Borrar
La OPEP fracasa en su plan para subir los precios del petróleo

La OPEP fracasa en su plan para subir los precios del petróleo

El precio del barril de Brent, de referencia en Europa, baja un 15% desde el último recorte de producción de los grandes exportadores

Clara Alba

Madrid

Viernes, 5 de mayo 2023, 17:14

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La ley del mercado se impone a las pretensiones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP+). El gran objetivo de los grandes productores en los últimos meses ha sido mantener al alza los precios del crudo mediante recortes de producción. Sin embargo, el precio del barril de Brent -de referencia en Europa- acumula una tendencia bajista que le mantiene más cerca de los 70 dólares que de los 100 que hace unos meses anticipaban los analistas.

El ajuste del bombeo ha sido la herramienta utilizada por el cártel para mantener los precios. Pero el miedo a la desaceleración económica y, por tanto, a una caída de la demanda, ha pesado más sobre la cotización de esta materia prima.

Los niveles actuales implican que el precio del crudo es ahora un 15% más barato en los mercados de futuros que a principios de abril, cuando la OPEP anunció su último recorte de producción, de un millón de barriles diarios. Y se sitúan más de un 27% por debajo de los 96 dólares que el oro negro rondaba justo antes de que el pasado octubre se anunciase un recorte aún mayor, de dos millones de barriles diarios. Ese ajuste, el mayor acometido por el cártel desde 2020, sorprendió mucho más al mercado, que había anticipado que el recorte sería de entre uno y 1,5 millones de barriles menos.

Pero ni por esas. El ciclo de subida de los tipos de interés ha desatado las dudas en torno a la capacidad de la economía para seguir creciendo al mismo ritmo. China centraba el foco de las preocupaciones hasta ahora, por lo que la potencia pesa dentro de la demanda mundial. Pero todo el ambiente se ha enrarecido desde el estallido de la crisis bancaria en EE UU, con analistas que han dado un giro de 180 grados a sus previsiones de precios para este año. Desde los 100 dólares por barril que anticipaban hace solo unos meses, ya hay incluso que lo ve en una media de 70.

El hecho de que los precios del petróleo hayan dado una tregua al mercado tiene su parte positiva. Sobre todo para los bancos centrales, al ejercer menor presión inflacionista y apoyar su lucha contra la inflación. Pero también para los consumidores, pues los movimientos del crudo acaban trasladándose a variables como, por ejemplo, los carburantes. Y, por tanto, también a la cesta de la compra.

El precio medio del diésel ha proseguido esta semana con su tendencia bajista y ha descendido un 2,14% con respecto a hace siete días, para marcar un nuevo mínimo en este año y consolidarse por debajo de la cota de los 1,5 euros el litro.

Según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE), esta semana el precio medio del litro de gasóleo se sitúa, tras siete semanas de caídas, en los 1,464 euros, su nivel más bajo desde finales del año pasado, si se tiene en cuenta la subvención de 20 céntimos por litro de carburante que aplicó el Gobierno hasta expirar 2022, y desde febrero del año pasado sin tener en cuenta la ayuda.

Por su parte, el precio medio del litro de gasolina ha encadenado esta semana su segunda caída consecutiva con un descenso del 1,16%, situándose en los 1,622 euros.

Los expertos coinciden en que la evolución de los precios dependerá más que nunca de los datos macroeconómicos. Los analistas de Bank of America, de hecho, indicaban recientemente que «la reapertura de China y la solidez de los mercados laborales occidentales» puede evitar la temida desaceleración y, por tanto, la caída de la demanda.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios