Borrar
El Gobierno, sin noticias de STC un mes después de irrumpir en Telefónica

El Gobierno, sin noticias de STC un mes después de irrumpir en Telefónica

La cotización de la compañía se mantiene prácticamente plana respecto al valor que tenía cuando los saudíes anunciaron la operación

C. A.

Madrid

Jueves, 5 de octubre 2023, 14:46

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Un mes. Es el tiempo que ha transcurrido desde que el pasado 5 de septiembre el grupo saudí STC comunicase a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) su entrada en el capital de Telefónica, tras hacerse con un 9,9% de la operadora. Desde entonces, el mutismo ha sido absoluto en la compañía. Y también desde el Gobierno, que debe dar su visto bueno al desembarco, al chocar el mismo con ciertos aspectos en materia de defensa.

De momento, fuentes del Ejecutivo explican que aún no han registrado la notificación oficial de STC necesaria para el trámite. Y desde Telefónica tampoco anticipan nuevos movimientos. Pero todo apunta a que las próximas semanas serán clave, ante la cercanía del 8 de noviembre, fecha marcada en rojo para los accionistas de la operadora, que presentará su nuevo plan estratégico sin saber aún si el grupo saudí ocupará un puesto en su consejo de administración.

Es previsible que José María Álvarez-Pallete se pronuncie en torno a la operación para mandar un mensaje de calma a sus inversores, igual que ya hizo ante el núcleo duro de accionistas nacionales (CaixaBank y BBVA) en el último consejo de administración celebrado el pasado 27 de septiembre y en el que algunos de los presentes mostraron cierto malestar por el precio al que STC se habría hecho con el paquete de acciones, en torno a los 2.100 millones de euros.

En todo caso, todo dependerá de si para entonces el Gobierno ha dado su visto bueno a la operación, para lo que dispone de tres meses una vez reciba la oferta inicial. Además, es más que previsible que la posible luz verde venga acompañada de determinadas condiciones, para asegurar factores como el empleo, el mantenimiento de la sede o límites para que STC puda modificar políticas de dividendo o decisiones de inversión.

Pese al silencio de estas semanas y la incertidumbre en torno a la operación, desde Telefónica transmiten que, de salir adelante, supondrá un revulsivo para la compañía, sobre todo en un momento en el que su cotización está prácticamente plana. De hecho, el 5 de septiembre, sus acciones cerraron la sesión en 3,75 euros. Este jueves se movían en 3,78 euros, apenas un 0,8% más.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios