Borrar
Nacho Palau y Miguel Bosé. R. C.
Miguel Bosé y Nacho Palau, vacaciones en familia tras la resolución judicial

Miguel Bosé y Nacho Palau, vacaciones en familia tras la resolución judicial

Los cuatro hijos de la expareja han disfrutado de unos días juntos en Mallorca

Joaquina Dueñas

Madrid

Martes, 1 de agosto 2023, 16:05

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

A pesar de las tiranteces existentes entre la expareja, Miguel Bosé y Nacho Palau han decidido dejar a un lado sus diferencias por el bien de sus hijos y han disfrutado de unos días de vacaciones todos juntos en Mallorca. Fue en 2018 cuando el cantante y el escultor anunciaron su divorcio, después de más de 26 años de unión y cuatro hijos en común nacidos por vientre de alquiler. Se desató entonces un duro enfrentamiento entre la pareja que airearon públicamente y que terminó en los juzgados a cuenta de la custodia de los pequeños.

El pasado mes de mayo el Tribunal Supremo dictaminaba que los menores no eran hermanos ya que dos estaban inscritos a nombre de uno de los progenitores y los otros dos al del otro. Aunque se habían criado juntos, la separación hizo que Diego y Tadeo se quedaran con Miguel Bosé en México mientras que Ivo y Telmo viajaban a España junto a Palau. Así las cosas, el valenciano ha intentado desde el principio que se reconociera la filiación de los cuatro niños a cada uno de los padres, pero el alto Tribunal estableció que para ello tenían que haber adoptado a los menores con anterioridad a su separación. En todo caso, reconocía que, de facto, los niños eran familia.

Además, entre las medidas que adoptaba la sentencia judicial se recogía que los niños pasasen tiempo de vacaciones juntos. Y así ha sido ya que los cuatro menores han pasado unos días en Palma de Mallorca en compañía de Miguel Bosé y de Nacho Palau. Los seis se han alojado en una vivienda de Manacor con una localización excepcional que les permitía disfrutar de la ansiada privacidad para el esperado encuentro, ajenos a las miradas de los curiosos y de la prensa.

En los últimos años, Bosé ha elegido la isla balear como refugio veraniego. En esta ocasión, además de disfrutar del mar, de la piscina, de la naturaleza y de veladas con amigos, ha podido llevar a los niños a la escuela de tenis del reconocido y exitoso deportista manacorí Rafa Nadal.

Aun así, el cantante no se ha librado de los sobresaltos ya que tuvo que acudir a la clínica Rotger de Palma por un problema en sus cuerdas vocales. Precisamente la voz de Bosé ha preocupado mucho a sus admiradores en los últimos tiempos ya que ha sufrido problemas derivados de una dolencia con una muela que le provocaba sinusitis crónica durante ocho años. Una etapa que ya ha dejado atrás, al igual que parece haber sucedido con el enfrentamiento frontal con su expareja, aunque la relación no es tan fluida como cabría esperar después de pasar unos días juntos.

Bosé ha hecho en los últimos tiempos un repaso de su vida escribiendo sus memorias y preparando su documental biográfico, lo que le ha llevado a iniciar una nueva etapa. «Así se cierra, se resuelve y se da paz a esta larga etapa a la que estoy tremendamente agradecido, y a esta vida que elegí vivir y que tan especial fue. Ahora arranco otra», reconocía recientemente.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios