Borrar
Urgente Siete afectados, entre ellos un bebé de un mes, en el incendio de un edificio de Salamanca
Los representantes de los partidos durante el debate electoral organizado por RTVE EP
El PSOE y sus socios ajustan cuentas en un debate en el que PP y Vox se evitan

El PSOE y sus socios ajustan cuentas en un debate en el que PP y Vox se evitan

Cuca Gamarra, portavoz de los populares, asegura que en el PP están convencidos de que podrán gobernar en solitario tras el 23-J

Viernes, 14 de julio 2023, 00:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Al igual que en el cara a cara del pasado lunes entre Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo, el tono intenso marcó también el segundo debate electoral televisado ante el próximo 23-J que enfrentó este jueves por la noche a los portavoces de los siete partidos con grupo parlamentario propio en el Congreso. Todos ellos debatieron durante 125 minutos en cuatro bloques temáticos sobre economía, políticas sociales, política territorial y pactos de Estado y postelectorales

Estaba previsto que este último, el de las posibles alianzas tras las generales, se convirtiese en el principal arma arrojadiza en el debate celebrado por RTVE y dirigido por el periodista Xabier Fortés –el único en el que participaban los partidos citados constantemente por PSOE y PP para cargar contra sus mutuas alianzas–. Y así fue. El portavoz parlamentario socialista, Patxi López, recriminó a los populares los acuerdos para gobernar conjuntamente con Vox; mientras esta hizo lo propio con los pactos parlamentarios del Ejecutivo esta legislatura con ERC y Bildu.   

Aunque el resto de temas también sirvió para acelerar el ritmo. La gestión de la economía –cada bloque tuvo una duración de 28 minutos– hizo que PP y Vox sacasen toda su artillería contra la gestión del Ejecutivo. «La realidad es que estamos peor que hace cinco años y el Gobierno dice que va como una moto», apuntaba Cuca Gamarra, portavoz y secretaria general de los populares. Patxi López no tardaba entonces ni un minuto en aludir al cara a cara entre Sánchez y Feijóo para introducir que el PP quería continuar con la «táctica de la mentira» y para negar esa mala situación económica.

La igualdad, la violencia de género e incluso ETA también aparecieron durante el transcurso del debate. Gamarra –que dejó claro que Bildu «no será el notario de nuestra democracia» si el PP gobierna– aseguró que Sánchez «pasaría a la historia por haber estado más preocupado de la paz en su onsejo de ministros que de la seguridad de las mujeres» –en referencia al 'solo sí es sí'–. Los portavoces de todas las formaciones, excepto el PP, recriminaron a Vox su postura respecto a la violencia machista, mientras Iván Espinosa de los Monteros sacó una lista en el plató con los 117 violadores excarcelados a raíz de la norma impulsada por el Ministerio de Igualdad dirigido por Irene Montero.

Arañando votos

También se vivieron duelos dentro de los bloques para arañar voto del mismo electorado: Aina Vidal (Sumar) criticó las palabras de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, sobre subir la edad de jubilación a los 70 años. «Eso es una línea roja para Sumar». Y el PSOE recriminó a Gabriel Rufián, portavoz de los republicanos, haber votado en contra de la reforma laboral. Los representantes de PNV, ERC y EH Bildu, por su parte, coincidieron también en tildar de «riesgo real» un eventual Ejecutivo formado por PP y Vox tras el próximo 23-J.

Populares y voxistas, por su parte, evitaron cualquier confrontación a pesar de la tensión que existe entre ambas formaciones en territorios como la Región de Murcia o Aragón, donde aún deben alcanzar un acuerdo. Aunque Gamarra también quiso dejar claro en el minuto final que en Génova tiene que claro que «gobernarán en solitario. Rufián preguntó, por su parte, a López si el PSOE piensa recoger el guante de Feijóo y permitirle gobernar si gana las elecciones. «No», respondio tajante el exlehendakari.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios