Borrar
Carlos Alcaraz, en rueda de prensa. Florian Eisele (Afp)
Alcaraz: «No tengo ningún dolor»
Primera ronda

Alcaraz: «No tengo ningún dolor»

El murciano, que ultima su preparación para Wimbledon con un vendaje en el muslo, despeja incógnitas y asegura que todo es por precaución

Enric Gardiner

Madrid

Domingo, 2 de julio 2023, 17:56

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Carlos Alcaraz fue claro y conciso. «No tengo ningún dolor, el vendaje es solo precaución». Así respondió el murciano a las especulaciones de su estado físico. Unas dudas que han ido en aumento durante los últimos días, por las cancelaciones de las dos exhibiciones que iba a disputar esta semana, por realizar, hasta el viernes, solo trabajo de recuperación en el gimnasio, y por entrenarse con 'sparrings' y no con otros tenistas.

El miedo aumentó este domingo, cuando, bajo el pantalón del tenista se vislumbró un vendaje en la pierna derecha, la misma zona que se lastimó en la final de Queen's ante el australiano Alex de Miñaur. Pese a la aparatosa solución pegada al aductor derecho, lo cierto es que Alcaraz realizó su mejor sesión desde su llegada al All England Club, con una hora y media de ejercicios junto a Emil Ruusuvuori, un buen tenista en esta superficie.

Tras dos días de ejercitarse junto a 'sparrings' que proporciona la organización, Alcaraz dio un paso adelante y se juntó con el número 54 del mundo, que este año ya le arrebató un set en el Masters 1.000 de Madrid. Con el finés realizó una hora de ejercicios, tocando todos los golpes, antes de jugar un set de entrenamiento en el que exhibió un nivel de intensidad digno de estar en buen estado físico.

Por si acaso, en la rueda de prensa previa al inicio del torneo, se encargó de confirmar que está listo para encarar el tercer Grand Slam de la temporada. «Me siento bien. Ahora mismo el vendaje es solo precaución y todo lo que puedo decir es que estoy muy bien, sin ningún dolor», explicó el de El Palmar, que iniciará la competición el martes 4 ante el francés Jeremy Chardy.

El peso de la historia

Lo hará con la incertidumbre aún reciente de los problemas físicos, no solo por el aductor, sino también por lo ocurrido en Roland Garros, cuando desapareció de las semifinales contra Novak Djokovic por unos calambres, pero con la confianza de haber ganado ya un título en hierba y con el número uno del mundo en su casillero.

«Ojalá pueda jugar una final contra Djokovic aquí», afirmó el español, que no quiere esquivar a los mejores y conoce el peso de la historia y la importancia de los mejores. Él es el principal candidato a evitar el Grand Slam número 24 de Djokovic y su octavo título en el All England Club, con el que igualaría a Roger Federer y se quedaría a un trofeo de Martina Navratilova, la más laureada.

«Llegué a Queen's sin muchas expectativas y lo gané. Ha sido muy bueno jugar tan bien y la confianza ha aumentado mucho. Venir a Wimbledon con confianza me hace pensar que puedo llegar lejos, pero para mí el principal favorito es Djokovic. Eso es obvio», afirmó el de El Palmar. «Pero mis expectativas son altas. Creo que podré meter presión al resto de jugadores, incluido Djokovic, pero por ahora todo lo que puedo decir es que me siento con mucha confianza y listo para hacerlo bien aquí», agregó.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios