Borrar
El número uno de Se Acabó la Fiesta, Alvise Pérez. EFE
Se Acabó la Fiesta, de la nada a cuarta fuerza en Salamanca

Se Acabó la Fiesta, de la nada a cuarta fuerza en Salamanca

El partido creado en torno al polémico Alvise Pérez se hace un espacio en las urnas salmantinas con su discurso y suma votos para alcanzar los tres escaños europeos que saca

Félix Oliva

Salamanca

Lunes, 10 de junio 2024, 00:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

¿Puede un partido 'no tradicional' superar a otros con trayectorias en gobiernos? Pues sí, puede, más todavía si se trata de Se Acabó la Fiesta, el partido creado en torno al polémico Alvise Pérez que ha irrumpido en el panorama electoral con tres escaños europeos a base de miles de votos de los que ha cazado 3.500 en Salamanca.

Bajo las siglas SALF aparecía en la 'tarta' de la noche electoral la enseña de este ex asesor de partidos como Ciudadanos. En Salamanca ha cosechado un 3,7% de los sufragios emitidos, más de 5.300, de los cuales un 40% los obtiene en la capital y el resto, repartidos por la provincia.

Con este resultado, se convierte en cuarta fuerza tras los intocables PP y POSE y el ascendente Vox, pero deja atrás a partidos tradicionales y consolidados como Sumar, que forma parte del actual Gobierno, o Podemos, con una dilatada presencia en la vida política; por supuesto, desborda a Cs en sus horas más bajas. También deja muy atrás a 'outsiders' habituales como PACMA o Prepal.

Corrupción, polémicas y fake news

Su discurso gira en torno a la figura e ideas de Alvise Pérez, a las consignas que lanza a sus seguidores en Twitter y, sobre todo, Telegram. Sus proclamas denuncian la supuesta corrupción de toda la clase política, es crítico contra las políticas progresistas, el feminismo, la inmigración o los medios de comunicación.

Alvise Pérez se atribuye haber iniciado el caso Koldo. El vallisoletano Óscar Puente llegó a querellarse contra él por difundir fotos en las que se le podía ver al volante de un Mercedes junto a su pareja en un yate, los jueces decidieron archivar la causa. En 2021, El PSC (Partido de los Socialistas de Cataluña) y la Fiscalía le denunciaron por difundir un falso test positivo de covid de Salvador Illa. Lo admitió ante el juez. Anteriormente, en 2020, ya difundió otro bulo sobre Manuela Carmena, exalcaldesa de Madrid. También ha sido investigado por incitación al odio por una serie de post en redes sociales.

Entró en política como asesor y analista de UPyD y de Ciudadanos. Llegó a ser jefe de gabinete de Ciudadanos en las Cortes Valencianas. Con la caída de Ciudadanos comenzó a hacerse notar en redes sociales, donde ya suma más de medio millón de seguidores. Se autodenomina activista político y «canal de noticias gratuito e independiente».

En sus redes, donde suma más de medio millón de seguidores, se describe a sí mismo como «canal de noticias gratuito e independiente». Sus seguidores tienen un perfil bastante evidente: hombres jóvenes de entre 18 y 34 años, de derecha o extrema derecha. Ellos le consideran un militante contra la corrupción y por la verdad. Sus oponentes le califican de propagandista mediático, difusor de bulos y desinformaciones, además, de calificarlo como el voto friki. Se le ha llegado a comparar con Ruiz Mateos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios