Borrar
Campo de El Salinar en Villamayor. FOTO: AYTO DE VILLAMAYOR
El CD Villamayor, tras el suceso en el fútbol base: «Existe una desvinculación total con los autores»

El CD Villamayor, tras el suceso en el fútbol base: «Existe una desvinculación total con los autores»

El «humilde» club charro ha mostrado su «repulsa» ante lo acontecido en un comunicado remitido a los medios de comunicación

Lunes, 15 de abril 2024, 09:26

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La tarde de fútbol base salmantino del pasado 13 de abril quedó enmarcada por unos acontecimientos lejanos a los valores del deporte. En el partido de juveniles en el que se enfrentaba el CD Villamayor B y Unionistas CF C, un hombre apareció con un cuchillo de grandes dimensiones, acompañado por otros dos individuos, y amenazaron a algunos de los familiares presentes en la zona del público, huyendo posteriormente antes de que llegara la Guardia Civil. El partido tuvo que ser suspendido, mientras que cuerpos técnicos y jugadores se encontraban en vestuarios.

En relación a lo sucedido, el CD Villamayor ha emitido un comunicado en el que expresa su «mayor repulsa y condena». Además, se ha querido dejar claro que los hechos, siempre «fuera de las propias instalaciones del club y que se escapan al control de los miembros del club», estuvieron protagonizados por «un grupo de personas que nada tienen que ver con los jugadores, técnicos, familiares o aficionados de este humilde club». Asimismo, informan de que el mismo grupo estuvo «molestando» de forma despectiva a su portero.

Seguidamente; «cuando un aficionado les debió recriminar su actitud inapropiada, y tras un cruce de palabras, los primeros se dirigieron a su coche y sacaron un cuchillo de grandes dimensiones con fines nada buenos».

Y finaliza: «Este club, cuyo máximo exponente es el respeto por el fútbol base, lamenta profundamente lo ocurrido reiterando la total desvinculación con los autores del suceso».

El acta del partido

En el acta del colegiado se señala lo siguiente: «En el minuto 60 de partido el juego fue detenido debido a que en la zona donde se encontraba el público, observo que tres individuos provocaron un tumulto contra otras personas. En ese momento ordené la retirada de los dos equipos y del cuerpo técnico al vestuario y ordeno que se llame a la Guardia civil, está me indica que debido a dichas circunstancias suspenda el partido. En el momento de la suspensión el resultado era de 2-4 y el juego debía reanudarse en un saque de banda a favor del equipo visitante en la parte izquierda de dicho club que atacaba hacia la portería más cercana al vestuario. En los 15 minutos de la segunda parte se produjeron 2 goles y un cambio realizado por el equipo visitante. por lo que el tiempo añadido hasta ese momento era de dos minutos y medio. El acta debido a los motivos detallados de la suspensión del partido fue realizada en mi domicilio».

Declaraciones de testigos

Uno de las personas presentes en el encuentro situado en la zona de los banquillos y un aficionado que se encontraba en las gradas relatan a este medio lo sucedido. Aseguran que el aficionado que portaba el machete «no está vinculado al CD Villamayor». Por su parte, fuentes de Unionistas aclaran que tampoco tienen ninguna vinculación con el implicado. «Es una vergüenza que pase algo así en un partido de chavales, no sabemos ni porqué se inició la discusión ni quiénes estaban en ella», comentan desde Unionistas.

«El cuchillo era muy grande y además le amenazó, le dijo que iba a ir a buscar una pistola a su casa». Posteriormente, el individuo, siempre acompañado por «otras dos personas» se marchó del lugar en un coche. Ya cuando llegó las dos patrullas de la Guardia Civil y se debía decidir la continuidad o no del encuentro, los testigos informan de que «el cuerpo técnico de Unionistas incitaba a que el encuentro se reanudase». Sin embargo, Unionistas asegura que en todo momento se mostraron dispuestos a acatar la decisión del colegiado y las directrices de la Guardia Civil.

¿Cómo reaccionaron los niños? «No eran muy conscientes de lo que estaba pasando, de la misma manera que nosotros, pero otros jugadores de categorías inferiores que estaban viendo el partido entraron corriendo a los vestuarios en cuanto vieron lo que ocurría».

«Estando tan alejados de la grada, la sensación fue de incredulidad. Ha sido incredulidad total al escuchar al árbitro decir que el encuentro se suspendía por amenazas con un machete y una pistola. ¿Cómo es posible que esté pasando eso en un partido de juveniles?, pensábamos; los niños que estaban cerca nos dijeron que pasaron miedo, estaban solo a cinco metros. Qué menudo susto y que a correr», relata.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios