Borrar
López Miras, con Joaquín Segado, este viernes en la Asamblea. JM Rodríguez / AGM
Fracasa el primer intento de investidura de López Miras en Murcia

Fracasa el primer intento de investidura de López Miras en Murcia

Vox, PSOE y Podemos votan en contra del candidato popular y la Asamblea Regional repetirá la votación el lunes

Gregorio Mármol

Cartagena

Viernes, 7 de julio 2023, 13:38

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Era lo previsto. Fernando López Miras tendrá que esperar al próximo lunes para reintentar su elección como presidente de la Comunidad Autónoma, tras no obtener la confianza de la Asamblea Regional en la primera votación del debate de investidura, celebrada este viernes. El candidato del Partido Popular necesitaba una mayoría absoluta y se quedó a dos votos de ello: sólo recibió los apoyos de los 21 diputados de su grupo parlamentario. Votaron en contra los trece del PSOE y los dos de Podemos. También los nueve de Vox, pese a las coincidencias programáticas y las negociaciones en marcha desde el pasado martes. El partido que lidera José Ángel Antelo está cerrado en banda mientras el PP no le haga hueco en el próximo Consejo de Gobierno. Y los populares se niegan a ello. Ninguno cede. El 23-J está a la vuelta de la esquina y toda España mira a la Región de Murcia, convertida en este momento en un campo de experimentación política de lo que puede ocurrir después de las elecciones generales.

Tal y como establece el Reglamento de la Cámara autonómica, López Miras tendrá una segunda oportunidad de ser elegido pasadas al menos cuarenta y ocho horas del primer intento. En esa votación, que tendrá lugar el lunes por la mañana, necesitará una mayoría simple. Será clave para ello la abstención que también le niegan, de momento, los diputados de Vox. Con la votación celebrada este viernes se pone en marcha el plazo de dos meses que posee la Asamblea para organizar cuantos debates de investidura crea convenientes. Si pasado ese tiempo no hay presidente, la Cámara quedará disuelta y tendrá que convocar nuevas elecciones autonómicas, que se celebrarían en otoño. A este último escenario es al que se encamina la Región, salvo que cambien las estrategias de PP y Vox vinculadas a la campaña de las elecciones generales y los resultados de estas provoquen un viraje en las prioridades de esos partidos.

En su segunda intervención ante el Pleno, tras la presentación de su programa el jueves, López Miras volvió a defender su gestión al frente de la Comunidad durante la pasada legislatura y la legitimidad para ser elegido presidente. E insistió en pedir el apoyo de sus socios naturales de Vox: «Es obvio que no contaré con el apoyo de todos, aunque sería sensato pensar que, siendo la opción respaldada por la mayoría, se respetase esa voluntad desde la abstención de quienes no tienen la opción de presentar un programa alternativo de gobierno».

El candidato rechazó las críticas de los portavoces de los partidos de izquierdas, especialmente del socialista José Vélez, a quien pidió «coherencia» por criticar los pactos de los populares y obviar los suscritos por los socialistas con independentistas catalanes y vascos. Y defendió, dirigiéndose a Antelo, su lealtad como socio político asegurando que cumplió gran parte del pacto de investidura firmado en 2019 con Vox hasta que, un año después, su grupo parlamentario se fracturó en dos bandos. «¿Quién nos dice que hoy son nueve diputados y dentro de un año no serán tres grupos distintos, como ocurrió en el pasado?», le espetó.

En su primera intervención, el portavoz del Grupo Socialista, José Vélez, puso en duda la promesa de López Miras de respetar la Asamblea y recordó que la pasada legislatura se apoyó el diputados tránsfugas para mantenerse en el poder. «Dijo que hay que huir del fetichismo del sillón, cuando usted se agarró a él como una lapa, manchando la institución». Y reprochó que en la defensa de su programa de gobierno no habló de igualdad ni del colectivo LGTBI ni del patrimonio ni de los más desfavorecidos. Vélez lamentó que la Región no mejora en los balances nacionales sobre riesgos de exclusión social. «Hoy tenemos en la Región más pobreza severa que antes de la crisis de 2008», aseguró.

El líder socialista recordó que las listas de espera tampoco mejoran, pese a los documentos firmados en la anterior legislatura. Así que le acusó de usar su política de pactos como «marketing político que sólo busca titulares de prensa». Y le afeó que hable de «violencia intrafamiliar, faltando el respeto a miles de mujeres que sufren violencia machista». Igualmente puso en entredicho su gestión en materia económica, de vivienda, de medio ambiente y hasta de gestión del agua. Vélez aseguró que con Pedro Sánchez en La Moncloa ha llegado más agua a la Región que con anteriores gobiernos del PP.

Antelo responsabiliza a Feijóo

Aunque el sentido de su voto ya había sido anunciado, la intervención más esperada de esta segunda sesión del debate de investidura fue la del portavoz del Grupo Vox, José Ángel Antelo. Defendió la constitución de un gobierno de coalición que «respete la voluntad de los ciudadanos de nuestra Región» y dijo que su candidato era López Miras. Por eso realizó la «enésima llamada al entendimiento, sin chantajes» con la finalidad de alcanzar un pacto que permita cuanto antes la formación de un ejecutivo. Este partido quiere carteras en ese gobierno para asegurarse de que López Miras cumple lo acordado: considera que ya incumplió el pacto de investidura de 2019 y que también se apoyó en diputados «tránsfugas» de Vox. En esta ocasión, según Antelo, el acuerdo se resiste porque el líder nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, utiliza la Región como banco de pruebas electorales. Así que pidió a López Mire que «recapacite» y se «independice de Feijóo» para formar gobierno con un socio «fiable y leal». En una segunda intervención reprochó al PP que no le cediera un puesto en la Mesa de la Asamblea Regional.

La portavoz del Grupo Mixto, la diputada de Podemos María Marín, hizo un juego de palabras, «señor López Antelo», para criticar las idénticas políticas del PP y de Vox durante los últimos años en materia de violencia machista, de integración de inmigrantes y de libertad educativa. «Son ustedes la derechona de este país», dijo con tono crispado a los representantes de ambos partidos, a los que acusó de representar una «opereta» cuando ya tienen un acuerdo, según ella, para gobernar conjuntamente tras el 23-J. En su segunda intervención cargó contra Vox, a cuyos diputados llamó «fachas oportunistas».

La intervención del portavoz del Grupo Popular, Joaquín Segado, fue dirigida a tender puentes y establecer conexiones programáticas con Vox para dejar patente que el acuerdo es posible sin que los electores de uno y otro partido se sientan defraudados. «Nosotros no queremos condicionar los proyectos de futuro por la satisfacción de tener una pírrica victoria política en una negociación. Queremos llegar a acuerdos para mejorar la vida de las personas, por encima de sillones y de cargos», aseguró. Sólo apretó a Vox para decir a sus diputados que los votos en contra de López Miras dan «una alegría a Pedro Sánchez».

Antes de finalizar el Pleno, Segado pidió a Vox negociar durante el fin de semana para desbloquear la situación política y formar un ejecutivo «que el lunes comience a trabajar». También lo hizo López Miras, quien pidió a Antelo reunirse por la tarde para conseguir ese objetivo.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios