Borrar
Pisadas artesanales con historia

Pisadas artesanales con historia

PUNTADAS CON HILO ·

La cantante Madonna, Rania de Jordania o la reina Letizia tienen en sus zapateros calzado de la firma riojana Gaimo

Domingo, 12 de marzo 2023, 12:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La ciudad riojana de Arnedo es una de las cunas del calzado con sello español. Callaghan, Chiruca, Fluchos, Natural World, Pitillos, El Naturalista, Victoria o Gorila son algunos de los nombres que componen su tejido empresarial. Una industria que tiene como pilar fundamental a familias de zapateros como de la que descendía la de José Luis Iturriaga. Junto a tres amigos, todos trabajadores del sector del calzado, fundó la firma Gaimo en 1978.

«Éramos muy jóvenes, con muchas inquietudes y con ganas de desarrollar una nuevo proyecto», explica Iturriaga, un enamorado de la moda, sobre todo el mundo artesanal, razón por la que se decidieron a crear un pequeño taller de alpargatas. «Originalmente la alpargata se entendía como un producto muy artesanal para el uso de la gente del campo, pero nosotros queríamos elevarlo a la categoría de producto de moda. Así, comenzamos a realizar alpargatas tradicionales pero jugando con diferentes materiales naturales, aportando color, cintas en contraste o color en las suelas».

Pese a estar cubriendo una carencia en el sector, los inicios fueron difíciles. «Después del primer año, los resultados no fueron buenos. Mis otros dos socios decidieron no continuar, pero decidí seguir intentándolo», explica el artesano, que señala que «lo más complicado fue empezar a vender en países donde la alpargata apenas se conocía y no se entendían».

El arrojo de José Luis lo ha llevado a tener a día de hoy a más de 120 trabajadores a su cargo, con sus diseños en los escaparates de más de 40 países. «Actualmente la exportación supone el 75% de nuestra facturación y estamos presentes en todos los continentes», cuenta el zapatero.

Materiales naturales

Para conseguir tremenda expansión, José Luis cuenta con la ayuda de sus hijas. Al frente del equipo de diseño está Esmeralda desde hace 20 años, cuando terminó sus estudios en la escuela londinense de moda Cordwainers, ganando el premio a la Diseñadora del Año. Ha mantenido como punto de partida de cada pieza los materiales naturales, entre los que predominan los algodones, linos y pieles de curticiones vegetales, creando modelos atemporales.

Cada temporada, nuevas inspiraciones y tendencias inundan las colecciones diseñadas por Esmeralda Iturriaga, pero todas ellas tienen en común las maravillosas imperfecciones del trabajo hecho a mano. «Cada zapato es diferente y único, como cada artesano. Para nosotros un par de alpargatas es una pieza única, personal y que requiere un gran trabajo, ya que se tardan unos 40 minutos en el cosido.

El proceso de elaboración de unos zapatos Gaimo cuenta con más de 100 personas especializadas en todas sus fases, uniendo artesanía y tecnología en cada creación.

«La calidad y la responsabilidad son esenciales, por eso desarrollamos cada pieza con materiales sostenibles y de la forma más ecológica posible», comenta Esmeralda Iturriaga.

Como cada primavera su línea Tierra, que se obtiene de forma sostenible y ecológica en un 78%, con el propósito de alcanzar en un futuro próximo el 100% en todos sus zapatos. Trabajan mano a mano con los proveedores locales para encontrar los materiales con menor impacto ambiental.

Otra de las prioridades de la marca es la comodidad. ya que «un cliente puede enamorarse de un zapato por muchas razones, pero sin la comodidad el resto no funciona». Entre esos clientes satisfechos cuentan, entre otros, con la cantante Madonna, Rania de Jordania y la reina Letizia.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios