Borrar
Iago Aspas, durante la rueda de prensa en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Foto: Juan Carlos Hidalgo (Efe) | Vídeo: Atlas
Eurocopa | Fase de clasificación

Iago Aspas bendice el cambio: «Con Luis Enrique no había plan B»

El Príncipe de las Bateas aspira a consolidarse con Luis de la Fuente casi cuatro años después de su última aparición con La Roja

Óscar Bellot

Madrid

Jueves, 23 de marzo 2023, 14:19

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La marcha de Luis Enrique y la llegada de Luis de la Fuente al banquillo de la selección española le han permitido a Iago Aspas subirse al vagón de La Roja casi cuatro años después. El de Moaña, que tomó la alternativa como internacional de la mano de Julen Lopetegui en noviembre de 2016, acumuló 18 partidos defendiendo la casaca nacional hasta junio de 2019, cuando formó de inicio en la goleada por 1-4 ante las Islas Feroe en un encuentro correspondiente a la fase de clasificación para la Eurocopa que terminaría disputándose en 2021 por exigencias de la pandemia. Dejó su puesto en el minuto 56 a Marco Asensio y desde entonces no volvió a contar para Lucho.

Pese a los seis goles y otras tantas asistencias que sumaba defendiendo el pabellón español y el clamor de voces que reclamaban su presencia, el técnico asturiano le dejó fuera del Europeo multisede y tampoco le alistó para el Mundial de Catar que acabó siendo su tumba. Por todo ello, el Príncipe de las Bateas bendice el cambio tras ajustar cuentas con el pasado. «Con Luis Enrique teníamos un modelo de juego muy marcado, no teníamos plan B y cuando se atascaba el plan A no había otros registros de futbolistas para intentar darle la vuelta a la situación», aseveró este jueves en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas antes de que España ponga rumbo a Málaga, donde el sábado se medirá a Noruega en un enfrentamiento que supondrá el pistoletazo de salida del nuevo ciclo que se abre bajo el dictado de Luis de la Fuente.

«Para mí es un orgullo y un privilegio poder defender a mi país. Me hubiera gustado volver antes pero había otro seleccionador que pensaba que otros eran los mejores y me tocó esperar. Ahora hay otro seleccionador y estoy con muchas ganas», apuntó el delantero del Celta, que reconoció que atravesó por «momentos difíciles» cada vez que llegaba una convocatoria de Luis Enrique y veía que su nombre no figuraba en la lista. «La gente siempre me decía que tenía que volver pero el seleccionador traía a otros compañeros», incidió.

Luis Enrique buscaba delanteros de brega y consideraba que Iago Aspas no se adaptaba a ese molde. «No estaba mucho de acuerdo y no tuve una charla con Luis Enrique para hablar de esto. En mi equipo tengo que correr como el que más, los datos están ahí y cada fin de semana hago más de diez kilómetros. Era un futbolista importante en mi equipo, pero también soy versátil», replicó un jugador que prefiere pensar que su larga ausencia del combinado nacional respondía únicamente a cuestiones deportivas. «A mí no se me dijo lo contrario. Cuando me traía no le preguntaba y cuando no, tampoco», especificó. «Mi rendimiento estaba ahí pero no valía para la anterior etapa», acotó con resquemor.

Dispuesto a partirse el alma

Los méritos contraídos con el Celta –doce goles en lo que va de curso y 57 si se tiene en cuenta también las tres campañas precedentes- son los que le han devuelto a la selección, a la que regresa dispuesto a partirse «el alma» porque sabe lo mucho que cuesta llegar a la cima. «Jugué tres años en Segunda B y otros tres en Segunda. Debuté en Primera con 25 años. Estar aquí es un premio», explicó.

Uno de los hándicaps que le costaron la eliminación a España en el Mundial de Catar fue la falta de pegada. Luis Enrique prefería extremos polivalentes y solo citó a un ariete puro como Morata para la gran cita planetaria. Las cosas también han cambiado en ese sentido con Luis de la Fuente, que se ha echado en brazos de Joselu, Borja Iglesias y el propio Iago Aspas, protagonistas de una dura pugna por el Trofeo Zarra. «El míster trajo a los tres máximos goleadores nacionales. Si no hay gol no sé qué se le puede pedir. Ha traído varios registros de jugadores, no se ciñe solo a un plan como en la anterior etapa y veremos cómo sale», reseñó el de Moaña.

El gallego apunta a formar por detrás del nueve ante Noruega en el 4-2-3-1 que tanto gusta al nuevo seleccionador, aunque está preparado para ayudar donde se le necesite. «Lo que me gusta es jugar. El míster me ve tanto de delantero como de segunda punta, casi como vengo jugando en mi equipo. También puedo jugar por fuera. Puede ser bueno o malo, porque puedes ser el suplente de todos», reconoció.

A sus 35 años, Iago Aspas es el abuelo de un bloque que rezuma juventud. Pese a ello, se ve con cuerda para rato, aunque prefiere disfrutar del presente sin pensar todavía en esa Eurocopa del próximo año cuya ruta se abrirá para España en La Rosaleda. «La edad es la que es. Me costó muchísimo llegar hasta aquí. Disfruto cada partido como si fuera el último. No miro a un año y medio. Veo la siguiente semana y el siguiente partido. No sé lo que pasará la temporada que viene. Igual meto 30 goles o me lesiono», argumentó.

Bryan Gil, entrenando de Las Rozas. EP

Bryan Gil abandona la concentración de la selección española

Bryan Gil será baja para los partidos que medirán a España con Noruega y Escocia. El futbolista cedido por el Tottenham al Sevilla sufrió unas molestias durante el entrenamiento de este jueves que le impidieron ejercitarse con normalidad y el cuerpo técnico y los servicios médicos consideraron que lo mejor era que abandonase la concentración para no correr riesgos. Luis de la Fuente no llamará a ningún jugador para cubrir su puesto, por lo que la convocatoria quedará integrada por 25 futbolistas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios