Borrar
Factura energética y calculadora. O. CHAMORRO
El consumo de gas se disparará hasta un 32% ante un invierno extremo

El consumo de gas se disparará hasta un 32% ante un invierno extremo

El Banco de España calcula que ante el alza de precios energéticos y las medidas del plan de ahorro, la demanda gasista y eléctrica amortiguará parte de ese consumo extremo por las gélidas temperaturas

Martes, 13 de diciembre 2022, 12:20

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

En pleno temporal meteorológico de lluvia y frío, que arrasa en media Europa, el Banco de España ha puesto sobre la mesa el reto al que se enfrenta el sistema energético español a la hora de afrontar el peor momento del invierno que está por llegar: el consumo de gas entre hogares y empresas puede dispararse hasta un 32% entre finales de este año y principios de 2023, en comparación con los registros medios de los últimos años.

No obstante, si se tienen en cuenta los cambios recientes en los patrones de consumo (por la subida de precios energéticos y el impacto del plan de ahorro puesto en marcha por el Gobierno), si el invierno 2022‑2023 fuera tan frío como el invierno 2004‑2005, el consumo de gas natural en nuestro país podría aumentar en torno a un 25% con respecto al año pasado, frente al 32% calculado inicialmente sin tener en cuenta el actual contexto.

De hecho, en el caso de que se registraran las mismas temperaturas que el invierno pasado, y teniendo en cuenta la sensibilidad de la población a la subida de los precios y el plan de ahorro energético, el consumo de gas se podría reducir en un 10% en comparación con el año pasado.

La institución indica que es necesario tener en cuenta también el potencial impacto sobre las decisiones de consumo energético de hogares y pymes que habrían tenido el Plan de Choque de Ahorro y Gestión Energética en Climatización aprobado en agosto y el acusado repunte de los precios energéticos observado a lo largo de 2022. Durante buena parte de los meses de octubre y de noviembre de este año se produjo en España una notable reducción en la demanda de gas natural de los hogares y las pymes que no puede explicarse por los factores incluidos en ese modelo analizado.

Los cálculos elaborados por el supervisor bancario explica que durante los meses más fríos del año, el consumo de gas natural «es más sensible que el de electricidad ante cambios en las temperaturas». Esto es, un descenso de la temperatura provoca un mayor aumento en el consumo de gas natural que en el de luz.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios