Borrar
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Ep
El impulso de los ingresos permite al Gobierno controlar el déficit

El impulso de los ingresos permite al Gobierno controlar el déficit

La inflación contribuye a unos mayores ingresos por IVA | El agujero de la Seguridad Social alcanza los 497 millones de euros hasta abril pese al récord en las cotizaciones

Clara Alba

Madrid

Miércoles, 31 de mayo 2023, 18:13

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Gobierno mantiene su senda de consolidación fiscal en pleno debate sobre si el gasto millonario de los planes anticrisis para combatir el golpe de la inflación desviará los compromisos con Bruselas.

Según datos del Ministerio de Hacienda, hasta abril, el Estado registró un déficit equivalente al 0,12% del PIB, frente al 0,53% de abril de 2022. De esta forma, el agujero fiscal se sitúa en 1.660 millones de euros, lo que supone un descenso del 76,5% respecto a los 7.061 millones del mismo periodo del ejercicio anterior.

En total, el déficit público cerró el primer trimestre en 2.768 millones de euros, un 49,1% menos que en el mismo periodo de 2022 y equivalente al 0,2% del PIB.

Detrás de esa evolución está sin duda el buen comportamiento que mantienen los ingresos, que siguen creciendo gracias, precisamente, al impacto de la inflación en la recaudación de algunos impuestos como el IVA, muy ligado al consumo. También a la resistencia del mercado laboral y de la economía. En todo caso, a un ritmo mucho mayor que el 3% que aumentaron los gastos.

En concreto, los ingresos no financieros crecieron un 10,7% hasta los 80.851 millones de euros. Los impuestos alcanzan los 68.115 millones, el 84,2% del total de los recursos, tras crecer un 7,8% respecto a abril de 2022.

De esa cifra, los ingresos por IVA se elevan un 2,2%. Y, como novedad impositiva, destaca el ingreso del nuevo Impuesto Especial sobre los Envases de Plástico No Reutilizables, así como los impuestos a las energéticas y a los bancos por un importe conjunto de 1.596 millones.

También aumentan de forma potente los ingresos por el impuesto sobre Sociedades, hasta un 17,4% hasta 10.292 millones, como consecuencia de que el primer pago fraccionado del año en curso, en términos de contabilidad nacional, ha sido superior en un 21,8% al efectuado en 2022. Por su parte, el IRPF se incrementa un 7,5%, mientras que el Impuesto sobre la Renta de No Residentes se eleva un 15,3%.

Con este telón de fondo, la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, afirmó el miércoles que el Gobierno cumplirá con los objetivos de reducción del déficit y de la deuda en 2023 gracias a una política que «ha permitido corregir los desequilibrios». Así, explicó que la Comisión Europea ha validado «la senda presupuestaria de España», que establece un déficit del 3,9% este año y del 3% ya en 2024, un año antes de lo previsto.

Para ello, habrá que cuidar mucho el déficit de la Seguridad Social, que volvió a registrar un agujero de 497 millones de euros hasta abril pese a ingresar un 8,7% más (58.559 millones de euros), frente a unnos gastos de más de 59.000 millones, según los datos del Ministerio de Seguridad Social.

El saldo negativo llega pese a batir un nuevo récord en los ingresos por cotizaciones, que avanzaron un 9,3% hasta los 50.171 millones de euros hasta abril.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios