Borrar
Carlos Sainz tuvo una jornada redonda en el Dakar. Hamad I Mohammed (Reuters)
Sainz da un golpe casi letal al Dakar
Sexta etapa

Sainz da un golpe casi letal al Dakar

El madrileño solo fue superado por Loeb en la segunda parte de la crono, en la que Al-Attiyah se hundió y dijo prácticamente adiós a sus opciones, con abandono de Barreda en motos

David Sánchez de Castro

Madrid

Viernes, 12 de enero 2024, 12:37

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

No se puede decir que Carlos Sainz haya conquistado ya el Dakar, porque queda aún la segunda semana del raid y sería muy pretencioso vistos los precedentes, pero quitarse de enmedio a rivales como los que se ha quitado y llegar al día de descanso con una ventaja de poco más de 20 minutos sobre el segundo no se puede decir que sea una mala noticia.

La 'Crono 48H' salió prácticamente perfecta para el Matador y Lucas Cruz. Después de la excelsa actuación en los primeros 400 kilómetros, disputados el jueves, Sainz no aflojó este viernes en los poco más de 120 que le quedaban, hasta el punto de que estuvo muy cerca de llevarse la victoria. Solo le superó Sebastien Loeb, que con su vigesimoquinta etapa ganada, asciende al sexto puesto histórico de más victorias en el raid más duro del mundo.

Aunque Sainz no se llevó la etapa finalmente, más relevante fue ver el desastre de Nasser Al-Attiyah. El ganador de las dos últimas ediciones se quedó tirado cerca del kilómetro 530, lo que unido a los problemas que ya sufrió el jueves le obligan a decir prácticamente adiós a sus opciones de sumar su tercer entorchado consecutivo. Se dejó más de dos horas con el ganador del día, su compañero Loeb, por lo que ahora tendrá muy difícil alcanzar la parte alta de la clasificación. Y, de querer hacerlo, tendrá que pasar al ataque para intentar no sucumbir a la evidencia. Algo que no ha hecho nunca.

El Dakar se ha tomado venganza de Al-Attiyah, que se dedicó en las semanas previas a levantar sospechas incluso sobre la legalidad del Audi Q8 RS e-Tron que lleva Sainz por última vez, ya que la marca de los cuatro aros se despide del raid.

No será para ellos un adiós por todo lo alto, porque no podrá estar ahí arriba con ellos la mayor leyenda de la historia del raid, ya que Stéphane Peterhansel tuvo, según sus propias palabras, «una etapa catastrófica» para él. «Ayer nos quedamos sin llanta en un neumático y al tratar de cambiar la rueda hemos roto un gato hidráulico. A partir de ahí no conseguíamos cambiar la rueda y nos vimos obligados a desmontar toda la carrocería para sacar el gato. Y después de sacarlo resulta que ya no teníamos aceite en el sistema hidráulico. Nos ha llevado dos horas repararlo y llegar al vivac. Y luego, esta mañana, tras el avituallamiento, nos ha saltado una alarma roja en el coche, que indica un peligro grave, de manera que han tenido que intervenir los ingenieros para arreglar el problema. Llegado este punto, nuestro único objetivo es apoyar al equipo», se resignaba Peterhansel.

Tras el paso por el cuarto vacío, el Dakar llega a su jornada de descanso con Sainz al frente, con 20:21 de ventaja sobre su compañero Matthias Ekstrom y casi media hora sobre Sebastien Loeb. Al mítico piloto español le tocará en la segunda semana conjugar esa ventaja y, sobre todo, esquivar problemas.

Barreda dice adiós

La participación española en la categoría de motos en el Dakar 2024 ha quedado seriamente comprometida en esta primera semana. Tras los tempraneros abandonos de Tosha Schareina y Lorenzo Santolino, en la larga sexta etapa le tocó el turno a Joan Barreda. El valenciano tampoco levantará el Touareg este año, y quizá sea su última oportunidad, ya que tanto él como sus allegados tienen serias dudas de continuar afrontando su carrera deportiva en el mundo de los raids.

Su paso a Hero fue una última oportunidad y, aunque su adaptación no parecía del todo mala, una avería mecánica en su moto le dejó tirado de manera definitiva y tuvo que abandonar. Sería el cierre de una carrera legendaria en victorias parciales (ya es el piloto español con más etapas ganadas en motos, con 30), agrio por no poder conquistarlo de manera absoluta y por irse con un abandono.

La victoria del día fue para Adrien Van Beveren, que ya dejó claras sus intenciones el jueves con una rapidísima participación en la crono. Superó por apenas cinco minutos a Toby Price y Ricky Brabec, el nuevo líder de la general, que superó a Ross Branch con menos de un minuto entre ambos. Como casi siempre, la categoría de dos ruedas será la más frenética en los días que quedan de raid, donde aún está todo por decidir.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios