Borrar
Los jugadores de Unionistas celebran uno de los goles en el Reina Sofía.

Ver 46 fotos

Los jugadores de Unionistas celebran uno de los goles en el Reina Sofía. J. M. GARCÍA
Fútbol Primera RFEF

Y a la octava, Unionistas vio, llegó y venció

Los de Dani Ponz pasaron por encima del Nástic de Tarragona gracias a los tempraneros goles de Ramiro y de Losada. Los salmantinos salen del descenso en el que empezaron el partido

Sergio Valdés

Salamanca

Domingo, 3 de diciembre 2023, 20:11

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Unionistas de Salamanca empezó la tarde en descenso después de la victoria del Tarazona este fin de semana... y la acabó fuera y con una victoria de prestigio ante un Nástic de Tarragona anulado en el Reina Sofía y que apenas incomodó a Cacharrón. Premio al esfuerzo y al trabajo de todos los jugadores de Unionistas, y también a un cuerpo técnico que supo contrarrestar cualquier atisbo de peligro catalán a través de la pizarra. El frío atenazó a los de Tarragona, que tuvieron solo una clara oportunidad de peligro. Los de Dani Ponz consiguen ganar después de siete partidos sin hacerlo, y por primera vez en la temporada los charros anotaron dos goles en un mismo encuentro para ponerse con 18 puntos.

El técnico valenciano de Unionistas apostó por Jordi Tur y Adri Gómez repitiendo en el centro del campo, con Mario Losada como referencia ofensiva y Rastrojo y Teijeira por los costados. El que se metía por dentro y hacía las veces de enganche por detrás del delantero era Juan Serrano, a quien también se le ha visto jugando en la posición de extremo izquierdo.

Unionistas CF

Pablo Cacharrón; Ramiro Mayor, Erik Ruiz, Carlos Giménez, Ekaitz Jiménez; Adri Gómez, Jordi Tur, Juan Serrano (Ewan, 71'), Jorge Rastrojo (Álvaro Gómez, 64'), Asier Teijeira (Jon Rojo, 45'), Mario Losada (Nespral, 71').

2

-

0

N´tica de Tarragona

Alberto Varo, Trigueros, Unai Dufur, Montalvo, Andy Escudero, Pablo Fernández (Gorostidi, 38'), Martínez (Óscar Sanz, 38'), Mario Rodríguez, Tirlea (Pochettino, 80'), Joan Oriol (Íker Recio, 71') y Jaume Jordi.

  • Árbitros García Riesgo, del colegio asturiano. Asistido por Buergo González y Meliá García. Amonestaron a Teijeira (42'), Erik Ruiz (55') y a Trigueros (42').

  • Goles 1-0, Ramiro Mayor (8'). 2-0, Mario Losada (23');

  • Incidencias Partido correspondiente a la jornada 15 de la Primera Federación disputado en el estadio Reina Sofía de Salamanca ante 2.402 espectadores. Noche fría en la capital con 5ºC de temperatura.

Empezó apretando, y mucho, el equipo de Dani Ponz. Los salmantinos llegaron al área en el minuto 2, con un centro desde la derecha que remató Mario Losada después de un rechace que provocó la defensa. El conjunto blanquinegro salió con descaro al choque, y no era para menos. La situación clasificatoria de los populares ya no era delicada o preocupante; directamente Unionistas era conjunto de descenso a Segunda Federación.

Gol tempranero, en contra de lo habitual

El empuje sobre la portería de Alberto Varo fue total. Y en el minuto 6 los charros lograron un tempranero gol, algo a lo que no estaban acostumbrados durante esta temporada. El remate de Ramiro Mayor, con un buen cabezazo, pilló desprevenido también al portero del Nástic de Tarragona, que nada pudo hacer después de una gran jugada por la derecha del extremo unionistas con más desborde: Jorge Rastrojo, que se llevó a la defensa ya dentro del área, se quedó solo y habilitado para ponérsela al zaragozano, que remató con acierto, para aventajar a los suyos en el luminoso y volver a salir del descenso.

El escenario era casi inédito para Unionistas desde hace varias jornadas, con la ventaja temprana en el electrónico del Reina Sofía. Eso obligó al Nástic de Tarragona a aumentar la presión sobre los charros y a finalizar. En el minuto 12, los catalanes remataron un par de veces a la salida de un saque de esquina botado por Martínez después de que Mario Losada se llevara un susto al recibir un balonazo en el cuerpo.

J. M. García

El partido avanzó sin apenas ocasiones claras para ningún equipo hasta que Losada vio puerta de nuevo –un corte providencial de Ramiro Mayor en tareas defensivas, en la frontal, evitó un mano a mano de los catalanes-. Y lo de Unionistas tenía mucho mérito, del mismo modo, porque el Nástic de Tarragona llegaba a Salamanca como uno de los equipos con menos goles recibidos en la temporada.

En el minuto 23, un centro desde el costado izquierdo preciso de Teijeira hacia el punto de penalti lo remató, inapelable, Mario Losada para quitarse la presión de la tabla, de no marcar goles, y de las urgencias que acumulaba este Unionistas de Salamanca que, en las últimas dos jornadas, mejoró la imagen notablemente. El delantero remató de cabeza y Alberto Varo se quedó mirando cómo el esférico se introdujo hacia las mallas ante su central, que tampoco defendió el balón con todo. Un 2-0 merecido en el Reina Sofía dentro de un buen partido de los locales.

No obstante, el peligro individual del Nástic de Tarragona se vio reflejado cuando los visitantes filtraron otro pase entre líneas, cogieron a la defensa de Unionistas desprevenida y Jaume Jordi remató al lateral de la red de Pablo Cacharrón. Providencial esta vez, en lugar de Ramiro, el poco ángulo con el que se quedó el Nástic.

Los catalanes se vinieron arriba y se hicieron con el control del esférico tras el 2-0, con Unionistas tranquilo en su nuevo papel en el partido. Esperar y dejar que el conjunto de Dani Vidal lo intentara ante el muro que Ponz tenía, con Adri Gómez incrustándose en la defensa para intentar que ningún esférico se colara entre los zagueros. El técnico catalán retiró del terreno de juego a Pablo Fernández, lesionado, y también aprovechó para quitar a Martínez del terreno de juego. Óscar Sanz, ex de Unionistas de Salamanca, regresó a Salamanca y al Reina Sofía entre palmas del público.

Unionistas, no obstante, tenía claro el guion del partido. Un fútbol más directo que terminaba en centros peligrosos de Rastrojo y de Teijeira o Juan Serrano. Este último puso un buen centro que no tuvo rematador, justo antes de que Rastrojo, de nuevo recortando, se sacara una bola al segundo palo que, solo con la portería vacía, Asier Teijeira mandó a las nubes y a la fina lluvia que caía sobre Salamanca.

Al filo del descanso, y tras cinco minutos de añadido, Juan Serrano tuvo en sus botas el tercero y, quizá, definitivo gol. Un remate hacia la escuadra lo sacó Varo para evitar ese tanto, que generó un rechace para Jorge Rastrojo que mandó fuera. Descanso en el gélido Reina Sofía con un caliente marcador para Unionistas de Salamanca.

El segundo tiempo, controlado por Unionistas

Ponz metió a Jon Rojo en lugar de Teijeira. El vasco, como viene siendo habiual, actuó por su banda, pero junto a Ekaitz Jiménez como doble lateral. Salió bien Unionistas, de nuevo protagonista del esférico y con control del mismo para ir ganando metros hacia la portería de Alberto Varo, con criterio y finalizando tras los centros potentes que colgaban los extremos. El que no se encontraba cómodo en el terreno de juego era el Nástic, y no dio muestras de estarlo en ningún momento.

De hecho, el juego de los tarraconenses era muy horizontal y con problemas para encontrar el hueco en la defensa blanquinegra, muy bien plantada y sin apenas conceder ni un espacio. El dominio en el centro del campo era, también, de los locales, que llevaban el peso y estaban atentos a cada balón dividido para llevárselo en ataque. No hizo Unionistas nada diferente a los últimos choques, pero en esta ocasión los goles llegaron, y además pronto. Y en el fútbol esa es la diferencia entre valorar un partido como un gran encuentro, o como un choque gris. La segunda mitad no dejó nada en sus primeros veinte minutos.

Metió en el campo Dani Ponz a Nespral y a Ewan en lugar de Losada y de Juan Serrano, con lo que el delantero se quedó de referencia ofensiva en solitario y Nespral por dentro con Adri Gómez y Tur, con Rojo y Álvaro Gómez en los costados. Mientras eso pasaba, el Nástic se daba una y otra vez contra un muro de nombre y apellido charros: Unionistas de Salamanca CF. Una contra de Nespral en el minuto 90 no la culminó, de milagro, Ewan tras el centro del asturiano.

Pese a la falta en la frontal por mano de la defensa charra en el 94', así concluyó el partido, con un equipo visitante dándose cabezazos una y otra vez contra la zaga salmantina, inexpugnable, y un conjunto local que se lleva un chute de alegría justo antes de una de las citas de la temporada: la visita del Sporting de Gijón en la Copa del Rey el próximo miércoles.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios