Borrar
Los novios, a la salida de la iglesia. Foto: Esther Vázquez | Vídeo: EP

Almeida y Teresa Urquijo ya son marido y mujer

La ceremonia, celebrada en una iglesia del barrio de la Milla de Oro, ha contado con la presencia del rey emérito y con la plana mayor del PP

Sábado, 6 de abril 2024, 11:48

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Con cuarenta minutos de antelación, sin haber pegado ojo en toda la noche y resoplando, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha llegado a la puerta de la Iglesia de San Francisco de Borja para contraer matrimonio con Teresa Urquijo. El regidor ha asegurado a los medios de comunicación que estaba «muy emocionado y muy nervioso», pero también ha reconocido que era «el mejor día de su vida».

Abrumado y sorprendido por cariño el de los ciudadanos agolpados en los alrededores del templo, Almeida ha ido recibiendo a cada uno de los 400 invitados que han entrado en la iglesia, ya que el otro centenar, entre los que se encuentra doña Sofía, han ido directamente a la finca en la que se ha celebrado el convite. «No está invitado Juan Ortega», ha bromeado el alcalde mientras posaba con sus hermanos, nombrando al torero que horas antes de su boda decidió no casarse.

La mayor sorpresa ha sido ver a don Juan Carlos acudiendo a la ceremonia, algo que no se preveía. Poco antes llegaba la infanta Cristina con un dos piezas confeccionado por Lorenzo Caprile, el mismo diseñador que firmó su traje de novia. Lo hizo del brazo de su hijo Juan Valentín. La última en llegar fue la infanta Elena, acompañada por sus vástagos, Froilán y Victoria Federica. La sobrina de Felipe VI se ha enfundado un vestido de Himba Collection, la firma de sus amigos María García de Jaime y Tomás Páramo. Una pieza de 199,95 euros que se agotó al poco de ver a la joven entrar a la iglesia y que la marca ha tenido que volver a reponer rápidamente para aprovechar el tirón mediático.

Ayuso, ovacionada

A la ceremonia también ha asistido la plana mayor del PP encabezada por el presidente del partido, Alberto Núñez Feijóo, y, la más ovacionada de la jornada, Isabel Díaz Ayuso, muy guapa con un vestido de su firma de cabecera, Victoria, que se ha dado un baño de masas. También ha acaparado los flashes Carla Pereyra, mujer de Diego 'Cholo' Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, cuyo presidente ha estado entre los afortunados que han podido entrar a la iglesia. No ha faltado Luisa Bergel, hija del empresario Jaime Bergel, quien presentó al alcalde y a la analista de inversiones en una fiesta, como ya hiciese previamente con Tamara Falcó e Íñigo Onieva.

Cuando pasaban seis minutos de las 12, ha llegado la novia acompañada por su padre, el ejecutivo Lucas Urquijo Fernández de Araoz, a su llegada a la iglesia a las 12:06 horas. Se esperaba que acudiese con el vestido con el que se casaron su abuela y su madre. Una pieza confeccionada en 1961 por el maestro Pedro Rodríguez en brocado jacquard con hilo de plata con algunas modificaciones llevadas a cabo por Navascués, conocida firma de moda nupcial perteneciente a la familia de Almeida, en colaboración con Cristina Martínez-Pardo Cobián. Sin embargo, el traje del maestro de la costura ha sido totalmente desmontado y se ha realizado uno nuevo con el exquisito tejido, de talle alto, cuello con bies en rulo y manga abullonada. La cola es independiente, realizada en gazar de seda natural bordada en hilo plata. Un vestido acompañado por un velo de tul de seda natural y salones destalonados de Mascaró.

En el interior del templo, el rey emérito ha estado en primera fila compartiendo banco con la madre de la novia y con las infantas, con las que ha posado, al igual que con sus nietos, a la salida de la iglesia, tras lo que, como los novios y el resto de invitados, se han desplazado a la finca 'El Canto de la Cruz', en la localidad madrileña de Colmenar Viejo, propiedad de los abuelos maternos de la novia, la princesa Teresa de Borbón-Dos Sicilias y su marido, Íñigo Moreno de Arteaga, marqués de Laserna. Es allí donde se ha celebrado el convite y donde los 500 invitados han sido agasajados con platos del prestigioso restaurante Lhardy. Allí, las mesas estaban marcadas con el nombre de los distintos barrios de la capital y los novios han bailado un chotis.

El Rey emérito Juan Carlos I, sus nietos, Victoria Federica de Marichalar y Froilán de Marichalar, y la Infanta Cristina, este sábado a la salida de la boda del alcalde de Madrid. E. P.

Tras la fiesta, es probable que el rey emérito se quede en la finca de su prima, donde cría a sus purasangres, mientras que los recién casados inicien una luna de miel que comenzará en las paradisíacas Islas Maldivas y continuará en Bután, conocido como el reino de la felicidad. A su regreso podrán recoger los obsequios que los invitados hayan tenido a bien escoger de la extensa lista de boda que. En ella hay regalos para todos los bolsillos, desde una alfombra afgana de más de 7.000 euros, a un conjunto de posavasos de 14 euros, pasando por una vajilla de la Cartuja de Sevilla valorada en 1.115 euros.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios