Borrar
El Supremo rechaza asignar a Miguel Bosé la paternidad de los dos hijos biológicos de Nacho Palau

El Supremo rechaza asignar a Miguel Bosé la paternidad de los dos hijos biológicos de Nacho Palau

El alto Tribunal ha dado la razón al cantante que aclara que tendrían que haber adoptado, algo «inviable» una vez rota la pareja

Joaquina Dueñas

Jueves, 18 de mayo 2023, 14:13

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La guerra judicial por la custodia de los hijos de Miguel Bosé y de Nacho Palau ha llegado a su fin tras la sentencia del Tribunal Supremo que establece que el cantante y dos de cuatro menores «carecen de lazos biológicos». El alto Tribunal da así la razón al artista desestimando el recurso de casación presentado por Palau en el que pedía que se declarara la paternidad tanto de los hijos biológicos del cantante como de los suyos.

Así, la aspiración del escultor de que Miguel Bosé fuera declarado padre de los cuatro hijos ha quedado descartada. Palau esperaba convertirse legalmente en padre de los dos hijos biológicos de Bosé y a la inversa, dado que siempre habían vivido juntos y mantuvieron estrechos lazos hasta la ruptura de la pareja. Palau solicitó que «se declarara su paternidad no matrimonial de los dos hijos biológicos de quien fue su pareja y, al mismo tiempo, que se declarara que su expareja es el padre no matrimonial de los dos hijos biológicos del propio demandante. Subsidiariamente solicitó el establecimiento de un régimen de relaciones de los hijos entre sí y con sus padres respectivos».

Ya en primera instancia, se desestimó la paternidad solicitada, eso sí, se estableció un régimen de relaciones entre los cuatro menores que se habían venido criando juntos. La Audiencia Provincial lo confirmó y ahora ha sido el Tribunal Supremo el que ha vuelto a dar la razón a Miguel Bosé ya que «el ordenamiento español establece para estas situaciones el cauce de la adopción», algo que los padres pudieron hacer pero que ya «es inviable», una vez rota la pareja. El mero vínculo socio afectivo de los menores entre sí y con quien fue la pareja de su respectivo padre no es suficiente para establecer una filiación, establece la sala de lo Civil del Tribunal.

Así, definitivamente, Diego y Tadeo, de 11 años, y residentes en México con Miguel Bosé, e Ivo y Telmo, de 10 años, que viven con Nacho Palau en Valencia, no se consideran hermanos. Sin embargo, la sala recomienda mantener la relación entre los menores tal como se establecía en la sentencia de primera instancia para garantizar «el derecho efectivo de los menores a mantener los vínculos y relacionarse con aquellas personas con las que les une una relación afectiva». Un sistema de visitas que se ha venido manteniendo mientras se dirimía este proceso «sin que conste que se hayan producido incidentes» y al que los niños se han adaptado con naturalidad. Gracias a eso, los menores pasan juntos todas las vacaciones.

Miguel y Nacho se conocieron en una discoteca en Valencia cuando el cantante tenía 37 años y el escultor, 19. Comenzó entonces una más que discreta historia de amor que duró más de 20 años y que terminó en los juzgados en un proceso que ahora acaba de concluir.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios