Borrar
La Policía tailandesa halla en el móvil de Daniel Sancho amenazas de muerte del médico al que descuartizó

La Policía tailandesa halla en el móvil de Daniel Sancho amenazas de muerte del médico al que descuartizó

Arrieta amenazó al cocinero español para evitar que cesaran las relaciones sexuales que mantenían desde hace un año

A. Mateos

Jueves, 10 de agosto 2023, 13:13

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La policía tailandesa ha encontrado en el móvil de Daniel Sancho amenazas de muerte de su víctima, el médico al que descuartizó, Edwin Arrieta. Según desvela 'El Periódico', que ha tenido acceso a uno de los líderes de la investigación, el médico amenazó a Sancho con matarle si terminaba la relación que mantenían.

Estas intimidaciones forman parte del intercambio de mensajes que mantuvieron víctima y asesino, y que la Policía está investigando. Anteriormente, la prensa local ya informó que en uno de esos mensajes Arrieta amenazó a Sancho con publicar fotos comprometedoras si cesaba la relación sexual que mantenían desde hace un año. En la declaración policial, Sancho afirmó que la insistencia del médico en mantener sexo le hizo perder la cabeza y golpearle. Posteriormente, le descuartizó.

El futuro del cocinero español es incierto, aunque de la acusación de asesinato premeditado no se va a librar. «Tenemos suficientes evidencias y ahora depende del tribunal empezar el juicio», afirmó al respecto Somsak Nurod, jefe de investigación de la comisaría de Koh Pha Ngan. Las grabaciones de las cámaras, el tíquet de compra de guantes la víspera del asesinato, material de limpieza, un cuchillo de grandes dimensiones... Todo está en manos de la Policía tailandesa.Sancho lleva desde el pasado lunes en la cárcel de Koh Samui, después de que el juez decretara su ingreso en prisión provisional a la espera del juicio. Permanece en la unidad hospitalaria de la cárcel, tal y como marca el protocolo. Allí deberá estar diez días para cumplir la cuarentena establecida para evitar el contagio de enfermedades, al igual que ocurre con todos los presos. Sancho ha pedido que le lleven una medicación contra el estrés que estaba tomando y que tenía en la habitación de su hotel y ha solicitado hablar con su familia, aunque salvo sorpresa no podrá hacerlo hasta que finalice el tiempo de aislamiento.

En las últimas horas ha recibido la visita de su abogado tailandés, Khun Anan, que asegura que Sancho «sabe lo que hizo». «Creo que está relajado. Él quiere planear cómo vivir ahí dentro», señaló Anan a los medios que le esperaban a la salida de la prisión. Además, el abogado concretó que la estrategia de su defensa en un primer momento será sacarlo de prisión o, al menos, que Sancho no vaya a la cárcel de Bangkok, de alta seguridad, donde las condiciones de vida son mucho más duras que en el actual centro penitenciario.

El siguiente paso en el caso lo tendrá que dar la Policía tailandesa. Tiene 84 días para enviar sus conclusiones a la Fiscalía y así dar inicio a la fase oral del juicio. En estos momentos, la investigación está centrada en las grabaciones de las cámaras de la calle del lugar de los hechos y están a la espera de los resultados de las pruebas de ADN halladas en el suelo de la habitación del hotel y en la camiseta de la víctima. También continúa la búsqueda de las seis partes del cuerpo de Arrieta que todavía no se han localizado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios