Borrar
Leo Rodríguez lanza a canasta este miércoles en Polonia

Ver 14 fotos

Leo Rodríguez lanza a canasta este miércoles en Polonia SALAMANCAHOY
Euroliga femenina-Jornada 13

Y volvió el 'ADN' y el orgullo de Avenida

El conjunto de Nacho Martínez ganó y convenció en Polonia pese a contar solo con 9 jugadoras. Si ganan el martes a Gyor en Salamanca, estarán en cuartos de final de la Euroliga. Excelso partido de Gil y Carter

Sergio Valdés

Salamanca

Miércoles, 24 de enero 2024, 20:55

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Era una final, y sin discusión. Así lo planteó el club azulón, y así lo sabían todas las protagonistas de este Polkowice-Perfumerías Avenida, penúltima jornada de la fase de grupos de la Euroliga femenina 23/24. Y así lo ganó el equipo de Nacho Martínez. Con tesón, con garra, con furia, con coraje, con trabajo, desde la buena defensa, desde el orden, con talento... y pese a la poca rotación por las bajas. Un 10, matrícula de honor en un complejo partido que había que sacar sí o sí, y así se hizo. Con dos tiros libres de Leo Rodríguez finales, tras una falta estruendosa sobre la canaria, y después de un doble fallo de Polkowice en ataque, Avenida venció y convenció 73-78 y, de ganar el martes en Würzburg a Gyor... estará en cuartos de final de la Euroliga en febrero.

El entrenador del conjunto salmantino, Nacho Martínez, no contaba con las bases disponibles para esta cita. Ni Silvia Domínguez, que no viajó. Ni Olçay Cakir, lesionada con molestias musculares en las últimas horas. Arica Carter, Leo Rodríguez, Antonia Delaere, Laura Gil y Bernadett Hatar comenzaron de inicio con el equipo.

BC POLKOWICE

Stephanie Mavunga (20), Brianna Fraser (16), Zala Friskovec (3), Weronika Gajda (2) y Brittney Sikes (22) -quinteto inicial- Nika Baric (2), Klaudia Gertchen (2), Dragana Stankovic (6), Liliana Banaszak (-), Emilia Kosla (-), Zuzanna Kulinska (-) y Wiktoria Zasada (-).

73

-

78

PERFUMERÍAS AVENIDA

Arica Carter (19), Leo Rodríguez (15), Antonia Delaere (-), Laura Gil (25) y Bernadett Hatar (4) -quinteto inicial- Andrea Vilaró (9), Chantel Horvat (-), Sika Koné (6) y Lucía Rodríguez (-).

  • ÁRBITROS Cecilia Toth, Stylianos Simeonidis y Zoran Mitrovski.

  • PARCIALES 18-20; 21-18 (39-38); 17-24 (56-62); 17-16 (73-78)

  • INCIDENCIAS Penúltima jornada de la fase de grupos de la Euroliga femenina de baloncesto 23/24 disputada en el City Sports Hall de Polonia, Polkowice, con lleno en sus pequeñas gradas.

Comenzó el partido en el coqueto pabellón polaco, inexpugnable casi durante esta fase de grupos de la Euroliga. Un triple y una canasta supusieron los primeros puntos para Polkowice, mientras Avenida sumó los dos primeros gracias a una canasta fácil bajo aro de Hatar. El inicio del duelo fue intenso, de ida y vuelta constante por parte de los dos equipos, con mucho ritmo. Gil anotó un triple para Avenida, que le dio la primera ventaja a las de Salamanca, y Sykes igualó la contienda con dos libres que anotó tras intentar una penetración al aro. La diversión en pista estaba garantizada.

Un nervioso Karol Kowalewski, técnico de Polkowice, se ganó la técnica a los tres minutos por las protestas a la mesa de oficiales. Avenida, con un acertado inicio defensivo, presionando a toda pista y consiguiendo algunos robos de balón, seguía a lo suyo. El partido, de momento, era de pocos puntos y un buen punto de Avenida desde el exterior, punto en el que Carter se sacó un triple de la muñeca.

Noticia relacionada

Un 9-14 a favor de las charras reflejó el marcador a tres minutos y poco del final del primer cuarto. Sika Koné y Vilaró, ya en pista, salieron como revulsivo de un equipo tocado por la desgracia de las lesiones esta temporada. Ellas, y una canasta a media vuelta de Gil obligaron a un anulado Polkowice a pedir tiempo muerto con 13-20 en el marcador. Y es que por intensidad, por orden en la pista y por tener claro lo que hacer en el partido, fue una de las mejores salidas de Perfumerías Avenida de este año a la cancha, la polaca en este caso. Baric y Stankovic maquillaron y ajustaron el resultado, que terminó con un apretado 18-20 tras diez minutos de choque.

Segundo cuarto: exhibición de Sykes y partidazo de Gil

El segundo período empezó con reparto de triples para cada equipo. Sykes, Vilaró y Leo pusieron tres triples consecutivos, con bagaje favorable a un equipo salmantino incansable y que sabía que, aunque jugara una 'final', contaba con la losa de la corta rotación disponible para el partido. Pero Avenida tenía otro espíritu, sobre todo, diferente con el que terminó el 2023.

El segundo parcial mantuvo la igualdad del primer cuarto. Idas y venidas, intensidad, canastas precipitadas a veces... y sensación de que sí, de que se estaba jugando una final. La mano de Sykes, otra vez, anotó una canasta de media distancia para poner delante a Polkowice después de que las salmantinas tuvieran una renta de siete puntos. ¿Cuánto aguantaría el físico hasta el final del duelo, teniendo en cuenta la corta rotación de Avenida? Esa era otra duda a tener en cuenta. La otra, ¿cómo parar a la mortífera arma que tenía Polkowice?

Sykes, una de las estrellas del equipo naranja, sumó 18 de los 35 puntos de Polkowice cuando el marcador señalaba un apretado 35-36. En Avenida, Laura Gil y sus triples -mano de santo esta temporada-sumaban 12 puntos para las azulonas. Talento puro de un buen partido de baloncesto en Polonia, con ritmo, y que apenas tuvo parones hasta los minutos finales, cuando los colegiados sí señalaron más flatas de las habituales en pista. Mavunga, tras un tiempo muerto de su entrenador, se la jugó para llevar el partido al descanso con ventaja de las suyas, 39-38, y todo abierto para la segunda mitad.

Tercer cuarto: nervios, intensidad y buena defensa charra

La tensión y los nervios iban en aumento. En el comienzo de la segunda mitad, Avenida ganaba, y Virtus y Villeneuve perdían sus partidos. Es decir, las charras estaban virtualmente en zona de clasificarse para los cuartos de final. Pero la plantilla y el club polacos están hechos para seguir adelante en la Euroliga, y la derrota no la iban a vender fácilmente.

Un punto arriba, otro abajo. Canasta de Mavunga, triplazo de Carter. Avenida arriba. Y respuesta, de nuevo, de Fraser. 47-46 a favor de las anaranjadas mientras una acertada Carter subía desde el puesto de base el esférico. Y tan acertada estaba que se sacó otro triple de la manga, tercero de la tarde, para poner otra vez a las de Salamanca en vanguardia, lo que ratificó Gil con una canasta a una mano casi sin querer. La tarde era vibrante para las azulonas, desgastándose enormemente pero manteniendo a raya en su propio complicado pabellón a un Polkowice que por más que lo intentaba, no encontraba la zona para penetrar y batir a unas charras muy ordenadas.

Como en España apenas hay discusión con el videoarbitraje, el trío desastroso de colegiados se quiso sumar a la fiesta inventándose, directamente, que Hatar tocó el balón y se marchó por la línea de fondo. Un despropósito, a todas luces. Pero el nivel de Avenida era tan bueno que ni esas ayudas acabaron con las de Salamanca, hechas una furia gracias a dos excepcionales Carter y Gil. De hecho, la número 11 de Avenida consiguió otro triple, sola, para llevar el +7 a favor de las visitantes. Y, además, con las polacas a punto del bonus de faltas. Y con buenos resultados en otros pabellones europeos. Pero el último cuarto, con tanta igualdad, no iba a ser fácil para Avenida, presa del agotamiento físico por la corta rotación. De hecho, para dar aire al equipo, el final del cuarto lo jugó Lucía Rodríguez. Y aunque pudo ser peor, las de Salamanca se fueron a los diez minutos finales con una renta corta, pero delante de Polkowice: 56-62 y con todo por decidir.

El momento decisivo: triunfo a la épica

Empezó la última batalla, el último cuarto. Todo o nada para los dos equipos, sabedores de que Virtus estaba perdiendo claramente en Praga, y de que Villeneuve perdía en su derbi ante Landes. Un gran comienzo de cuarto, con un triplazo de Gil tras una canasta de Hatar sola puso a Avenida 9 puntos arriba en Polonia, entre gritos de furia desatada de las salmantinas en el banquillo.

Pero Mavunga se empeñó en complicarle la noche a las charras, y redujo a 3 puntos la desventaja. Vilaró se la jugó desde el triple, y el balón tocó el aro y se salió. Los nervios y la presión podían a las charras, que recibieron un 7-0 de parcial con el que Fraser empató el partido. En el momento de más necesidad, a Avenida le faltó la decisión en ataque y en defensa para impedir que Polkowice remontara, tal y como hizo a tres minutos del final (71-69).

Un triple de Leo puso a Avenida por delante, con dos defensas enfervorizadas luchando cada punto y cada rebote. A un minuto del final, Sykes anotó para poner el 73-72 para las locales. Y cuando parecía perdido, Gil apareció de la nada para poner a las suyas un punto arriba a 34 segundos del final.

Cuando quedaban 19, los árbitros se apoyaron en el videoarbitraje para pitar falta de Avenida, y 14 segundos de posesión para las polacas... que en sus dos intentos, fallaron el tiro. En el siguiente ataque, una falta escandalosa sobre Leo se convirtió en dos tiros libres para la canaria, que los anotó. 73-76 para Avenida a tres segundos del final. Increíble, épico, con furia, pese a los árbitros, pese al ambiente... y con un grandioso Avenida, el que de verdad sacó el ADN que guarda y que tan orgullosa tiene a la ciudad de Salamanca. Y vaya si salió. Espectacular triunfo para, si el martes ganan las charras, estar en los cuartos de final de la Euroliga 2023-2024.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios