Borrar
Joselu celebra el gol que doblegó a Italia y metió a España en la final contra Croacia. Wolfgang Rattay (Reuters)
Joselu ilumina a España y la mete en la final contra Croacia
Liga de Naciones

Joselu ilumina a España y la mete en la final contra Croacia

El todavía ariete del Espanyol abate a Italia y confirma su condición de revulsivo de lujo socorriendo a La Roja en un duelo grisáceo

Óscar Bellot

Madrid

Jueves, 15 de junio 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

A falta de un convincente funcionamiento grupal, España ha encontrado al menos un revulsivo de lujo con el que destrabar duelos grisáceos. Joselu Mato, el delantero que validó el estreno de Luis de la Fuente como nuevo seleccionador español con un doblete supersónico que sentenció a Noruega el pasado mes de marzo en el malagueño estadio de La Rosaleda, abatió este jueves a Italia en la localidad neerlandesa de Enschede al anotar sobre la bocina el tanto de una sufridísima victoria que da oxígeno al técnico de Haro y clasifica a La Roja para la final de la Liga de Naciones por segunda edición consecutiva.

El todavía ariete del Espanyol, aunque inminente fichaje del Real Madrid para la próxima temporada, volvió a rentabilizar al máximo sus minutos saliendo del banquillo para desviar un disparo desde la frontal de Rodri, la única certeza en una España espesa en ataque y blanda en defensa. La diana del gallego, la tercera que suma en otros tantos partidos como internacional a sus 33 años, cita a España con Croacia el domingo en Róterdam, donde Luis de la Fuente tratará de abrochar el título que le negó a Luis Enrique la Francia de Mbappé y Benzema hace un par de años en San Siro para consolidar la nueva etapa de una selección en construcción que necesita un éxito para hacerse fuerte mientras lucha por encontrar su brújula.

De la Fuente enmendó casi la totalidad del once que se estrelló ante Escocia en Glasgow. Rodri y Merino conservaron su plaza en la medular al igual que Yéremy Pino en el flanco izquierdo de la línea que escoltaba a Morata, pero el resto de la alineación de España supuso un profundo lavado de cara. Unai Simón desplazó a Kepa bajo palos y Le Normand tomó la alternativa como internacional configurando una tan afrancesada como dubitativa dupla de centrales con Laporte. En los laterales aparecieron Jesús Navas y Jordi Alba, dos viejos rockeros llamados a filas para aportar poso a un combinado tierno. Gavi ejerció, junto a Unai Simón y Laporte, como cordón umbilical respecto al bloque que doblegó dos años atrás a la 'Azzurra' en San Siro, y al que regresó también Rodrigo Moreno.

España

Unai Simón, Navas, Le Normand, Laporte, Jordi Alba, Rodri, Mikel Merino (Fabián Ruiz, min. 74), Rodrigo Moreno (Asensio, min. 46), Gavi (Canales, min. 68), Yéremy Pino (Ansu Fati, min. 74) y Morata (Joselu, min. 83).

2

-

1

Italia

Donnarumma, Di Lorenzo, Toloi, Bonucci (Darmian, min. 46), Acerbi, Frattesi (Verratti, min. 76), Jorginho (Cristante, min. 60), Barella, Zaniolo, Immobile (Chiesa, min. 60) y Spinazzola (Dimarco, min. 46).

  • Goles: 1-0: min. 3, Yéremy Pino. 1-1: min. 11, Immobile, de penalti. 2-1: min. 88, Joselu.

  • Árbitro: Slavko Vincic (Eslovenia). Amonestó a Immobile, Jordi Alba, Gavi, Morata y Zaniolo.

  • Incidencias: Segunda semifinal de la Liga de Naciones, disputada en el FC Twente Stadion ante unos 30.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Silvio Berlusconi, quien fuera primer ministro de Italia y dueño del Milan y del Monza.

Necesitaba reivindicarse España, que salió con el cuchillo entre los dientes y se adelantó enseguida a una Italia que se vio penalizada, como sucediera hace dos años en Milán, por Bonucci. El veterano central de la Juventus, expulsado entonces antes del descanso, se aturulló en esta ocasión ante la presión de Yéremy Pino, que le birló el esférico y resolvió ajustando con la diestra al palo izquierdo de Donnarumma. Poco le duró la alegría, sin embargo, a La Roja, castigada a su vez por una imprudente mano de Le Normand tras centro de Zaniolo que permitió a Immobile equilibrar el marcador engañando a Unai Simón desde el punto de castigo. Dos goles producto de errores del rival que reflejaban las flaquezas de sendos combinados timoratos.

España trató de afianzarse a partir del mando de Rodri, fiable vigía en cualquier escenario, pero las dudas consumían a la línea defensiva de De la Fuente. Jorginho la desnudó con un pase teledirigido a Frattesi, que aprovechó el socavón entre Laporte y Jordi Alba para rebasar a Unai Simón. El fuera de juego semiautomático anuló el tanto del joven centrocampista del Sassuolo, pero cada balón a la espalda de los centrales cuarteaba a una España famélica en la retaguardia y sin chispa en la vanguardia.

Mano de santo

Intervinieron tanto De la Fuente como Mancini tras el paso por vestuarios. Alistó el italiano a Dimarco y Darmian por el desafortunado Bonucci y un intrascendente Spinazzola, mientras el español apelaba a la zurda de Asensio en detrimento de un desapercibido Rodrigo Moreno. Acarició el segundo La Roja con un remate a bocajarro de Mikel Merino tras un sedoso centro de Asensio que repelió Donnarumma sin que Morata pudiese concretar el rechace con un forzado remate a la media vuelta.

Noticias Relacionadas

Probó asimismo fortuna un Rodri de nuevo imponente con una chilena que cogió demasiado vuelo en un buen tramo de España que, no obstante, seguía arrastrando una alarmante indolencia defensiva. Frattesi, activado por un resbalón de Jordi Alba, dispuso de una ocasión pintiparada, pero Unai Simón evitó el descabello como luego hizo Jordi Alba impidiendo que Di Lorenzo embocase un centro de Dimarco con marchamo de gol.

Un doble susto que movilizó a De la Fuente. Elevó la potencia de fuego el técnico riojano con la entrada de Fabián Ruiz, Canales y Ansu Fati en busca de un gol que sacase a España del atolladero antes de jugarse su última carta con la entrada de Joselu en una apuesta a la postre ganadora después de que el gallego desviase un latigazo de Rodri para meter a España en la final del domingo contra Croacia y confirmar que España ha encontrado en su figura a un formidable desatascador capaz de aportar luz en medio de un apagón colectivo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios