Borrar
Fernando Alonso, en el circuito de Shakir en Baréin. AFP
Un ilusionante tercer puesto de Alonso que cuesta creer
GP de Baréin

Un ilusionante tercer puesto de Alonso que cuesta creer

El asturiano solo es superado por los dos Mercedes, en una jornada en la que Verstappen no mostró los dientes, con Sainz cuarto

David Sánchez de Castro

Jueves, 29 de febrero 2024, 20:34

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Tras poco menos de tres meses desde el último gran premio de la temporada 2023, el primero de la campaña 2024 comenzó con muchas cejas levantadas. Y es que no estaba en muchos guiones no ver a Max Verstappen como el más rápido de inicio, toda vez que el neerlandés no suele mostrar todas sus armas en los primeros compases de ningún GP. El de Baréin empezó con pocas sorpresas, más allá de ese intento de taparse.

Obviando más que nunca los irrelevantes primeros libres, disputados bajo una temperatura y un sol que no tendrán mucho que ver con lo que se va a ver en la clasificación y en la carrera del sábado, en los segundos se vio a un Aston Martin AMR24 inesperadamente prometedor. Fernando Alonso no sufrió mucho en lograr el tercer crono de la tanda, superado por Lewis Hamilton y George Russell, quienes pese a las dudas que levantaron los ensayos de pretemporada, demostraron que pueden ser una alternativa.

El heptacampeón del mundo y próximo piloto de Ferrari no dejó margen para que su compañero le superara, logrando ese 1:30.374, relativamente lento, con el que dominó la jornada. Russell se quedó a dos décimas, con Alonso muy cerca, a ocho centésimas de su buen amigo y, quizá, próximo vecino de box en Mercedes en 2025. El asturiano estaba relativamente satisfecho, si bien el sexto crono de Verstappen hace pensar que aquí se están guardando más ases que en una partida de póker en el Viejo Oeste. «Las sensaciones han sido buenas, pero obviamente, no sabemos lo que hacen los demás», resumía Alonso, que admitía sentirse un poco «sorprendido» por su rendimiento. «Estamos arriba en los tiempos, aunque esto puede cambiar drásticamente con las cargas de combustible diferentes a todos los demás, así que mantengo la calma», señalaba el piloto ovetense.

Y es que la clave llegará en la clasificación. A una vuelta todo apunta a que tanto los Ferrari (Charles Leclerc fue noveno, una posición absolutamente anómala) como los Red Bull (si es poco creíble el sexto de Verstappen, menos aún el décimo de Checo Pérez) estarán mucho más arriba. La esperanza de ver a un coche distinto al RB20 está muy presente, y aunque ahora mismo apuntan a estar peleándose con Mercedes, nadie puede descartar a los coches rojos, ni mucho menos.

Sainz, con ganas

El cuarto tiempo de Carlos Sainz, a muy poco del crono de Alonso, le permite ser optimista de cara al resto del fin de semana. El madrileño es consciente de que debe mantener un ritmo alto desde el primer minuto, y aunque en los test se vieron muy rápidos, él prefiere ser cauto. Y es que no tuvo un día cómodo del todo, pese al resultado obtenido.

«Fue un día de entrenamientos más complicado en comparación con las pruebas, con temperaturas más bajas y vientos más fuertes, lo que hizo más difícil ser consistente en la pista. Obviamente, no conocemos el plan de carrera de los demás, pero en términos de competitividad parece que estamos más o menos donde esperábamos estar», resumía Sainz después del primer día de trabajo real. «Aparte de eso, creo que hemos tenido un buen jueves, completando todo nuestro programa y pruebas de neumáticos. Ahora toca analizar los datos y prepararse para la clasificación de mañana. Lo espero con ansias. ¡Parece que va a estar apretado!», asumía el español de Ferrari.

La sensación general es que este SF24 es un monoplaza mucho más dócil que el anterior. Aunque Baréin es un circuito con sus peculiaridades que invita a pocas extrapolaciones para el resto del gran premio, para los de Ferrari es una buena noticia arrancar ahí. Toda vez que el punto fuerte de Red Bull es el ritmo de carrera, la esperanza de que no sean ellos los que dominen este viernes en la clasificación es una de las mejores noticias posibles. Porque ver, como se espera, que Verstappen se encamine a otra victoria cuesta mucho más de digerir a los aficionados que esperan algo emoción.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios