Borrar
Jannik Sinner celebra un punto ante Novak Djokovic. Martin Keep (Afp)
Djokovic cae en las semifinales ante Sinner, que luchará por el título contra Medvedev
Abierto de Australia

Djokovic cae en las semifinales ante Sinner, que luchará por el título contra Medvedev

El italiano derroca al diez veces campeón en Melbourne y debutará en una final de Grand Slam ante el incansable jugador ruso

Enric Gardiner

Maddid

Viernes, 26 de enero 2024, 15:06

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

2.159 días, 33 victorias y cuatro títulos después, Novak Djokovic volvió a sufrir una derrota en Melbourne. El serbio enterró a las primeras de cambio sus esperanzas de conseguir los cuatro títulos de Grand Slam y el oro olímpico, algo que solo ha logrado Steffi Graf en la historia, al ser eliminado en las semifinales del Abierto de Australia por Jannik Sinner, que derrotó al gran favorito por 6-1, 6-3, 6-7 (6) y 6-3.

El italiano parece estar listo para dar el paso definitivo y conquistar un grande, y debutará en una final mañana (9:30 hora española) contra el ruso Daniil Medvedev, que tendrá la tercera oportunidad en su carrera de ganar en Melbourne tras remontar al alemán Alexander Zverev, a quien se impuso por 5-7, 3-6, 7-6 (4), 7-6 (5) y 6-3.

Djokovic queda como el gran derrotado del torneo, por sus proclamas de que el objetivo era ganar todo en 2024 y porque Australia es su jardín personal, donde ha ganado 10 títulos y donde apuntaba al vigesimoquinto Grand Slam de su carrera. Su aparente superioridad, siempre entre dudas por los problemas en la muñeca durante la United Cup, nunca llegó a aparecer en este torneo, donde fue pasando rondas sin excesivo brillo hasta que Sinner le dio un portazo en la cara y un baño de realidad.

La carta de presentación del italiano, que no había perdido un set hasta ronda de semifinales, no era casualidad y arrasó al serbio en dos sets horribles por parte del balcánico. Sinner estuvo perfecto y Djokovic, abatido y desconcertado, con casi 30 errores no forzados en apenas dos sets. Era incapaz el número uno del mundo, además, de leer el saque de su rival y en los dos primeros parciales apenas ganó diez puntos al resto. De hecho, en los 417 partidos de Grand Slam que ha disputado Djokovic, nunca se había quedado sin generar un solo punto de 'break'. Hasta ayer.

Sinner coqueteó con complicarse el pase a la final del primer Grand Slam de la temporada al perder una pelota de partido en el desempate del tercer set, pero, aunque Djokovic forzó el cuarto y evitó la travesía en blanco del italiano, el combate ni siquiera existió. Sinner volvió a doblegar al de Belgrado, como ya hizo en la fase de grupos de las pasadas Finales ATP y en las semifinales de la Copa Davis, cuando levantó tres puntos de partido. Es la gran bestia negra de los últimos tres meses de Djokovic, que no dudó en felicitarle, pero dejando claro que nunca había jugado tan mal.

«Estoy sorprendido con mi nivel. Es uno de los peores partidos de Grand Slam que he jugado», admitió Djokovic, cuyo número uno de la ATP no corre peligro aún. «En los primeros dos sets vi que no estaba golpeando la pelota como de costumbre. Tampoco se estaba moviendo bien y tampoco estaba tan concentrado como siempre le vemos», reconoció Sinner, que jugará mañana su primera final de Grand Slam.

Medvedev amenaza a Alcaraz

Luchará el italiano por el título ante Medvedev, que remontó dos sets en contra frente a Zverev, y buscará la corona en Melbourne tras las finales perdidas en 2019 contra Novak Djokovic y en 2022 contra Rafa Nadal. El ruso estuvo a dos puntos de la derrota en el 'tie break' del cuarto set, con 5-5, pero se rehizo para conseguir su segunda victoria del torneo tras ir con dos sets en contra. Zverev ya había sufrido esta clase de derrota antes en su carrera, en la final del US Open de 2020 ante Dominic Thiem.

De ganar la final del Open de Australia, el ruso superará a Carlos Alcaraz en la clasificación mundial y se colocará como número dos. El cara a cara lo domina el moscovita, que ha vencido en seis ocasiones a Sinner, por tres del italiano. Sin embargo, los últimos tres partidos se los llevó Sinner, todos en la recta final del pasado curso, en Pekín, Viena y Turín.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios