Borrar
La Liga de Naciones, lanzadera o escollo para De la Fuente

La Liga de Naciones, lanzadera o escollo para De la Fuente

La final a cuatro del torneo se presenta como un regalo envenenado, con el caramelo de un título a dos partidos pero rivales de gran exigencia

Martes, 13 de junio 2023, 19:09

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Ha pasado apenas medio año desde que Luis de la Fuente ascendió al cargo de seleccionador. Ha dispuesto de un par de semanas de entrenamiento y dos partidos en el banquillo, pero el riojano se enfrenta a su primera prueba de fuego con la final a cuatro de la Liga de Naciones. No es un gran torneo ni genera la ilusión y el dramatismo propios de los Mundiales o las Eurocopas, aunque para el técnico de Haro se ha convertido en la esperanza de una lanzadera a su etapa en La Roja o el miedo a que acabe por ser un escollo que aumente las dudas sobre su figura.

La tercera edición del torneo llega a su ronda decisiva con un buen cartel. La anfitriona Países Bajos, la veterana e hipercompetitiva Croacia y una Italia que encierra muchas incógnitas acompañan a España en la aventura, en la que La Roja aspira a quitarse el sabor amargo que dejó la derrota en la final de 2021 contra la Francia de Mbappé y Benzema.

No hay mejor bálsamo para el revolcón a las primeras de cambio en Escocia que un trofeo, menor, pero trofeo al fin y al cabo. La convocatoria de jugadores con galones como Jordi Alba o Jesús Navas ya indicó que De la Fuente va con todo. Sus declaraciones posteriores en las que ponía de relieve la oportunidad de conquistar un título lo confirmaron. «Esta lista está hecha para ganar. Creemos que este momento no tiene nada que ver con una fase de clasificación, que es un proceso más dilatado», aseguró.

Neerlandeses y croatas dan este miércoles en Róterdam el pistoletazo de salida a la final a cuatro. La 'Oranje', subcampeona en la primera edición de la Liga de Naciones en 2019, mostró una versión sólida pero sin brillo en el Mundial de Catar, al más puro estilo Louis van Gaal. Tras el más que tenso KO en cuartos de final frente a la Argentina de Leo Messi, a la postre dueña del mundo, Ronald Koeman asumió el relevo, en su segunda etapa como seleccionador. Llega a este torneo en el que ejercerá de anfitriona sumida en la duda, siempre irregular, después de la durísima goleada ante Francia en el duelo de clasificación para le Eurocopa de marzo que la posterior victoria frente a la débil Gibraltar ni mucho menos arregló.

La 'Oranje' cuenta con nombres propios de peso: Van Dijk, no hace mucho uno de los mejores centrales del mundo; De Ligt, ausente en el torneo por lesión; Dumfries, un puñal por la banda derecha y pilar del Inter subcampeón de Europa; o Frenkie de Jong, que ha firmado un gran curso en el Barça. Ellos lideran un combinado en el que no termina de explotar la nueva generación.

Enfrente tendrán un auténtico hueso, una selección croata inagotable en el que la vieja guardia, competitiva hasta el extremo y con mil batallas en sus piernas, se resiste a abandonar los lugares de honor en las diferentes competiciones. La ajedrezada fue tercera en el Mundial con una base de jugadores muy reconocible. Bajo las órdenes de Zlatko Dalic continúan Modric, santo y seña, Kovacic, Brozovic, Perisic, Kramaric o Vida. A ese grupo de pretorianos acompañan los nuevos talentos, con Livakovic bajo los palos, Lovro Majer o Gvardiol, una baja sensible para el torneo por su lesión abdominal.

Una Italia indefinida

Al duelo entre Países Bajos y Croacia le sucederá la segunda semifinal, que enfrenta a España e Italia este jueves desde las 20:45 horas en Enschede. Será una auténtica piedra de toque para este combinado de Luis de la Fuente que apenas comienza a andar.

Italia no es la selección temible de otros tiempos, por mucho que conquistase la Eurocopa multisede de 2021. La dramática ausencia en el Mundial, la segunda consecutiva en una cita planetaria, confirmó la indefinición por la que transita esta 'Azzurra' de Roberto Mancini. Nombres que apuntaban muy alto como el guardameta Donnarumma, el centrocampista Jorginho o el atacante Federico Chiesa se han quedado por el momento a medio camino.

El núcleo duro del combinado transalpino, al que España ya eliminó en la semifinal de hace dos años en Milán, pasa por el Inter que perdió el pasado sábado la final de la Champions. El estado de forma de Darmian, Acerbi, Bastoni, Dimarco y Barella, todos ellos titulares contra el Manchester City, es una incógnita después del esfuerzo con su club. De este factor depende en gran medida el rendimiento de la selección italiana en un duelo que puede ser lanzadera o escollo para la era De la Fuente.

España disputará en el Bernabéu un amistoso ante Brasil contra el racismo

España se enfrentará a Brasil en marzo en el Santiago Bernabéu, en el marco de una campaña contra el racismo bajo el lema 'una misma piel'. El duelo de carácter amistoso, garantizado en caso de que La Roja consiga la clasificación directa para la Eurocopa, como sería previsible, fue presentado ayer por Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol (FEF), y Ednaldo Rodrigues, su homólogo en la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

Este partido, que medirá a la selección española frente a la pentacampeona mundial por primera vez desde el partido de 2013 en la final de la Copa Confederaciones, se gestó a raíz de los insultos racistas a Vinicius en Mestalla. Los desagradables incidentes en Valencia traspasaron la barrera de lo deportivo para convertirse en un asunto diplomático después de las palabras del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, en las que ponía de relieve la gravedad de lo ocurrido y criticaba duramente la pasividad al respecto.

El revuelo diplomático aceleró la reacción institucional, también en la Federación, que en el marco de sus actuaciones gestionó la disputa del amistoso entre los dos países contra el racismo. «Inmediatamente hablé con Ednaldo y el mismo día nos pusimos a trabajar. Teníamos muchas ganas de jugar tras 25 años de Brasil sin venir a España. El fútbol se inventó para disfrutar y no para generar violencia con gente que lo usa como escudo. Admiramos mucho a un país como Brasil, uno de los que más jugadores ha aportado a nuestro fútbol», concluyó Rubiales.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios