Borrar
El joven chef, en una imagen de su canal de Youtube. R.C.
Daniel Sancho, el chef que se enfrenta a la pena de muerte

Daniel Sancho, el chef que se enfrenta a la pena de muerte

Hijo y nieto de actores, salió hace una semana del anonimato por matar y descuartizar al cirujano colombiano Edwin Arrieta en una isla turística tailandesa

Sara Rubio

Sábado, 12 de agosto 2023, 00:53

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Hasta hace una semana, Daniel Sancho era un desconocido para la opinión pública. Pocos sabían que el popular actor Rodolfo Sancho fue padre a los 19 años, antes de saltar a la fama. Pero, después de que el pasado sábado se conociera que el joven de 29 años había sido detenido en Tailandia acusado de matar y descuartizar a un hombre, su vida y, sobre todo, su futuro, están en el epicentro de la crónica social. Sancho viajó al país asiático para verse con Edwin Arrieta (44 años), cirujano plástico colombiano.

Ambos acudieron a la fiesta de luna llena el martes 1 de agosto en Ko Pha Ngan, conocida por sus excesos de alcohol y por el consumo de todo tipo de sustancias estupefacientes. La aparición de los restos humanos de Arrieta en un vertedero llevaron al arresto de Sancho, que poco antes había denunciado su desaparición. Las autoridades se encuentran ahora investigando todo lo sucedido con la colaboración del joven.

De padre, madre y abuelo actor, desde pequeño eligió dar a su vida un rumbo diferente y alejarse de la profesión familiar para centrarse en su verdadera pasión: la cocina. Rodolfo Sancho y Silvia Bronchalo se conocieron en clases de interpretación cuando ambos acababan de cumplir la mayoría de edad. Silvia se quedó embarazada y el 11 de junio de 1994 nació Daniel para cambiar sus vidas. La relación duró diez años más y se separaron de forma amistosa. Ahora, el actor comparte su vida con Xenia Tostado desde hace 18 años; fruto de esta relación, nació Jimena, la única hermana de Daniel.

Rodolfo Sancho alcanzó la popularidad unos años después de ser padre con la mítica serie de Telecinco 'Al salir de clase', al igual que les ocurrió a sus compañeros de reparto Hugo Silva y Elsa Pataki. En 2012 dio vida a Fernando el Católico en 'Isabel' y ha participado en otras series de éxito nacional como 'El Ministerio del Tiempo', 'Mar de Plástico', 'Sequía' o 'La señora', que ahora repone La1 por las tardes. La vocación le venía de familia, pues su padre, Sancho Gracia, estudió interpretación y tuvo un papel protagonista en la recordada serie 'Curro Jiménez'. El expresidente Adolfo Suárez era un gran amigo de la familia; de hecho, fue padrino de la boda de su abuelo y padrino en el bautizo de su padre.

Su madre, Silvia Bronchalo, también soñaba con ser una gran actriz, pero sus planes cambiaron y ahora trabaja como gestora de patrimonios en Mapfre. No tiene redes sociales y es muy poca la información que se conoce sobre ella. De la grave acusación de asesinato de su hijo se ha limitado a decir al programa 'En boca de todos' de Cuatro que se está haciendo «una película sin saber nada».

Daniel Sancho no escondía su enorme pasión por la gastronomía, aspiraba a ser un gran chef y actualmente ejercía de cocinero para La Bohēme Catering. Su padre presumía orgulloso de él en una entrevista hace años en la que reflexionaba sobre la vocación de su hijo mayor: «Por eso con diez años hacía galletas y pasteles y yo no soy capaz de hacer un huevo frito». También se conoce que abrió un restaurante especializado en hamburguesas en el corazón del barrio madrileño de Malasaña que lleva por nombre Boogie Burgers. Incluso, tenía su propio canal de Youtube para mostrar algunas de sus recetas.

Su cuenta de Instagram

A través de su perfil en Instagram, que se encuentra cerrado desde que se conocieron los hechos, daba buena cuenta de sus viajes exóticos alrededor del mundo y de su pasión por el esquí y el surf. También mostraba sus visitas a restaurantes con estrellas Michelin, el último que posteó fue Etxebarri. Otra de las cuestiones sobre la que se ha hablado mucho estos días es su situación sentimental. Una de las hipótesis con las que trabajan las autoridades tailandesas es que entre Arrieta y Sancho existía una relación sentimental y que el móvil del crimen habrían sido los «celos».

Además, según han informado algunos medios tailandeses, el propio chef habría reconocido a la policía haber mantenido relaciones sexuales con el médico. Sin embargo, Sancho también ha declarado que Arrieta le hizo «destruir la relación» con su novia Paula, con la que llevaba cinco años saliendo, y que le tenía como «rehén». Lo último que ha trascendido de la investigación es que Arrieta le envió mensajes con amenazas si Daniel Sancho ponía fin a la relación.

Ahora, el futuro de Daniel Sancho está en una cárcel tailandesa a la espera de que salga el juicio y se resuelvan todas las incógnitas que rodean al caso. El joven podría ser condenado a pena de muerte o a cadena perpetua, ya que, además de la acusación por asesinato, se enfrenta a los agravantes de ocultación del cuerpo y manipulación del mismo. Pero su pena también se podría ver rebajada por colaborar en la investigación.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios