Borrar
Isabel pantoja, en el Baile de la Rosa. Reuters
Un Baile de la Rosa con Pantoja y sin Charlene

Un Baile de la Rosa con Pantoja y sin Charlene

La tonadillera acudió con un primaveral vestido decorado con dos grandes flores haciendo honor al evento

Joauqina Dueñas

Domingo, 26 de marzo 2023, 10:07

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Isabel Pantoja ha sido una de las grandes protagonistas del tradicional Baile de la Rosa que cada año se celebra en Mónaco y preside la familia Grimaldi como anfitriones de excepción. En esta edición, todas las miradas (al menos las que llegaban desde España) estaban centradas en la tonadillera que acudía por primera vez a esta cita, coincidiendo con su 50 aniversario en el mundo de la música. Todo, gracias a la invitación de Manel Dalgó, un artista catalán, pareja del empresario Thomas Schimeder, que reside en Francia y que, además tener relaciones con la familia principesca, es un auténtico admirador de la intérprete de 'Marinero de luces'.

El baile, que cada temporada se inspira en una temática diferente, estaba centrado este año en el universo de Bollywood, sin embargo, nos quedamos con las ganas de ver a la sevillana enfundada en un sari, el traje indio tradicional femenino. En su lugar, llevaba un vestido muy primaveral, con el rosa fucsia como protagonista, detalles en verde y dos grandes flores, una en hombro y la otra en la muñeca.

Con espléndida sonrisa, Isabel ha podido cumplir uno de sus sueños, compartir mesa y mantel con la cantante británica Shirley Bassey, una de las artistas más esperadas en esta cita de la jet-set monegasca. De hecho, este fue el principio de todo. Según ha contado el propio Dalgó, promotor de la invitación a la tonadillera, alguien del equipo de la madre de Kiko Rivera se puso en contacto con él para conseguir un encuentro con la cantante británica. Dada la petición, el catalán decidió invitarla con un acompañante para hacer realidad su deseo.

Lo que parece que no se ha producido ha sido el encuentro entre Isabel y Carolina de Mónaco. Una mujer sobre la que la cantante sevillana ha dicho que siente un especial afecto, ya que se siente especialmente unida a ella en tanto que ambas han tenido «vidas paralelas», con la pérdida de sus maridos de manera repentina, según explicó en declaraciones a la revista '¡Hola!'.

Una elegante Carolina de Mónaco, con un vestido de lentejuelas, ejerció de anfitriona del espectacular evento creado en memoria de su madre, Grace Kelly. La princesa de Hannover estuvo acompañada por sus cuatro hijos y sus acompañantes, Pierre Casiraghi y Beatriz Borromeo; Carlota, en su caso, sin Dimitri Rssam; Andrea con Tatiana Santo Domingo; y Alexandra de Hannover con Ben-Sylvester Strautmann. Tampoco faltó a la cita el príncipe Alberto, que acudió después de enviar un comunicado en el que desmentía los «rumores maliciosos» sobre una posible separación de su mujer. Porque un año más, la gran ausente ha sido Charlene, a la que no vemos en el Baile de la Rosa desde 2014.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios