender a Luis Rubiales como presidente de la Federación Española de Fútbol (FEF), después de que el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) emitiese este viernes una resolución en la que considera «grave» su beso a Jenni Hermoso y no «muy grave», como deseaba el Gobierno. El futuro de Rubiales al frente de la FEF queda por tanto a expensas de la FIFA tras haberle castigado con 90 días de suspensión provisional a nivel nacional e internacional.

La decisión del TAD supone un duro golpe para el Gobierno, que denunció a Rubiales al último órgano de justicia del deporte por besar sin consentimiento a Jenni Hermoso y tocarse los genitales en el palco junto a la reina Letizia y esperaba que fuesen «las últimas horas» del granadino como máximo dirigente del fútbol español. Sin embargo, el Gobierno solicitará al TAD que suspenda cautelarmente a Rubiales, hasta que este tribunal resuelva su expediente sobre un escándalo de repercusión planetaria.

«El propio TAD puede suspender a Rubiales en aplicación de la ley», reclamó el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, después de conocer una resolución contraria a los intereses del Gobierno. «La decisión del Tribunal Administrativo del Deporte impide que el CSD pueda suspender provisionalmente de sus funciones a Rubiales, lo que era nuestra voluntad, pero él no se puede incorporar a sus funciones por la suspensión impuesta por la FIFA», recordó el ministro.

El TAD estima que el polémico beso de Luis Rubiales a Jenni Hermoso no puede ser calificado de abuso de poder, como reclamaba el CSD. Los actos indecorosos están solo calificados como falta grave, según la Ley del Deporte de 1990 y, al no haberse desarrollado aún totalmente la nueva legislación, Rubiales no podrá ser suspendido de inmediato por parte del Ejecutivo. Después de haber abierto el TAD expediente a Rubiales por dos infracciones «graves», el todavía presidente de la FEF ha salido airoso, aunque sea momentáneamente, al superar un escollo que se suponía clave para ser apartado desde ya de la poltrona.

«Por abuso de autoridad»

«El criterio del CSD y del Gobierno sigue siendo que las actuaciones del presidente merecen el calificativo de muy graves, por abuso de autoridad y perjuicio de la imagen de nuestro fútbol. Seguiremos defendiendo este criterio a través de los mecanismos legales a nuestro alcance y tenemos que respetar las decisiones judiciales, aunque no las compartamos», lamentó Iceta. «Se acabó. Lo ha dicho el CSD, el Gobierno, las jugadoras, la FIFA, la opinión pública nacional e internacional y los presidentes territoriales de la FEF», proclamó Iceta, que en defensa del Ejecutivo que preside Pedro Sánchez apuntó que «el Gobierno no hace determinadas cosas porque la ley no le habilita para ello».

En la lucha del Gobierno contra Rubiales por su comportamiento tras la final del Mundial conquistado por la selección femenina, el presidente del CSD, Víctor Francos, que también confiaba en una resolución favorable del 'Supremo' del deporte español, también «ha pedido la adopción de otras medidas ante las instancias que correspondan», según desveló Iceta, aunque no entró en detalles. «En palabras de Aitana Bonmatí -galardonada el jueves como jugadora del año de la UEFA-, no podemos permitir abusos de poder en una relación laboral ni faltas de respeto», insistió el ministro, que hizo un llamamiento «a todos los estamentos deportivos a sancionar y denunciar este tipo de comportamientos».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios