Borrar
Yolanda Díaz, este sábado en Vitoria. EFE / EP

Díaz encara la recta final de campaña centrada en movilizar a la izquierda

La vicepresidenta ataca tanto a PP y a PSOE para tratar de arrebatar a Vox la tercera posición en las encuestas

Ander Azpiroz

Sábado, 15 de julio 2023, 15:27

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Madrid. Yolanda Díaz afronta la recta final de campaña con el principal objetivo de movilizar a un electorado de izquierda que en buena parte ya prefirió quedarse en casa en las municipales y autonómicas del 28-M.

En un mitin ayer en Vitoria, la líder de Sumar insistió una y otra vez en el mismo mensaje: «Salid a votar». Pese a un paulatino avance en las encuestas, Sumar sin superar a Vox como tercera fuerza más votada, un factor clave para determinar las mayorías a izquierda y derecha tras el 23-J. La coalición izquierdista sigue pagando así ante el electorado a la izquierda del PSOE el enfrentamiento entre Díaz y la dirección de Podemos, que ha dejado fuera de las listas a dirigentes de la formación morada como Irene Montero o Pablo Echenique. El discreto papel de Podemos en la campaña se vio ayer en parte compensado por la participación de Ione Belarra y Lilith Verstrynge en actos en Las Palmas y Barcelona, no obstante, nadie duda de que la herida interna aún sangra y, además, que sea cual sea el veredicto de las urnas la batalla dentro del futuro grupo parlamentario del Congreso está servida.

Para convencer a su potencial electorado Díaz se ha lanzado a por la yugular de Alberto Núñez Feijóo, su enemigo íntimo desde que la vicepresidenta ejerciese ya cargos de responsabilidad en la política gallega, tanto a nivel de partido como institucional. La candidata de Sumar alertó ayer que con el PP y Vox volverán las políticas de austeridad que ya el expresidente José María Aznar reivindicó el pasado martes durante un acto en Sevilla. Díaz fue más allá y señaló que la promesa de Feijóo de bajar impuestos podría llevar a un colapso como el que sufrió Reino Unido durante el breve mandato de la ex primera ministra Liz Truss, quien se vio obligada a dimitir ante el desplome de la libra y la presión de los mercados. «Volver a los tiempos de la austeridad se traduce en recortes», resumió la vicepresidenta segunda antes de asegurar que Aznar es quien lleva desde la sombra las riendas del programa económico del candidato popular, quien a siete días de las elecciones aún no ha desvelado quien será su ministro de finanzas.

Además de convencer a sus potenciales votantes, Díaz afronta el reto de frenar las fugas que las encuestas detectan a favor del PSOE. Para lograrlo en Vitoria advirtió sobre el riesgo de la vuelta al bipartidismo y destacó que la Reforma Laboral o el incremento del Salario Mínimo Interprofesional solo han sido posibles gracias a la entrada de Unidas Podemos en el Consejo de Ministros.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios