Borrar
Miguel Ángel Sánchez Ontiyuelo, tercero por la derecha, una vez suspendido el partido de Unionistas en La Línea de la Concepción, junto a otros seguidores del club charro. FOTO Y VÍDEO CEDIDOS POR ONTIYUELO
Fútbol - Primera RFEF

1.300 kilómetros para animar durante 19 minutos a Unionistas de Salamanca

Miguel Ángel Sánchez Ontiyuelo es uno de los pocos seguidores salmantinos que acudió a ver a su equipo a la Línea de la Concepción en Cádiz pero la lluvia terminó aplazando el partido

Juanjo González

Salamanca

Martes, 13 de diciembre 2022, 11:32

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

652 kilómetros de ida... y 652 kilómetros de vuelta -1.304 en total- es la distancia que hay entre Salamanca y la La Línea de la Concepción en Cádiz. Este es el recorrido que se hicieron un puñado de seguidores de Unionistas de Salamanca este fin de semana para presenciar el partido de su equipo en la Primera RFEF ante la histórica Real Balompédica Linense. Hasta ahí todo normal entre la viajera afición del equipo charro, que juegue donde juegue por España siempre tiene algún seguidor en las gradas para alentar a su equipo. Sin embargo, este partido tuvo algo de especial: apenas duró 19 minutos, 18 minutos y 40 segundos para ser exactos según recogió el colegiado en el acta cuando decidió retirar a los equipos a los vestuarios ante la inmensa tromba de agua caída sobre sus cabezas que hizo imposible que se siguiera disputando el encuentro. Tras una tensa espera y mientras los seguidores se calaban en las gradas de un campo que no tiene techo, el colegiado -instado por el delegado federativo tras la preceptiva llamada al Comité de Árbitros, el encuentro entre la RB Linense y Unionistas quedó finalmente aplazado para una fecha todavía no concretada. Tendrá que ser antes del inicio de la segunda vuelta.

Uno de esos seguidores que se pegó la paliza de 1.304 kilómetros para ver a Unionistas es Miguel Ángel Sánchez Ontiyuelo. «Es un de los viajes más largos de la temporada del equipo junto al de Ceuta y siempre gusta ir a sitios nuevos», señala el seguidor charro de 39 años que es socio fundador de Unionistas desde el año de su creación (2013). «Viajo bastante con el equipo, ya estuve en Ferrol hace unas semanas y también estuve en Algeciras en octubre», añade.

La lluvia no sorprendió a Ontiyuelo en la Línea de la Concepción porque ya salió de Salamanca avisado. «Sí, habíamos visto la previsión del tiempo, sabíamos que nos íbamos a mojar... pero no tanto. Fuimos el viernes y daban agua los tres días. Finalmente el sábado estuvo de primavera, visitamos Gibraltar pero la noche del sábado al domingo se volvió a complicar y el domingo por la mañana apuntaba feo. También sabíamos cómo estaba el campo, que estaba en obras -sin techar-, que nos íbamos a mojar pero no esperábamos tanta agua y tan de frente porque el viento venía absolutamente frontal hacia nosotros, apenas se podía ver y tenías que girarte porque casi caía de forma horizontal el agua», explica el seguidor de Unionistas. «He visto llover fuerte muchas veces, pero lo del domingo era una auténtica cortina de agua, viento de Poniente nos dijeron los lugareños», recuerda.

En cuanto a la suspensión del partido y posterior aplazamiento, Ontiyuelo reconoce que «ya cuando me levanté por la mañana y habiendo oído todo lo que había caído por la noche ya les dije a mis amigos de aquí por un grupo de 'was' que era difícil de jugar. Luego a las 10 de la mañana mejoró pero cuando llegamos al campo, acudiendo por una calle interior para no mojarnos mucho, pero ya llegando campo nos calamos en apenas 300 metros. Estuvimos en la cantina dentro del campo, aguantamos en el túnel de vestuarios hasta la salida de los jugadores porque caía a chorros el agua por el vomitorio. Ya empezó algo tarde el partido y ya se inició con riesgo de suspensión. Quizá se podría haber esperado media hora antes de arrancar para ver si mejoraba... Luego creo que se podría haber jugado del tirón desde las 12:30-40 en adelante porque dejó de llover. Eso sí, durante los 18 minutos que duró el partido cayó la 'mundial'. Es que no se veía ni el peñón de Gibraltar -el campo está justo al lado-».

No descarta volver

Ahora Miguel Ángel Sánchez Ontiyuelo hace balance y no se arrepiente del viaje para 18 minutos de juego porque «es un poco un 'coitus interruptus' (ríe) pero por otro lado habíamos estado unos días antes, conocimos aficionados de allí, hicimos turismo... no deja de ser un hecho singular y que se puede recordar con el tiempo. Además, luego pudimos hablar con bastantes jugadores de Unionistas, con el presi... se interesaron por nosotros».

Para la reanudación del partido, todavía sin día fijo, ni siquiera el seguidor de Unionistas descarta volver a La Línea: «Dependerá de la fecha. Me gustaría poder decir que sí».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios