Borrar
Kiko Rivera e Isabel Pantoja. Archivo

Isabel Pantoja visita a Kiko Rivera en el hospital

El DJ sufre una dolencia de corazón que le llevará a pasar por quirófano

Joaquina Dueñas

Lunes, 17 de julio 2023, 13:53

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Nuevo susto para la familia Pantoja. Kiko Rivera, de 39 años, sufre una dolencia de corazón que le llevará a pasar por quirófano. Ha sido el propio DJ el que ha relatado a sus preocupados seguidores su difícil situación, en la que ha contado en todo momento con el apoyo incondicional de su esposa, Irene Rosales. También ha ido a visitarle su madre, a pesar del distanciamiento que han vivido en los últimos años.

«La vida me vuelve a dar un susto», decía el hijo de Isabel Pantoja el pasado viernes sin dar más explicaciones. Este lunes, decidía ofrecer más detalles y agradecer todo el apoyo recibido. «Hoy es un día importante para mi vida, hoy salimos de dudas con el cateterismo. Una parte de mi corazón no funciona en condiciones, pero no se alarmen, todavía sigo vivo y con ganas de vivir», empezaba Rivera.

«Estos días atrás han venido a verme y estar conmigo quienes han querido buscar un huequito en su vida para pasarlo conmigo aquí. Son muchos y no voy a enumerarlos a todos, pero sí decirles en mayúsculas: GRACIAS», escribía al tiempo que reconocía los numerosos mensajes «maravillosos» de gente desconocida en redes sociales y las llamadas telefónicas de quienes no habían podido visitarle. No han faltado unas palabras para sus hijos, a los que ha definido como «el motor de mi vida». «Quiero agradecer a Dios por darme otra oportunidad para ver crecer a mis hijos y también enmendar mis errores, que no son pocos», ha dicho.

Por su puesto, también ha reconocido a Irene Rosales su entrega: «No quiero olvidarme de mi mujer, lo más importante de mi vida sin duda. Gracias, Irene, te amo por encima del mundo». Una Irene que también ha dedicado unas cariñosas palabras a su marido: «Eres fuerte, papi, y aquí vamos a estar a tu lado siempre porque somos un equipo. Te quiero. Te quiero para los momentos buenos, te quiero para los momentos menos buenos y te quiero a mi lado siempre».

La sorpresa del mensaje de Rivera ha sido desvelar la visita de su madre, de quien llevaba tiempo distanciado. De hecho, en su último percance de salud, la tonadillera no acudió a verle por recomendación médica, para evitar que se alterara. Sin embargo, esta vez sí parece que la artista ha podido ver a su retoño. «Gracias mamá por venir a verme, por pasar esa tarde juntos que para nosotros fue tan necesaria», le dedica. Una visita discreta, alejada de los objetivos que a buen seguro ha servido para unirles. De quien no sabemos si ha contactado con su hermano es Isa P., que continúa con sus publicaciones habituales en Instagram sin mención alguna al DJ.

Los problemas de salud de Kiko Rivera le han hecho reflexionar una vez más y tras tomar perspectiva también ha querido pedir perdón: «Perdón por las formas, perdón por no saber controlarme y perder los nervios de una manera que no me caracteriza. Mi corazón necesita sanarse y para ello os necesito a todos y así va a ser», ha afirmado rotundo.

Aunque de su mensaje puede leerse cierta preocupación entre líneas, Kiko quiere mandar un mensaje de esperanza. «Todo va a ir mejor, me estoy cuidando y así va a seguir siendo dejando atrás todos mis malos hábitos (que no han sido pocos). (…) Y solo una última cosa, disfruten de la vida y disfruten de los suyos porque al final de cuentas aquí solo estamos de paso. Pronto seguiremos bailando y gozando de la música», ha terminado, haciendo un guiño a su carrera musical y al último trabajo que acaba de salir a la calle, 'Mambo'. En todo caso, este percance le obligará a retirarse una temporada mientras se recupera de la intervención a la que va a ser sometido.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios