Borrar
Ilia Topuria Efe
Artes marciales mixtas

Topuria, la millonaria cara española de la UFC que se siente invencible

Apodado como 'El Matador', cuenta por victoria cada uno de sus combates en su carrera como profesional y este sábado aspira al cinturón mundial del peso pluma en la Champion League de las MMA

Isaac Asenjo

Madrid

Viernes, 16 de febrero 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«Yo sé que voy a ganar. Yo sé que soy mejor que todos estos. Mi sueño siempre fue ser el mejor. Ser una leyenda. Quiero que cuando hablen de MMA, quieran o no, tengan que mencionarme». Ilia Topuria (1997) nació en Alemania, se crió en Georgia y vive desde que era un adolescente en Alicante, donde comenzó a practicar artes marciales mixtas, una disciplina emergente dentro de los deportes de lucha, en el gimnasio Climent Club.

Preocuparse está en la naturaleza humana pero no parece ser algo que esté en el ADN de este hispanogeorgiano, cinturón negro de jiu jitsu, que practicaba años atrás lucha grecorromana y que este sábado 17 de febrero se enfrenta al mayor reto de su carrera. Invicto después de seis combates en la UFC, la Champion League de las MMA, el luchador hispanogeorgiano pugnará ante Alexander Volkanovski ('The Great') por el cinturón mundial del peso pluma. Es el primer español en luchar por un título en el gigante de las artes marciales mixtas.

El luchador está haciendo que mucha gente se enganche a un deporte que lo tenía todo para enganchar, pero al que le faltaba un ingrediente, un atleta español. Apodado como 'El Matador' hace alarde de la clásica fanfarronería del mundo de las artes marciales en un documental que Movistar Plus+ estrenó a finales de abril, en el que se desgranan detalles sobre sobre su carrera, la relación con su hermano -también luchador de MMA- y habla sobre cuál ha sido siempre el sueño de su vida: Ser campeón del mundo.

«Mucha gente me tacha de arrogante, pero no tienen ni idea lo que implica el hecho de estar tan confiado. Son horas y horas de trabajo, sangre, sudor y lágrimas, y de no negociar contigo mismo desde que te levantas. Yo también estoy a veces desmotivado, pero encuentro la fuerza, la confianza. Las medallas se ganan en el entrenamiento, a la competición uno va a recogerlas», espetó confiado el luchador antes de enfrentarse al mejor peso pluma de la historia en el Honda Center de Anaheim, perteneciente al estado de California. Volkanovski ganó ese título en diciembre de 2019 y hasta el momento lo ha expuesto en cinco ocasiones.

«He visualizado y me he preparado para este momento desde que empecé en este deporte. Me siento como un ganador, lo más importante es que no me arrepiento de nada ni me arrepentiré, porque he hecho todo lo que está en mis manos», dijo el hispanogeorgiano.

La UFC mira al Bernabéu

«O me matas, o mueres. Y asegúrate de matarme porque me voy a levantar. Así que disfruta de esta noche, porque mañana vas a dormir con dolores», declara hacia sus rivales este luchador que cuenta por victoria cada uno de sus combates en su carrera como profesional (14-0) y está invicto en sus cinco peleas en la UFC (Ultimate Fighting Championship), empresa estadounidense que gestiona los combates y el espectáculo que rodea a los mejores peleadores del planeta. En Youtube y redes sociales mueve masas y es la competición que más seguidores atrae, especialmente jóvenes.

El interés por los espectadores es cada vez mayor, superando incluso a contiendas de boxeo de primer nivel. Tal es la popularidad en España, que Dana White, mandamás de la competición, éstá a punto de traerla a nuestro país para una futura velada, donde el Santiago Bernabéu apunta como epicentro idóneo para el espectáculo. El aspirante a futuro campeón del peso pluma señala además al irlandés Conor McGregor, una de las leyendas de la Ultimate Fighting Championship y que lleva casi dos años sin competir, como su rival en el majestuoso estadio madrileño.

Potencia, velocidad o agresividad son algunas de las cualidades de los luchadores, más completos y ágiles al entrenar la mayoría de ellos diferentes artes marciales como Muay Thai, Jiu-jitsu y lucha o boxeo. Khabib Nurmagomedov, Israel Adesanya O 'Nate' Diaz provocaron un boom de este deporte hace ya una década que a día de hoy se mantiene con otros nombres de referencia como el del citado Alexander Volkanovski e Illia Topuria.

«Está logrando ser 'mainstream', es el Fernando Alonso de las MMA. Lo tiene todo: está invicto en su carrera como profesional (14-0), domina el márketing, atrae a patrocinadores...», reflexiona a este medio Álvaro Colmenero, comentarista de MMA en Eurosport y creador del canal de YouTube 'KOlmenero. De la misma forma que la F-1 tenía su público, el surgimiento de la figura del asturiano lo cambió todo, y Topuria va camino de «marcar una época en el deporte español, no solo en los deportes de contacto, sino a nivel estrella de representación de España».

Este sábado 17 de febrero, el hombre de moda de la UFC, de 27 años, será cabeza de cartel de la competición, ante el australiano Alexander Volkanovski- en el Honda Center de Anaheim, perteneciente al estado de California (Estados Unidos) un recinto al que pueden acceder cerca de 20.000 personas, y que en España se puede ver a través de Eurosport. En la competición hay limitaciones, como los golpes en la garganta, en la columna vertebral, la ingle, los genitales o la parte posterior de la cabeza pero las situaciones de riesgo son innegables. «El miedo te aleja de todas las cosas buenas. Te aleja de la felicidad, del éxito, del amor. Todas las cosas buenas están al otro lado del miedo. Y no hay mejor sensación que superar ese miedo y sentirte el héroe de tu propia historia», destacó el luchador en una entrevista.

Para el luchador, una pelea «es ajedrez, es jugar con la mente de tu oponente, es estudiarlo a la perfección y hacer que se rinda». Por otro lado, confiesa que estudia al máximo a su rival y que es tan importante cuando empieza una pelea, como ver que movimientos hace una vez esta agotado. «Me fijo en cuáles son sus movimientos naturales cuando se cansa y ahí es cuando recibo las instrucciones de mi equipo de que esté preparado para un determinado movimiento. Y ahí se produce la guerra mental en la que mi rival ya no tiene salida y le toca rendirse», explica.

El combate, a cinco asaltos, supone una oportunidad de oro para que el luchador, buen aficionado al vino y antitaurino pese a su sobrenombre, luche por el cinturón de campeón. «Sé que mi victoria es inevitable. Lo voy a machacar en el primer asalto. Al que le quede la más mínima duda, que se joda. Él piensa que me falta humildad, tendría que saber que dejé el colegio a los 15 años y he noqueado a más de un maestro», sostiene en varias entrevistas realizadas a lo largo de los últimos días. En ellas dice creer mucho en Dios y en admite, que contando las peleas y patrocinios, puede ganar más de 100.000 euros al mes.

De vencer a Volkanovski, el luchador afincado en Alicante se embolsaría una suma cercana al medio millón de euros, todo ello sin contar posibles incentivos y bonus en caso de tener alguno de los premios de la noche. Un millonario a pura hostia que dice no estar hecho para perder: «Siento que he nacido para triunfar y ser feliz», afirma el deportista, que ha acumulado más de un millón de euros de ganancias en los últimos dos años y comparte su vida con la empresaria Giorgina Uzcategui Badell, creadora de la empresa Future & Energy, dedicada a la venta de sistemas de purificación de agua.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios