Borrar
Silvia Orriols, de Aliança Catalana, ganó las elecciones en Ripoll. RC
ERC, PSC y CUP presionan a Junts para dejar a la extrema derecha secesionista sin la alcaldía de Ripoll

ERC, PSC y CUP presionan a Junts para dejar a la extrema derecha secesionista sin la alcaldía de Ripoll

Los de Puigdemont decidieron ayer sumarse al cordón sanitario contra la ultra Orriols, pero la agrupación local del partido de momento se ha desmarcado

Cristian Reino

Barcelona

Martes, 13 de junio 2023, 12:48

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Máxima tensión e incertidumbre en Ripoll. La pequeña localidad de Girona, de poco más de 10.000 habitantes, está en el centro del debate político en Cataluña, ante la posibilidad de que una dirigente de extrema derecha e independentista pueda ser elegida alcaldesa de la ciudad este próximo sábado. Silvia Orriols, de Aliança Catalana, ganó las elecciones. Es secesionista e islamófoba. Ultracatólica. Obtuvo seis concejales, el doble que Junts, que quedó en segunda posición y que gobierna actualmente en la población. ERC, PSC y CUP, que entre las tres sumaron 7 concejales en los comicios locales, han presentado este martes un acuerdo de gobierno conjunto para frenar el paso a la extrema derecha.

Pero entre las tres formaciones no suman la mayoría absoluta para dejar a Orriols sin la vara de mando. Necesitan que Junts también se sume al pacto anti Aliança Catalana. La formación nacionalista está teniendo un debate encendido a cuenta de Ripoll. La presidenta del partido, Laura Borràs, se mostró partidaria, días atrás de que gobernara la lista más votada. No rechazó la posibilidad de que la extrema derecha asumiera el poder. La dirección del partido, en cambio, corrigió la posición de Borràs y anunció que se sumará a un pacto para evitar que gobierne la extrema derecha. «Junts ha sido siempre inflexible contra la extrema derecha. Nuestra posición es incuestionable. Por tanto, participaremos en el cordón sanitario para frenar a la extrema derecha en Ripoll», afirmó la candidata a las generales, Miriam Nogueras.

Parecía que el pacto a 4 estaba ya hecho, pero la agrupación de Junts en Ripoll se desmarcó de la decisión que la ejecutiva había adoptado en Barcelona. A nivel local, en Junts dijeron que no había nada cerrado. ERC, PSC y CUP han presionado este martes a los junteros, presentando ya a primera hora el acuerdo de gobierno.

En pleno debate interno, Carles Puigdemont se ha pronunciado a favor de apartar a la extrema derecha, aunque no lo ha dicho explícitamente. «Ningún modelo que amenace derechos fundamentales es tolerable», ha señalado. «Quizás a la hora de pactar, hay que empezar por ratificar y respetar la Carta Europea de Derechos Fundamentales», ha asegurado. Y ha recordado que ésta rechaza «toda discriminación ejercida por razón de sexo, raza, color, orígenes étnicos o sociales, características genéticas, lengua, religión o convicciones, opiniones políticas o de cualquier otro tipo, pertenencia a una minoría nacional, patrimonio, nacimiento, discapacidad, edad u orientación sexual».

Mientras, Orriols ha presionado a ERC y la CUP, advirtiéndoles de que están pactando con quienes «propiciaron y aplaudieron» las cargas policiales del 1-O. «Como los de Ripoll han votado muy mal, ya decidiremos desde Barcelona quien ha de gobernar», les ha reprochado. Ripoll es la localidad en la que vivían los terroristas islámicos que atentaron en las Ramblas de Barcelona y en Cambrils el 17 de agosto de 2017.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios