Borrar
La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, con el consejero delegado, Héctor Grisi Banco Santander
Ana Botín advierte que congelar las hipotecas puede expulsar del mercado a los más vulnerables

Ana Botín advierte que congelar las hipotecas puede expulsar del mercado a los más vulnerables

La presidenta de Banco Santander, alerta de que «la inflación es un cáncer« para estos colectivos | Abre la puerta a mejorar la remuneración al ahorro, aunque dependerá de la competencia

Jueves, 2 de febrero 2023, 18:18

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, se sumó el jueves a otros banqueros del país que han mostrado su disconformidad con las críticas del Gobierno a los resultados récord del sector. Y lo hizo tras presentar un beneficio histórico en 2022 de 9.605 millones de euros, un 18,2% más.

La cifra supera incluso el 'pico' de 9.060 millones alcanzados en 2007 y, como era de esperar, la cifra reactivó el fuego abierto un día antes por la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, que exigió a los bancos que congelen las hipotecas ante esta tanda de beneficios nunca vistos.

Aunque Botín se mostró algo más moderada que otros directivos del sector, sí advirtió del riesgo que supone «imponer condiciones» a los préstamos. Recordó lo ocurrido en México en los años 90 cuando, en plena crisis y con los tipos de interés disparados, se acordó perdonar las deudas de los préstamos.

Lejos de ayudar al país, el efecto fue muy negativo, tal y como recordó también el nuevo consejero delegado del banco, Héctor Grisi, que ayer se estrenaba ante los medios con la presentación de resultados. «Se dejaron de conceder hipotecas y, si se daban, era solo a los que menos las necesitaban», indicó. Es decir, se acabó expulsando del mercado de la vivienda a los colectivos más vulnerables, a los que en un principio se intentó proteger.

Santander recuerda, además, que España es uno de los países más competitivos en Europa en el segmento hipotecario, recordando que el interés medio aplicado en diciembre fue del 2,91%. Una cifra que, tal y como recordó Botín, es inferior al interés del bono a diez años, que ronda el 3,5%. En Alemania, por ejemplo, las hipotecas rondan el 3,5% y el Estado paga su deuda al 2,5%.

Desde la entidad reconocen que hay segmentos de la población que necesitarán ayuda ante la crisis de precios. «La inflación no está derrotada, es el cáncer que afecta a los más vulnerables», insistió. No obstante, dejó claro que fomentar «la cultura del no pago» es sumamente peligroso. A su juicio, y aunque mantiene la morosidad a raya en el 3,08% (ocho puntos básicos menos que en 2021), la manera de que la economía progrese es «que se creen puestos de trabajo», y recordó que el gran reto de Europa y España es el crecimiento.

«Sin crecimiento no hay puestos de trabajo, no hay impuesto y no hay servicios sociales», advirtió. En este punto, la directiva reiteró las críticas al nuevo impuesto a la banca que la entidad aún estudia recurrir. Según sus cálculos, el impacto para el banco estará entre los 225 y los 230 millones de euros. «Está muy bien que los Gobiernos recauden, pero el sector ha estado perdiendo dinero durante varios años», recordó.

Subida salarial y depósitos de los clientes

Banco Santander aprovechó la presentación de resultados para anunciar el acuerdo para la subida salarial del 4,5% para su plantilla en España. Los planes de la entidad pasan por crecer en el país, por lo que también abre la puerta a mejorar la remuneración por los depósitos de sus clientes. No obstante, todo dependerá de lo que haga la competencia.

Botín sí confirmó que la intención del banco es reforzar la remuneración al accionista «en cuanto se pueda». La idea sería elevar la parte del beneficio que destina a dividendo desde el 40% actual (entre efectivo y recompra de acciones). Un mensaje del que podrían conseguirse más detalles a finales de febrero, cuando la entidad celebre su Investors Day. Santander calcula, de hecho, que la remuneración al accionista con cargo a 2022 habría mejorado un 16% respecto al ejercicio anterior.

Negocio por geografías

Lo cierto es que el inicio de las subidas de los tipos de interés ha supuesto un fuerte revulsivo para las cuentas de las entidades, que venían de sufrir el impacto de años de tipos negativos en sus márgenes.

Ahora, las tornas han cambiado. Y gracias al alza de los tipos, con especial incidencia en Reino Unido en el caso del Santander, su margen bruto subió un 12% hasta los 52.154 millones de euros. El margen neto escaló un 15,7%, hasta los 38.619 millones de euros, mientras que las comisiones avanzaron un 12,3% (10.502 millones).

De hecho, el banco reconoce que el efecto de la subida de los tipos de interés sobre el margen de intereses «aún no se ha reflejado plenamente en España, Portugal y EE UU». Así, calculan que Santander podría obtener entre 2.000 y 2.500 millones de euros adicionales en los próximos 12 meses, según las previsiones actuales del precio del dinero.

Por regiones, Brasil repite como motor de los resultados del grupo, contribuyendo con 2.544 millones de euros, un 10% más. Por su parte, EE UU aportó 1.784 millones de euros, un 21% menos tras la liberación de provisiones del año pasado.

Por su parte, el beneficio en España fue de 1.560 millones de euros, un 149% más, motivado principalmente por la reducción de las dotaciones por insolvencias (-30%) y de los costes (-1%).

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios