Borrar
Santi Vila. E. C.
«Illa será presidente porque para ERC ir a otras elecciones sería un error fatal»
Santi Vila | Exconseller del Govern catalán de Carles Puigdemont

«Illa será presidente porque para ERC ir a otras elecciones sería un error fatal»

Ve «impensable» que el PSC apoye al líder de Junts porque sería «su fin» y cree que «las nuevas generaciones no compran la idea de que contra España se vive mejor»

David Guadilla

Viernes, 17 de mayo 2024, 10:56

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Santi Vila ejerce como profesor de Filosofía Moral en la Universidad Ramón Llull después de abandonar la política tras su paso por el Govern de Carles Puigdemont y ser condenado por el Tribunal Supremo a un año y ocho meses de inhabilitación por el 1-O. El pasado domingo votó a Salvador Illa.

– ¿Y ahora qué? ¿Presidente Illa, Puigdemont o repetición electoral?

– Creo que vamos a ver a un Salvador Illa presidente. La victoria es clara y la suma de un tripartito de izquierdas funciona, aunque no se constituya como fórmula de gobierno.

– Para eso necesita el apoyo de ERC. ¿Seguro que se lo dará?

– Veo absolutamente impensable que se incorpore al Gobierno, pero hay una amplia base de militantes y cuadros que tienen su eje ideológico en la izquierda, que no son solo nacionalistas. Pero habrá que ver...También hay que distinguir la visión que tienen los cuadros de Esquerra de Barcelona y de su área metropolitana y los de la Cataluña profunda. Pero me extrañaría que no apoyen a Illa, con la fórmula que sea, porque la alternativa es ir a la repetición electoral y para ellos sería un error fatal. No está escrito en ninguna parte que no puedan ir a peor.

– ¿De dónde sacó Illa esos votos extra, de ERC, de Ciudadanos...?

– Bueno, piense que había 60.000 o 70.000 votos del PDeCAT. Y esos votos han hecho un viaje al centro. Seguro que no han ido a ERC o a Junts. La antigua Democracia Cristiana, los que votaban en clave de Unió. Hay que tener en cuenta que Illa también ha exhibido sus creencias católicas.Ha sido un candidato muy versátil. Tengo más dudas sobre lo de Ciudadanos, porque lo de la amnistía no ha sido muy fácil de digerir.

– ¿No ayudaron a Illa las políticas de Sánchez?

– En mi opinión, la figura de Illa ha sido muy balsámica. Ha sabido conectar con esa sensación de basta ya de disparates. Pero tengo dudas de que más allá del cordón metropolitano la figura de Sánchez haya terminado aportando mucho. Lo de la última espantada, entre sectores progres, del 'maragallismo'... Todo se ha visto como cosas que nos podíamos haber ahorrado.

– Así que ha sido más 'efecto Illa' que 'efecto Sánchez'.

– Tengo esa impresión.

– ¿Qué es lo que más le sorprendió de las elecciones?

– La magnitud del descalabro de Esquerra. Todos dábamos por descontado que iba a quedar tercero, pero no el batacazo que se ha dado.

– ¿Qué le ha pasado más factura a Aragonès? ¿La gestión de su Gobierno o el apoyo de su partido a Sánchez?

– Creo que lo segundo. La gestión ha sido discutible, pero ni mucho menos era merecedora de un castigo tan severo. Ha habido temas que no se han desencallado, han tenido una labor de gobierno un poco de Doctor Jekyll y Mr Hyde... Pero desde un punto de vista reputacional, en su relación conSánchez ha dado la impresión de que ha sido un socio acomodaticio.

– ¿Ve a Esquerra apoyando a Puigdemont?

– Me parece impensable. Las relaciones humanas son muy importantes en política y estos dos espacios siempre han sido muy hostiles a todos los niveles. Hasta en el pueblo mas recóndito están a matar por cuestiones que incluso algunos dirían que de clase.

– Puigdemont ya ha advertido de que como Illa sea presidente, a Sánchez se le puede complicar mucho la legislatura en Madrid. ¿Ve al PSC apoyando a Puigdemont?

– Es impensable. Sería su fin porque se entendería como un 'Arrimadas II', un desinterés y un abandono del compromiso con Cataluña. Más allá de estos últimos coletazos dialécticos hay que tener presente que Puigdemont ya advirtió que se irá si no es presidente de la Generalitat. Y si lo hace, los sectores más pragmáticos de Junts van a valorar la importancia de tener unos cuantos diputados imprescindibles en Madrid. En el fondo, tanto Junts como Esquerra necesitan ganar tiempo.

«Por amistad cívica»

– Pero el líder de Junts ha demostrado su capacidad de arrastre y de seguir condicionándolo todo. ¿No se cree el órdago?

– Puigdemont ha sido la mejor y la peor carta de Junts. Ha demostrado su tirón, pero también sus limitaciones. Junts tiene incentivos suficientes para ser alternativa y una vez liquidado todo lo que recuerde al 'procés', en actitudes, en discursos e incluso en liderazgos, desarrollar un planteamiento más liberal.

– ¿Pero ha muerto el 'procés'?

– Suele haber una confusión. Una cosa es la idea independentista y otra es el 'procés' como tal. El intento de lograr la independencia es evidente que no ha acabado y tendrá sus altibajos; pero el 'procés', con su retórica, está agotado. Como también lo está un cierto discurso nacionalista victimista. Las nuevas generaciones ya no compran esa idea de que contra España se vive mejor.

–Lo que ha habido es un viraje a la derecha.

– Sí, las sociedades complejas generan miedo en amplios sectores de la sociedad y eso deriva en un cierto viaje hacia los que prometen seguridad.

– ¿Lo de Aliança Catalana ha venido para quedarse?

– Me temo que tendremos que convivir con ello porque forma parte de las mismas respuestas que Vox.

– ¿Se ve volviendo al Govern?

– La verdad es que no. Voté a Illa, pero lo hice por amistad cívica.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios