Borrar
Tácticas de las eléctricas para atraparnos con su tarifa de la luz

Tácticas de las eléctricas para atraparnos con su tarifa de la luz

Ni supuestos cambios regulatorios, ni finales abruptos de contratos, ni la necesidad de optar por otra modalidad pueden obligarle a escoger la «mejor tarifa» que le ofrezca una compañía

Lunes, 17 de octubre 2022, 10:52

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Si la elección de una tarifa de la luz ya es de por sí compleja, en un entorno de precios tan volátil y tras los numerosos cambios legales introducidos el último año, solo hace falta que alguna compañía aproveche la desinformación de millones de clientes con estos recibos para tratar de captarles con sus ofertas. Más aún si lo hacen, como supuestamente lo ha practicado, con tácticas «engañosas», tal y como ha indicado la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) al imponer una multa de 9,2 millones de euros a Audax.

Aunque la legislación ya puso coto a la venta a 'puerta fría', esto es, la posibilidad de que un comercial se presentara en una casa (sin aviso previo) para vender las bondades de su eléctrica, muchas compañías han seguido ingeniándoselas para tratar de atraer a los clientes en el mercado libre, o bien para que abandonaran el regulado. Antes de aceptar cualquier canto de sirena de una eléctrica, estas son las consignas que puede llevar a cabo el cliente para evitar un susto en el futuro con su ya de por sí elevado recibo de la luz.

¿En qué modalidad estoy?

Es una de las grandes cuestiones que se plantean los usuarios y que algunas empresas aprovechan para vender una tarifa eléctrica. Existen dos grandes mercados eléctricos para los consumidores domésticos en España: el regulado, al que están acogidos unos 10 millones de clientes; y el libre, con casi 20 millones de usuarios. Para identificar en qué modalidad se encuentra, debe revisar su última factura de la luz y ver el concepto 'tipo de contrato'. Si la denominación es PVPC (Precio Voluntario del Pequeño Consumidor), se encuentra en el mercado regulado. Cualquier otra denominación ('pack', 'estabilidad', '24h', etc.) forma parte del mercado libre.

¿Me pueden obligar a cambiar de una a otra?

No. Independientemente de que una eléctrica le insista en que debe cambiar de contrato por ley, no es así. De hecho, sería ilegal que le alegaran esa realidad para justificar un cambio de contrato. Tenga en cuenta esta advertencia porque su propio grupo eléctrico puede ponerse en contacto con usted para advertirle de la necesidad de pasar del mercado regulado al libre. Incluso no tienen por qué planteárselo así, sino simplemente con «una mejora de su actual tarifa», «una actualización de su modalidad» o «un descuento al que no puede resistirse». En sus manos está el poder de elección, pero nunca lo haga bajo la amenaza de que legalmente le obligan a cambiar, porque no es así. Además, tenga en cuenta que el cambio de tarifa regulada a libre (o viceversa) es siempre gratuito.

¿Y si me ofrecen una tarifa irresistible?

Es la baza con la que juegan las compañías. La dura realidad por la que atraviesan los precios de la luz en el último año hace replantearse a muchos hogares si se encuentran acogidos a la tarifa que más le conviene. Si está acogido al mercado regulado, cualquier tarifa irresistible supondrá cambiar al libre. Es decir, no podrá acogerse al bono social (el descuento de hasta el 70% en el recibo para determinadas rentas, que será ampliado al 80% en el Consejo de Ministros de este viernes), aunque seguirá pendiente de la variación diaria de precios. Si ya está en el mercado libre, puede acogerse a otra tarifa, siempre que su contrato y la vinculación que tenga con su actual eléctrica se lo permita.

¿Cómo sé si lo que me ofrecen es lo mejor del mercado?

Los precios de la luz se encuentran tan volátiles, que hay que hacer varias cuentas antes de acogerse a una determinada tarifa, por muy buena que parezca inicialmente. En primer lugar, fíjese a cuánto le ofrecen pagar el consumo medido en euros/kwh. Actualmente, las mejores tarifas del mercado libre ofrecen desde 0,15 euros/kwh en adelante. Aunque cada vez se acercan más a los 0,20 euros/kwh. Por comparación, en el mercado regulado se pagaron en septiembre unos 0,28 euros/kwh. Aunque en octubre ya ha bajado a 0,25 euros/kwh. Si opta por una tarifa libre, tenga en cuenta que al precio de la promoción tiene que sumar el ajuste del tope ibérico. Es decir, la compensación que todos los consumidores pagarán por limitar el precio de la luz en España y Portugal. Su coste adicional se sitúa este último mes en el entorno de los 0,18-0,20 euros/kwh que hay que añadir a la tarifa de la eléctrica.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios