Borrar
Cables de conexión en centro de datos. Reuters
Redes inteligentes: la nueva era de conectividad que trae la IA
InteligencIAs

Redes inteligentes: la nueva era de conectividad que trae la IA

Esta nueva tecnología permite optimizar tareas y ahorrar en recursos energéticos, humanos y económicos

Rodrigo Alonso

Martes, 7 de noviembre 2023, 00:25

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La inteligencia artificial (IA) es capaz de hacer cosas que, no hace demasiado, parecían poco menos que imposibles. Gracias a la utilización de esta tecnología, el usuario puede conseguir una respuesta rápida a cualquier pregunta que se le pase por la cabeza. También permite crear imágenes en segundos a partir de un puñado de palabras o, incluso, transformar la voz de un usuario en la del futbolista Cristiano Ronaldo. Pero la cosa no queda ahí. Su empleo, sumado a otras tecnologías que se mueven en su periferia, posibilita que la sociedad y la empresa tengan mejores experiencias de uso de la tecnología y sean capaces de sacar un mayor partido a todos los datos que recopilan sus dispositivos conectados.

Todo esto es posible gracias al empleo de redes inteligentes, capaces de reducir el gasto energético, mejorar la conectividad y exprimir a conciencia la información de uso. Las empresas de telecomunicaciones lo saben bien, por eso llevan años explotando la IA para mejorar sus servicios. No en balde, son las firmas que más, y mejor, la están aplicando a sus negocios. Así se puede ver en el último informe 'Uso de inteligencia artificial y big data en las empresas españolas' elaborado por el Observatorio Nacional de Tecnología e Inteligencia Artificial.

De acuerdo con sus datos, el 41,9% de compañías del sector nacional de la información y las comunicaciones sacan provecho de ella. Y no es para menos, teniendo en cuenta que, de acuerdo con un estudio de la firma de análisis de mercado Valuates, el negocio mundial que representará la IA para las telecos será superior a los 18.000 millones de euros en 2029. En 2022 estaba situado, en total, en 2.340 millones.

Ahorro y seguridad

El empleo de IA para la consecución de redes inteligentes sigue en constante desarrollo. Pero, a día de hoy, ya cuenta con grandes fortalezas: principalmente, el ahorro de recursos energéticos y el mantenimiento predictivo de las líneas. «Ayuda mucho a mejorar la conexión a internet y la calidad de las llamadas que realizamos por teléfono», explica Juan Ignacio Rouyet, profesor de Inteligencia Artificial en la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR). «La IA te permite prever el tráfico en un momento dado del día, y que, de ese modo, se puedan activar y desactivar estaciones base para que todo funcione correctamente sin que la empresa gaste de más», completa el experto.

Porque, al final, los requerimientos de una red no son siempre los mismos. Y es que no es igual realizar una llamada a medio día, cuando la mayoría de la gente está trabajando y hay una mayor congestión, que hacerla sobre las diez de la noche, cuando no hay tanto tráfico y las necesidades, por tanto, son inferiores. Igual que las exigencias de una red eléctrica no son las mismas en todo momento.

Por su parte, el profesor de Inteligencia Artificial en la Universidad Oberta de Cataluña Josep Curto, remarca que, además, el uso de inteligencia artificial permite realizar «un mantenimiento predictivo de la red identificando circunstancias que puedan llevar a problemas de rendimiento y actuar antes de que estos problemas afecten a la experiencia de los clientes». La tecnología, incluso, es capaz de detectar ciberamenazas y, de este modo, proteger la red de ellas de forma automática.

Optimización de los datos

El uso de inteligencia artificial y la gran cantidad de datos anonimizados que recaban las grandes empresas de telecomunicaciones permiten, además, que estas empresas puedan dar soporte a terceros para optimizar sus negocios. Para lograrlo se procesa toda la información recabada por los distintos dispositivos, máquinas y robots industriales que componen una empresa. Añadiendo tecnologías como el machine learning o el internet de las cosas (IoT), se puede procesar gran volumen de información que ayuda a los negocios a una mejor toma de decisiones en sus procesos y a poder hacer proyecciones que beneficien su productividad y su eficiencia.

Por ejemplo, gracias al uso de IA y de su conjunción con el IoT, una empresa de paquetería puede aprovechar esta tecnología para optimizar rutas, ganar eficiencia operativa y reducir costes de almacenamiento. Asimismo, un 'call center' puede saber cuáles son las horas del día en las que hay más trabajo y adaptar los horarios de los trabajadores para tener todas las franjas perfectamente cubiertas. Incluso un gimnasio puede comprender mejor qué máquinas y espacios son los más demandados por los clientes para poder adaptar el equipo a sus preferencias.

Si el internet de las cosas saca provecho de la IA, lo mismo ocurre con la conexión a internet de más alta velocidad: el 5G, a la que puede hacer mucho más ágil. Y viceversa. «Por un lado, proporciona mejoras en la conectividad necesaria para maximizar los casos de uso de la inteligencia artificial y la capacidad de respuesta. Por el otro, la IA puede ayudar a 5G a minimizar la cantidad de datos que generan los dispositivos de los clientes, de modo que solo envíen los datos pertinentes a la nube, así como a la optimización y mantenimiento de redes 5G», dice Curto.

Todas estas tecnologías se traducen en un mayor número de conexiones simultáneas en la red, que se presuponen que irán en aumento según se vaya generalizando su uso. La industria telco, de la mano de la GSMA (la asociación de teleoperadores a escala mundial), lanzó el pasado mes de febrero una iniciativa llamada Open Gateway con la ambición de transformar el modelo actual y cambiar el paradigma de las conexiones. Lo que busca es abrir las capacidades de la red a los grandes proveedores de servicios digitales, para que, a través de la estandarización de las APIs (líneas de código), se facilite y sea más accesible el trabajo de los desarrolladores.

«Open Gateway busca dar respuesta al reto que supone para la red los nuevos productos y servicios digitales que dependen cada vez en mayor medida de la conectividad, transformando las redes en plataformas para que los desarrolladores puedan trabajar de forma más efectiva. De este modo, se democratiza el acceso a las capacidades telco y a su vez mejorando la calidad de estos servicios», señala David del Val, director global de Open Gateway en Telefónica.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios