Borrar
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen EP
El modelo de la UE se puede consolidar por el resultado de las elecciones al Parlamento Europeo
Opinión

El modelo de la UE se puede consolidar por el resultado de las elecciones al Parlamento Europeo

La composición de la nueva Cámara posibilita la continuidad de este proyecto desde sus inicios y, especialmente, desde la última legislatura

Francisco Aldecoa Luzárraga

Catedrático emérito de Relaciones Internacionales en la UCM y presidente del Consejo Federal Español del Movimiento Europeo

Martes, 11 de junio 2024, 00:23

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En el artículo publicado en este periódico el 26 de mayo pasado preguntaba: «¿Qué se juega la UE y los ciudadanos europeos ante las elecciones al Parlamento Europeo del 6-9 de junio de 2024?» Contestaba que «de los resultados de las décimas elecciones europeas por sufragio universal, que se vienen realizando desde hace cuarenta y cinco años, depende la continuidad del proyecto europeo, que se inicia hace 75 años y se profundiza en 1992, cuando nace la transformación de una Comunidad Europea de naturaleza económica a una de naturaleza política, aunque incompleta, estableciendo un modelo de bienestar y una presencia en el mundo paulatina.»

Defendía que el nuevo Parlamento Europeo «tendrá que completar el proyecto político europeo, pasando de un federalismo de facto a un federalismo de iure, hacer frente a las ampliaciones, y dar continuidad al apoyo de Ucrania frente a Rusia, fortaleciendo su posición internacional.» Decía que, «a mi juicio, lo que se trata es de consolidar y profundizar el proyecto europeo federal que tan buenos resultados ha dado a lo largo de estos 75 años. Es decir, dar un paso más en la lógica federal.»

Como consecuencia de los resultados de las elecciones de el pasado 9 de junio, podemos aseverar que permiten pensar que la composición del nuevo Parlamento Europeo posibilita la continuidad de este proyecto desde sus inicios y, especialmente, desde la última legislatura. Como señalaba en el anterior artículo, «la novena legislatura ha sido especialmente importante.» Con estos resultados, podemos afirmar que el Parlamento Europeo va a tener la composición adecuada para dar continuidad a ese proyecto.

Los resultados de las elecciones permiten una composición similar a la de la novena legislatura. El Partido Popular Europeo ha aumentado ligeramente (de 182 a 186 eurodiputados/as: 4 escaños más), los Socialistas y Demócratas Europeos han descendido (de 154 a 135: 19 menos), los liberales de Renew han bajado (de 108 a 79: 29 menos). Sin embargo, a diferencia de 2019, ahora Los Verdes se han adherido al apoyo a Ursula Von der Leyen como Presidenta de la Comisión, por lo que hay que contar con los 53 eurodiputados/as que han obtenido. Por lo tanto, posiblemente, la suma total, entre 2019 y 2024, en favor de Von der Leyen, ha incluso aumentado: de 444 en 2019 (suma de populares, socialistas y liberales) a 453 en 2024 (populares, socialistas, liberales y verdes). Es decir, de momento, parece que puede obtener al menos 9 apoyos más.

En el artículo que elaboré en mayo, señalaba que en los medios españoles se planteaba que podría haber otro candidato a Presidente de la Comisión, apoyado por una parte de los populares, más los dos grupos de extrema derecha (Conservadores y Reformistas e Identidad y Democracia), que entendían que iban a tener un crecimiento importante, y que iban a poder superar a la candidatura de Von der Leyen con estos apoyos. Sin embargo, a pesar de que gran parte de la opinión pública insiste en la importancia del crecimiento de la extrema derecha en las Elecciones, aunque ha podido tener importancia en Francia o en Alemania, esperemos que no logre influir de forma definitiva en la gobernabilidad del Parlamento Europeo y, por lo tanto, en el nombramiento de la Comisión.

Hoy todos dan por hecho que la Presidenta Von der Leyen va a ser reelegida, cuando hace unas semanas planteaban grandes dudas. Precisamente, los partidos que han defendido el proyecto europeo desde sus orígenes siguen bien situados. Por lo tanto, lo que aseguraba que sucedería si le daban los números a la extrema derecha: «esa alternativa supondría romper el proceso político europeo de los 75 últimos años, que ha dado avances importantes en la constitución de una federación europea, y es necesario dar algunos pasos más,» no va a ocurrir, y tal y como yo defendía, «la candidata para seguir con el programa actual es la actual Presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen», que ha quedado perfectamente respaldada.

En la opinión pública española se ha dado mucha importancia a los resultados en España. Indudablemente, hay que señalar que el PP ha conseguido dos escaños más que el PSOE, y que ambos partidos van a tener mucha incidencia en sus respectivos partidos europeos, los socialistas manteniendo la importancia que tenían y los populares recuperando la que habían perdido. Sin embargo, hay que insistir que gran parte de la pérdida de los liberales se debe a los nueve escaños que tenía Ciudadanos, que ha desaparecido y se han ido al PP. Con ello, España solo va a tener un miembro entre los liberales, gracias a la candidata de CEUS, del PNV, que ha mantenido su escaño. Quizás también habría que señalar que los independentistas han reducido su peso, pasando Junts de 3 a 1 representantes, y ERC, de 2 a 1.

Aunque los resultados electorales son de continuidad del proceso político, si hay que señalar que dichos resultados pueden tener incidencia en la formación del Consejo, ya que se han convocado elecciones en Francia y ha dimitido el Primer Ministro belga, y quizás puede haber consecuencias también en Alemania. Por lo que, si bien en el Parlamento no va a haber cambios importantes respecto a la consolidación del proyecto político europeo, en el Consejo puede que tengan estas Elecciones alguna incidencia.

Por otro lado, en Francia han subido los socialistas de forma importante, con el liderazgo de Raphael Gluckmann, así como en Italia, que han sido segunda fuerza con más del 24% de los votos, liderados por Elly Schlein, que se convierte en el grupo socialista más importante en el Parlamento Europeo. También hay que señalar, que la extrema derecha se ha reducido muy considerablemente en Suecia, Dinamarca y Finlandia.

Para concluir, el exceso de preocupación que había en la opinión pública española respecto al crecimiento de la extrema derecha a nivel global, ha tenido una incidencia política en la gobernabilidad del Parlamento Europeo muy limitada, ya que, por un lado, estarán divididos en dos grupos políticos, al menos en Conservadores y Reformistas, por un lado, y aunque es posible que se divida, y en Identidad y Democracia. De tal manera, lo que se presuponía que podían incluso incidir en la Presidencia de la Comisión está completamente fuera de lugar.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios