Borrar
Un investigador de la Policía inspecciona el lugar donde se desplomó el escenario durante un mitin del Movimiento Ciudadano. AFP

La campaña electoral más letal de México

La caída del escenario durante un mitin causa nueve muertos y agrava la tragedia de unos comicios en los que han sido asesinados decenas de candidatos

Jueves, 23 de mayo 2024, 09:38

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Incluso los elementos meteorológicos se ponen en contra de las urnas en México. Mientras los candidatos y las autoridades llevan semanas en pleno esfuerzo para evitar que los próximos comicios se conviertan en unas 'narcoelecciones', un temporal conmocionó la campaña este miércoles tras derribar un escenario del partido opositor Movimiento Ciudadano y causar nueve muertos y 125 heridos. Los mexicanos están llamados a participar el 2 de junio en el mayor proceso electoral de la historia del país con más de 20.000 cargos en juego, desde el Gobierno y el Parlamento federales hasta gobernadores y alcaldes.

El colapso se produjo cuando el candidato principal, Jorge Álvarez Máynez, y Lorenia Canavati, aspirante a alcalde en la ciudad de San Pedro, en el Estado de Nuevo León, se hallaban en la tarima. Sobre las seis de la tarde (medianoche en España), el vendaval arrastró el toldo, una gran patalla de vídeo y las torres de varios metros de altura del escenario, situado en el parque de El Obispo de este municipio próximo a Monterrey. La estructura se hizo pedazos y cayó sobre el público que ocupaba las primeras filas. Incluso sobre los que no habían acudido a ver a los políticos sino a Bronco, el popular grupo de música contratado para cerrar el acto. Máynez y Canavati pudieron salvar la vida al salir corriendo. Entre los nueve fallecidos hay un niño. La mayoría de los heridos se recuperan satisfactoriamente, aunque 28 continúan graves.

«El instinto o la lógica me alertaron de que podía levantarse el escenario. Primero vi que iba a volar la batería del grupo de música. Le avisé a Lorenia Canavati, que pienso que no se había dado cuenta, y entonces corrimos y saltamos del templete. Nos dimos en la cabeza, pero nos salvamos», describió ayer el propio Máynez, que suspendió la campaña. El presidente Andrés Manuel López Obrador y todos los candidatos electorales se solidarizaron con el Movimiento Ciudadano mientras la oficialista Claudia Sheinbaum, del partido Morena y exgobernadora de la Ciudad de México, canceló su mitin en Monterrey.

A juicio de Máynez, se trató de un accidente «atípico» provocado por un súbito temporal que incluso obligo al gobernador de Nuevo León a pedir a los ciudadanos que se quedaran refugiados en sus casas. «De camino al hospital vimos arboles caídos. En un tiempo tan breve como cinco minutos no hay un tormenta así», señaló el líder del Movimiento Ciudadano, quien aseguró que el acto contaba con todos los permisos y que la estructura había sido revisada previamente por Protección Civil. «Estoy triste y consternado».

Un forense examina el cadáver de un candidato asesinado. Reuters

Huir a Estados Unidos

«Todo sucedió tan rápido que fue imposible escapar. De repente, el toldo y los pedazos del escenario se precipitaron sobre la gente», señaló un testigo a los medios locales. Los propios espectadores ayudaron a otras personas a salir de debajo de los escombros. Decenas de ambulancias evacuaron a las víctimas a los hospitales. Paradójicamente, Máynez se vio envuelto el pasado día 5 en un accidente parecido en La Huasteca, también en Nueva León. Una tormenta precipitó al suelo los toldos y estructuras metálicas que sostenían el entarimado durante un encuentro con cientos de simpatizantes, aunque en esa ocasión no se registraron heridos.

3.000 militares

escoltan a 492 candidatos de diferentes siglas en serio riesgo de ser asesinados.

«Es la campaña con más sobresaltos que ha sufrido México», precisaba ayer un votante del Movimiento Ciudadano a las puertas del hospital donde su pareja había sido asistida de contusiones leves, Y no se refería solo a la meteorología. El país entero, junto con los observadores internacionales que siguen el proceso electoral, asisten atónitos a la sucesión de atentados perpetrados por los cárteles desde el arranque de la carrera electoral. Han asesinado a una treintena de candidatos y obligado a dimitir a otros centenares. Sabedores de que ni siquiera este gesto les protege por completo, muchos de los amenazados han huido con sus familias a Estados Unidos para salvar la vida.

La razón de esta inédita violencia en masa radica en la propia envergadura de los comicios. Aparte del Gobierno y el Parlamento federales, se eligen a los principales cargos en treinta Estados y a los alcaldes de 1.900 municipios, entre ellos los mejor situados en las rutas del tráfico de drogas y de personas hacia Estados Unidos, Los cárteles pretenden apropiarse del proceso y celebrar una suerte de 'narcoelecciones'; instalar a familiares, sicarios o políticos en cartera al frente de ayuntamientos y jefaturas de Policía o en altos cargos de los gobiernos estatales. Aparte de los estupefacientes y el tráfico de inmigrantes, las mafías hac hecho de la extorsión a empresas, las subvenciones y los contratos administrativos una abundante fuente de ingresos.

Accidente en Nuevo León

Aparte de los fallecidos, 125 personas resultaron heridas por la estructura derribada por el viento

Doce cárteles operan en el país, según una investigación estadounidense de 2022. A siete de ellos se les considera tradicionales, como Sinaloa, Los Zetas y el clan Beltrán Leyva. Los demás son más recientes, entre ellos Jalisco Nueva Generación o Los caballeros templarios. Entre unos y otros han sembrado las carreteras de Oaxaca, Nuevo León, Baja California, Guajanato, Sonora o Morelos de cadáveres descuartizados; una práctica destinada a amedrentar a los locales, convencerles de a qué candidatos deben votar o forzarles a abandonar las aldeas.

Desde el comienzo de la campaña, 3.000 militares escoltan a 492 candidatos en alto riesgo de ser acribillados. El problema es que 70.000 aspirantes concurren en total en las listas. El Gobierno de Obrador movilizará el día 2 una fuerza extra de 27.000 soldados en los Estados más conflictivos. No obstante, son los municipios el gran campo de batalla. Hay pueblos controlados por los narcos y así quieren que sigan. Deciden quién entra o sale y que empresas trabajan. Las papeletas corren parejas a las balas. El paradigma es Maravatio, en Michoacán, donde tres alcaldables fueron asesinados y otros diez renunciaron de inmediato a sus candidaturas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios