Borrar
Kate Middleton. R. C.
Kate Middleton recibe una alegría en pleno tratamiento contra el cáncer

Kate Middleton recibe una alegría en pleno tratamiento contra el cáncer

La princesa de Gales sigue de cerca la labor de la Real Fundación para la Primera Infancia, aunque todavía no puede volver al trabajo

Joaquina Dueñas

Martes, 21 de mayo 2024, 12:46

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El silencio continúa en torno al tratamiento y al estado de salud de Kate Middleton, de ahí que cualquier información relacionada con su figura cobre mayor relevancia, especialmente, si procede de fuentes oficiales. Eso es lo que ha sucedido con los buenos resultados del informe elaborado por la Real Fundación para la Primera Infancia, una entidad con la que la princesa de Gales está fuertemente involucrada. Tanto, que desde el palacio de Kensington no han dudado en transmitir que está «entusiasmada con los resultados conseguidos».

El documento solicita a las empresas más inversión para apoyar la conciliación en las familias con niños pequeños y señala que invertir en la primera infancia podría tener un impacto de 45.000 millones de libras esterlinas respecto a la economía nacional. En esta línea, apunta a que un mayor acceso a guarderías permitiría que más padres volvieran a trabajar y subraya que una mejor educación en los primeros años impulsaría también la productividad en el lugar de trabajo. Así, destaca cómo las empresas podrían ayudar con cambios culturales y estructurales que harían más fácil la vida a los trabajadores con niños pequeños.

Un compendio que ha satisfecho a la esposa del príncipe Guillermo. Y es que, aunque «todavía está siendo tratada», tal como han especificado sus portavoces, Kate Middleton está siguiendo muy de cerca este proyecto ya que lo considera «el trabajo de su vida». De ahí que la princesa siga siendo «la gran fuerza impulsora», tal como ha expresado el director ejecutivo del proyecto, Christian Guy, a pesar de que continúe de baja. De hecho, desde Palacio han querido ser muy cautos especificando que «este es un compromiso que ella ha asumido y que va a ser un gran foco a lo largo de su vida en el servicio público», eso sí, «cuando regrese al trabajo». Algo que solo sucederá cuando su equipo médico «dé luz verde». Entretanto, han recordado que «ella necesita privacidad para su recuperación».

Tras la infinidad de especulaciones que siguieron a su operación abdominal a principios de año, el vídeo en el que Kate informaba de que estaba siguiendo un tratamiento de quimioterapia preventiva para el cáncer que le había sido diagnosticado hizo que se frenaran los rumores sobre sus posibles dolencias y cualquier tipo de conjetura respecto a la fecha de su vuelta al trabajo, que inicialmente se había determinado para después de Semana Santa. Con el nuevo comunicado vuelve a descartarse su inminente regreso a los actos oficiales, aunque se barajó su presencia en el Trooping The Color, que tendrá lugar el 8 de junio, después de que el Ministerio de Defensa la incluyera en el programa de ese día.

Lo cierto es que están siendo tiempos muy duros para la corona británica, con el rey Carlos III y la princesa de Gales en tratamiento oncológico. De hecho, recientemente, Amaia Arrieta, diseñadora amiga de Kate, encargada de vestir a los hijos de los príncipes de Gales, concedió una entrevista a The Telegraph en la que se decía «desconsolada» por el «infierno» por el que están pasando el heredero y su esposa. «Espero que vuelvan pronto, es necesario y para mí, algo personal», aseguraba. Un deseo que comparten numerosos británicos, pendientes de cada detalle que pueda desvelar algo sobre el estado de salud de los miembros de la familia real.

Mientras tanto, son la reina Camilla y el príncipe Guillermo quienes están llevando el peso de la corona. El hijo mayor de Lady Di decidió retirarse temporalmente para estar al lado de su mujer y de sus hijos y tras retomar su agenda pública ya ha hecho los primeros viajes oficiales fuera de Londres, lo que se ha considerado como un claro indicativo de que Kate evoluciona favorablemente.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios